Kiosko

La Opinión de Zamora

La temperatura del Lago de Sanabria, 5 grados por encima de lo habitual

La superficie supera los 25 grados en un verano muy caluroso | Expertos advierten de los efectos del cambio climático en el Parque Natural

Bañistas disfrutan del Lago de Sanabria, ayer en las playas de Los Arenales y El Folgoso. | | ARACELI SAAVEDRA

El agua del Lago de Sanabria está más cálida que nunca. Este cuerpo de agua de origen glaciar alcanzó los 25 grados ya el pasado mes de julio, una temperatura cinco grados superior al promedio en estas fechas estivales.

El calentamiento del Lago por encima de lo habitual se viene observando cada verano en los últimos tiempos, pero nunca como en 2022. En los últimos años se alcanzaban máximas de 24 grados en el agua de la superficie, pero a principios de agosto tras seis semanas de verano, nunca en julio como ha sucedido este año, cuando se superó esa temperatura –ya de por si anormalmente alta– en un grado centígrado.

El motivo está muy claro para el responsable del Laboratorio de Limnología del Parque Natural del Lago de Sanabria, José Carlos Vega Ureta: el cambio climático.

El calentamiento del Lago no es un fenómeno puntual de este año, los datos recabados las últimas cinco décadas dejan claro que la temperatura media anual del agua se viene incrementando de forma sostenida. La media de los últimos 20 años es 2,8 grados superior a la que se registraba a finales del siglo XX. “Cada vez hace menos frío en invierno, y más calor en verano, además el verano se adelanta y se atrasa el otoño”, detalla el limnólogo.

La temperatura del Lago de Sanabria, cinco grados por encima de lo habitual

El verano de 2022 es el más caliente que se ha conocido en Sanabria, y eso se nota en el agua. Las olas de calor se han ido encadenando, las mínimas muchos días no han bajado de los 15 grados, cuando lo habitual en Galende en julio y agosto es que sean de unos 8 grados.

Menos agua en el Lago

Aparte de más caliente, el Lago de Sanabria está más bajo de lo habitual. Las precipitaciones han sido muy escasas en este año hidrológico y se está comenzando a notar en los ríos sanabreses. El nivel del Lago no iba a escapar de este fenómeno.

La temperatura del Lago de Sanabria, cinco grados por encima de lo habitual

No obstante, Vega Ureta señala que esto también depende en gran parte de los movimientos que lleva a cabo Endesa en las presas del sistema del Tera, que normalmente almacenan agua en invierno y la sueltan durante el verano. Si no, la cota probablemente estaría aún más baja de lo que está. En el hipotético caso de que esta descendiera 50 centímetros más, el Lago quedaría sin salida, aislado del resto del Tera.

“La escasez de precipitaciones también es consecuencia del cambio climático”, afirma el limnólogo del Parque Natural. Aunque siempre ha habido años de sequía, y este lo es, cada década es más seca que la anterior en Sanabria. La media anual de precipitaciones del último medio siglo supera los 1.450 litros de agua al año. Sin embargo, si solo se toman los últimos 20 años esa media anual de precipitaciones no llega a los 1.200 litros al año, un 20% inferior.

“Cada vez hay más fuentes que se secan en verano y antes no lo hacían, las nieves permanecían en la sierra desde noviembre hasta mayo hace no tantos años, pero cada año nieva menos y cuando lo hace apenas cuaja. Muchas fuentes que no se secaban nunca ahora se secan todos los veranos. Es evidente para cualquiera que conozca la zona”, asevera el experto.

Además, José Carlos Vega Ureta afirma con rotundidad que “todas las evidencias apuntan a que este cambio climático ha sido provocado por la humanidad. En cien años hemos liberado a la atmósfera un CO2 que llevaba millones de años secuestrado en el suelo”.

Compartir el artículo

stats