El PSOE y Unidas Podemos han rechazado en el pleno del Congreso de los Diputados la proposición de ley presentada por el PP que se ha debatido este martes en el hemiciclo y que aspira a devolver al lobo ibérico a su estatus de especie cinegética para las poblaciones al norte del Duero.

La Proposición de Ley, defendida por los populares en la cámara baja -apoyada por Vox, el partido Foro Asturias y el Partido Regionalista de Cantabria- busca modificar la inclusión del lobo ibérico en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre) y, así, posibilitar de nuevo su caza.

En su intervención en el debate, la diputada popular Milagros Marcos ha aludido a los conflictos que se dan entre estos cánidos y los ganaderos "que lloran por impotencia cada día", ha asegurado, y ha llamado a proteger al lobo, pero "sin perjudicar al mundo rural".

Abatir lobos, así como su captura para la venta, está prohibido en todo el territorio estatal desde que en septiembre de 2021 la protección a esta especie se extendiera a las poblaciones al norte del Duero tras incluir oficialmente al lobo ibérico en el Lespre, decisión que la Proposición de Ley del PP pretende revertir.

Convivencia

"¿Quiénes necesitan protección: el lobo o los vecinos de los pueblos?, ha planteado Marcos, quien ha exigido "mecanismos de control firmes que permitan la convivencia entre el lobo y la ganadería".

Para esta parlamentaria, las indemnizaciones que se ofrecen a las explotaciones ganaderas que han sufrido ataques por parte de lobos "no van a resolver" estas pérdidas de ganado, algo que ha respaldado, desde el Grupo Mixto, el diputado de Foro Asturias Isidro Manuel Martínez, quien ha criticado los esfuerzos de protección del lobo tachándolos de "ecologismo urbanita subvencionado".

Por parte de Vox, Ángel López ha llamado a los miembros del Gobierno central "ecologetas de salón" y ha recalcado que "quienes están de verdad en peligro de extinción son los hombres y mujeres del mundo rural".

Engaño

El diputado de Unidas Podemos Juantxo López de Uralde ha calificado la proposición de ley del PP de "engañosa", pues, mientras que en el título "habla de la conservación de lobos en España", en realidad "va en contra; lo único relevante que plantea es eliminar su protección".

López de Uralde ha afeado que el PP señale al lobo como fuente de conflictos para la ganadería extensiva, mientras ignora o elude los "verdaderos problemas" que amenazan esta actividad y el mundo rural en general: las macrogranjas, el cambio climático y las "prácticas desleales en la cadena alimentaria".

El diputado ha recordado que las decisiones de ampliar el grado de protección del lobo en España vienen motivadas por recomendaciones de las autoridades comunitarias, que en diversas misivas e informes han resaltado la necesidad de aumentar esfuerzos de conservación dado el "estancamiento" de la especie.

Por su parte, el socialista Omar Anguita también ha aseverado que "solo hay dos censos" de las poblaciones de lobo en este país, uno de 1987 y otro de 2014, y ambos revelan que "estamos por debajo de las 300 manadas", con lo que ha desmentido que el lobo se esté expandiendo.

Tanto desde su partido como desde Unidas Podemos han subrayado los beneficios ecosistémicos del lobo ibérico, favoreciendo la salud de los animales y de la ganadera y aportando asimismo "beneficios económicos" a través, por ejemplo, del "turismo lobero", ha alegado López de Uralde, mientras que Anguita ha sentenciado que "no es posible una ganadería extensiva y sostenible sin un entorno que lo sea".