Infraestructuras municipales

Benavente: El albergue, la Madera, y el CTLB verán mejoradas sus redes de abastecimiento

La Diputación destina 146.000 euros a un paquete de actuaciones de mallado, ajustes de presión, y de cambio de tuberías de fibrocemento

Conexión de la carretera de San Cristóbal con el Benavente II, una de las zonas de actuación.

Conexión de la carretera de San Cristóbal con el Benavente II, una de las zonas de actuación. / J. A. G.

El albergue de peregrinos, la plaza de la Madera, y el entronque de la carretera de San Cristóbal con el CTLB, verán mejoradas sus redes de abastecimiento a través de un parque de actuaciones valorado en algo más de 146.000 euros para mejorar la presión del suministro, dotar a la red de mallado y sustituir tuberías de fibrocemento por otras de pvc. Los trabajos proyectados tendrán una duración de tres meses.

En el caso del albergue de peregrinos, la actuación prevista afecta a parte de la Cuesta del Río y de la carretera de la Estación. El proyecto prevé mallar la red como parte de la solución para que llegue agua clorada a las instalaciones del albergue.

Según la memoria, el albergue no recibe agua de buena calidad ya que se encuentra al final de la red debido a la existencia de una válvula que se ha de mantener cerrada para no mezclar dos zonas con diferentes presiones: una se abastece de depósito de La Coruña y la otra del depósito enterrado de La Mota.

Solución

La actuación prevista tiene un coste de 30.348 euros. La solución arbitrada conectará entre sí las dos redes en el cruce de la Cuesta del Río con la carretera de la estación a través de dos "Tes" y dos válvulas de seccionamiento.

Para estabilizar las presiones en las dos redes se añadirá una válvula reguladora y un By-pass para las labores de limpieza y mantenimiento. El conjunto se alojará una gran arqueta. De esta manera la red quedaría mallada eliminando los puntos en los que el agua queda retenida y mejorará su calidad.

Averías

Las averías que ha padecido la plaza de la Madera se solucionaron provisionalmente a principios de año provisional instalando una tubería de 32 milímetros por el interior del tubo de fibrocemento existente. "De esta manera se pudo dar agua a los negocios de hostelería existentes en la zona, pero el tramo inicial continúa siendo de fibrocemento, lo que no evitará que se produzcan más averías", explica el proyecto.

Se trata de un final de red, "lo que supone una acumulación de sedimentos en la red y una mala distribución en la concentración de cloro y en caso de avería los cortes de agua pueden afectar a numerosos vecinos".

La solución que se ejecutará, valorada en algo menos de 30.000 euros, consiste en la sustitución de la red de fibrocemento de 100 milímetros manteniendo sus 70 metros de trazado, por una nueva tubería de polietileno con un diámetro de 75 milímetros.

Se renovarán las acometidas y bocas de riego. y se prolongará la nueva red hasta unirse con la nueva tubería de polietileno a la altura de la calle Rúa. En el punto de unión se instalará una nueva válvula de seccionamiento.

Menos sobrepresión

El Benavente II, el polígono del CTLB, se abastece únicamente a través de la avenida Federico Silva. Con esta actuación se pretende que el abastecimiento tenga dos puntos diferentes y que las presiones se ajusten a las necesidades reales, evitando sobrepresiones para reducir el número de averías.

En la actualidad, desde el depósito de La Coruña parte una tubería de PVC con un diámetro de 400 milímetros. A la altura de la calle San Cristóbal parte una derivación, pero debido a la diferencia de presiones la válvula que conecta las dos tuberías ha de estar cerrada. Algo más de 41.000 euros permitirán colocar una válvula reguladora y mantenedora de presión y By-pass para las labores de limpieza y mantenimiento. Ambas irán en una arqueta de 8 metros cuadrados. El polígono recibirá agua por dos puntos distintos "con presiones ajustadas y menos averías".