Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Baloncesto | Trofeo Diputación de Zamora

El CB Zamora enamora en su debut

El equipo de Saulo Hernández puso más ganas que el Real Valladolid de LEB Oro y mostró un gran juego pese a contar con una plantilla muy corta

Pablo Marín dejó patente su calidad como base. | | JOSÉ LUIS FERNÁNDEZ

Poco se podía esperar de un trofeo Diputación de Zamora que partía con un enorme desequilibrio entre ambos rivales ya que si el Valladolid llegaba al Angel Nieto con toda su plantilla preparada para una nueva campaña en LEB Oro, el Zamora Enamora, que militará en una división inferior, tenía que arreglarse con un equipo muy corto debido a que todavía no ha completado el capítulo de fichajes, a lo que había que sumar la lesión previa de Morgan Stilma y la que sufrió nada más iniciarse el encuentro el irlandés Jacob Round. Tampoco pudo disponer todavía Saulo Hernández del pívot Ondrej Hustak cuyo fichaje se había anunciado solo 24 horas antes.

Naspler fue uno de los destacados en el equipo zamorano. | | JOSÉ LUIS FERNÁNDEZ Manuel López-Sueiras

Pero el resto de los jugadores disponibles lo dieron todo en el que era el debut en un partido de pretemporada del equipo zamorano. De principio a fin y con un enorme derroche físico que chocó con el teórico poderío en todos los campos que se le presuponía a Valladolid y que no llegó a aparecer en todo el encuentro.

Sulei Traore fue el único center de que dispuso ayer el equipo zamorano. | | JOSÉ LUIS FERNÁNDEZ Manuel López-Sueiras

Comenzó el partido con el Valladolid dominando bajo los tableros, con un Sergio de la Fuente con el que no podía Sulei que tuvo que redoblarse durante todo el partido ya que era el único “center” con que contaba ayer Saulo Hernández. Se complicaban las cosas además por la lesión de tobillo que sufría Jacob Round y que le impidió volver a jugar en todo el partido.

Saulo Hernández probó momentáneamente una defensa en zona que repetiría en otras fases del encuentro, y Kalinicenko comenzó a demostrar que es el mismo del pasado año en el lanzamiento exterior.

El partido estaba bastante equilibrado pero poco a poco el Valladolid consiguió situarse 4-14 en el minuto 8 con dos triples seguidos de Mazaira y Torres. Por su parte, el sueco Persson comenzó a asumir la responsabilidad del ataque zamorano y, bien respaldado por Naspler y Sigismonti, la cosa volvió a equilibrarse al final del primer cuarto con 11-16.

El encuentro se convirtió en un continuo intercambio de triples y el Zamora Enamora conseguía mantenerse muy vivo pese a su inferioridad numérica. Llegaron a situarse los de Saulo Hernández a solo un punto con 17-18 tras una canasta de tres puntos de Sigismonti, un buen jugador que se encuentra a prueba y parece dispuesto a ganarse una ficha. Valladolid seguía apretando y conseguía escaparse a siete puntos, aunque un nuevo triple de Naspler puso el marcador al descanso en 28-32.

Dos minutos estuvo sin moverse el marcador tras la reanudación, pero el minuto 3 fue vertiginoso y sirvió para que el CB Zamora recuperase su buen juego y el acierto desde el perímetro. Persson firmaba con su cuarto triple el empate a 38 y un triple más adicional de Kalinicenko permitió a los zamoranos tomar la delantera. Reaccionaron tímidamente los de Paco García, pero fue Pablo Marín el que volvió a sumar cuatro puntos en una jugada y el Zamora Enamora comenzó a creer que la victoria era posible.

El enorme esfuerzo físico de Sulei bajo los tableros permitió a los locales controlar el rebote defensivo y siguieron profundizando en su brillantez en ataque para cerrar el cuarto con 52-48. En el último cuarto, Valladolid se tiró cuatro minutos sin anotar y ya no pudo evitar que el CB Zamora se escapase a 63-48, una ventaja que supo administrar perfectamente hasta finalizar el encuentro.

Compartir el artículo

stats