07 de abril de 2019
07.04.2019
La Opinión de Zamora
Aliste | El mundo rural se moviliza por una calidad de vida digna

Los alistanos reivindican una sanidad digna con 16 médicos para la comarca

700 personas resisten bajo el frío y la lluvia en la manifestación que recorrió las calles de Alcañices para exigir que se dote a la zona del personal sanitario que le corresponde

06.04.2019 | 21:03

"Necesitamos con urgencia que en nuestra Zona Básica de Salud de Aliste se cubran las plazas que faltan para llegar a tener una plantilla estable de 12 médicos de equipo y 4 médicos de área con su correspondiente personal de enfermería" que puedan garantizar, las 24 horas del día y los 365 días del año, la prestación sanitaria en los 62 pueblos de la Raya de España y Portugal, pertenecientes a 13 municipios e integrados en 12 partidos médicos. Esta fue la principal y unánime reivindicación de los alistanos y las alistanas que ayer se dieron cita en la manifestación "Aliste Resiste" que recorrió las calles de Alcañices bajo el lema "Aliste se muere: por una Sanidad Rural, pública y digna de calidad" pardejar claro que "hemos venido hasta aquí no para manifestar lo que queremos, sino para reclamar lo que necesitamos".

El intempestivo día de agua y frío no consiguió frenar a los hombres y mujeres de todos los pueblos alistanos que acudieron a participar en el acto organizado por el Movimiento en Defensa de las Sanidad Pública de Aliste.

Tomás Castaño Fernández, nacido en Santa Ana en 1926, con la sabiduría y serenidad que dan los 93 años vividos, sentenciaba: "Obras son amores y no buenas razones. Eso dice la sabiduría popular, nuestra sabiduría y esto es lo que reivindicamos en esta mañana desde estas tierras de Aliste: razones que se conviertan en obras".

Miriam Blanco Moral, de Matellanes, nacida en 1996, justificó lo pedido "porque las razones nos las ofrecen tanto la Constitución Española en su artículo 43 al reconocer no sólo el derecho a la protección de la salud sino el deber de los poderes públicos de organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios, como nuestro propio Estatuto de Autonomía en cuyo artículo 13 afirma que los poderes públicos de nuestra comunidad se comprometen a velar para que ese derecho sea efectivo".

El abuelo "Tomasín" insistía: "Sin embargo, más allá de las razones, tenemos la razón. La razón que nos da nuestra dignidad como personas que quieren vivir en sus pueblos sin la sensación de no estar siendo olvidados por aquellos que tienen el deber de asegurarnos una vida digna. Tenemos las razones y la razón, ahora falta que se dos aporten las obras que hagan creíbles y reales estas razones". La palabra alistana pedía a viva voz "unas obras que vayan más allá de bellos discursos y fotos en las redes sociales. Unas obras que sepan que la sanidad no puede entrar bajo el prisma de los criterios de rentabilidad económica, porque la salud, nuestra salud, no se vende. Cuando un sistema sanitario se organiza en función de la rentabilidad económica y marginando la rentabilidad social siempre acaba dejando en la cuneta de la historia a las mismas: a las más débiles y a las más debilitadas".

Así se cree y así se manifestaba que "necesitamos una correcta organización de dicha plantilla para que los profesionales que nos atienden dispongan de unas condiciones laborales adecuadas, con las cargas de trabajo correctas y respetando sus tiempos de descanso. La dignidad laboral del personal sanitario influye directamente en la dignidad de la atención sanitaria" para insistir en que "necesitamos, en definitiva, un sistema sanitario público digno para el medio rural".

Finalmente se expresó: "No pedimos sólo por nuestros pueblos, por el pueblo de cada uno de los que estamos aquí. Pedimos que ningún pueblo se vea excluido porque por muy bellos paisajes que tengamos nadie va a querer vivir en el mundo rural sin lo más básico, que es la atención sanitaria, no lo tiene asegurado: obras son amores y no buenas razones".

A la protesta asistieron políticos de distintos partidos, entre ellos los candidatos socialistas a las Cortes Regionales Ana Sánchez, José Ignacio Martín Benito e Inmaculada Roja, que al acabar la manifestación enviaron un comunicado de apoyo a esta movilización ciudadana "que ha dado una lección de dignidad a un PP que lleva 30 años traicionándolos", apostillaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags