Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Macovall: "Emprendimiento de la Mujer Rural"

Ser mujer y emprendedora, un reto esencial para la vida de los pueblos en la Zamora rural

El Grupo de Acción Local Macovall presenta diecisiete negocios promovidos por féminas, que cuentan con su servicio de asesoramiento

Jornada informativa sobre el programa celebrada en Macovall. / E. P.

¿Cómo sería la vida de los pueblos si desaparecieran todas las tiendas, bares, empresas y servicios gestionados, impulsados o trabajados por mujeres? Este planteamiento es el que se hace el Grupo de Acción Local de Benavente y Los Valles, Macovall, para poner en valor el “grandísimo potencial” que son las empresarias de los pueblos de esta comarca, en el norte de Zamora, para sus pueblos.

Marta, Isabel, María, Inés, Olga, Nuria, Carmen, María Teresa... son los nombres de algunas de las mujeres que han dado un paso al frente y han asentado sus negocios en el mundo rural. Son ellas un ejemplo a seguir para todas las mujeres y en especial, para aquellas que tienen en mente una idea emprendedora y la quieren hacer realidad. Y es que el medio rural no solo vive de la agricultura sino que en él convive una diversificación de actividades que ofrecen nuevas oportunidades a las mujeres que ya no solo desempeñan un rol complementario al de los hombres, sino que han tomado las riendas y desempeñan ahora papeles principales.

Macovall desarrolla en la comarca benaventana el programa “Emprendimiento de la Mujer Rural”, un iniciativa de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural que consiste en acciones de orientación laboral, apoyo a la mujer emprendedora y a proyectos ya implantados por mujeres con el objetivo de visibilizar, empoderar y promover la formación y el emprendimiento; tratando de consolidar el empleo en el medio rural de la mujer.

Todas las mujeres que viven en el territorio de influencia del GAL Macovall 2000 (que incluye todos los municipios menores de 10.000 habitantes de la comarca de Benavente y Los Valles) se pueden beneficiar de las acciones de orientación y apoyo hasta el mes de septiembre de 2023. Usuarias de este servicio de asesoramiento son diecisiete mujeres que han apostado por desarrollar en el ámbito rural su proyecto.

“Al conocerlas es evidente que todas ellas tienen en común ser mujeres, pero comparten mucho más. Algo que, sin ser tan perceptible, supone la esencia que las aglutina como colectivo y la argamasa que las une al territorio y las identifica y reconoce como personas esenciales: la valentía, el esfuerzo, la ilusión y una decidida apuesta por asentar sus negocios en nuestro medio rural”, explica Macovall.

Isabel Ruiz en Micereces de Tera.

Una de estas usuarias es María Isabel Ruiz Mateo, que regenta un comercio al por mayor de frutas y hortalizas, en Micereces de Tera. En el año 2016 Isabel crea en este pueblo de la vega del Tera la empresa La Huerta del Tera, S.L. que tiene como finalidad el comercio al por mayor de pimientos y tomates de los Valles de Benavente. La empresa cuenta con un grupo de veinte hortelanos de la comarca dedicados a producir con los máximos estándares de calidad. Gracias a sus años de experiencia y las continuas jornadas de formación han conseguido reunir un equipo de trabajo excepcional.

Su interés no es otro que ofrecer productos de la máxima calidad y con la más alta seguridad alimentaria. Ha conseguido ya que sus productos tengan la certificación Global GAP.

También en Micereces fructifican otros negocios como el de María Furones Furones que tiene un bar en esta localidad. María regenta desde comienzos del año 2020 , en plena pandemia, La Salita de Mice. Este negocio es algo más que un estupendo lugar en Micereces donde tomar algunos de los mejores cócteles de la zona o comer algo especial, es también un lugar de encuentro y actividades lúdicas dirigidas tanto para niños como a adultos. María es la encargada de dinamizar esas actividades y ha logrado convertir al bar en el principal foco de ocio y socialización del pueblo.

Negocios de estética, supermercados, empresas familiares consolidadas, farmacias .... son otros ejemplos de negocios que dan vida a los pueblos y también empleo. Las mujeres son quienes están al frente de ellos. Es el caso de Olga Alonso Pozuelo, de la quesería artesana El Zamorral de Santa Cristina de la Polvorosa. La familia Toro Rodríguez se dedica a la crianza selecta de las ovejas, comenzando por la selección de pastos naturales, para el alimento del ganado, del cual se obtienen excelentes corderos y leche con grandes cualidades nutritivas, que es la base para la elaboración del queso zamorano.

Olga, de la empresa quesera El Zamorral de Santa Cristina.

Para continuar este trabajo, Olga creó en 2009 su propia fábrica artesana de queso El Zamorral, donde producen queso semi-curado, curado, queso viejo, queso fresco y más productos (crema, cuajada, yogures,… ) todos ellos procedentes de las ovejas que crían y que han obtenido a lo largo de estos años numerosos premios y galardones por su calidad. “Gracias al trabajo de Olga se ha logrado poner en valor una parte de la producción lechera familiar y ayudar a la permanencia de sus hijos en el pueblo”, explica Macovall. Esta empresa familiar está inscrita en el Registro de Artesanos Alimentarios y cuenta con la distinción de la Marca de Tierra de Sabor.

También en Santa Cristina está otra emprendedora que ha recibido asesoramiento de este programa desarrollado por Macovall. Es Sandra Fernández Rodríguez quien abrió su negocio de peluquería en 2017 en su pueblo, y desde entonces presta sus servicios de estética y peluquería a clientes de todas las edades del municipio y de pueblos cercanos. Destaca un trato cercano y una gran amabilidad en el servicio, que acompaña con unos precios muy competitivos.

En Manganeses de la Polvorosa y tras varios años de experiencia como asalariada en empresas de peluquería en Benavente, Marta Isabel Blanco Gil decidió regresar a su pueblo en el año 2020 para abrir su negocio de peluquería unisex Marta Blanco. Su objetivo principal era mejorar en la conciliación de su vida familiar y, al tiempo, prestar en su localidad un servicio de calidad y cercanía a sus vecinos.

Inés Huerga Mañanes es otra mujer emprendedora en el medio rural. Ella desde octubre de 2008 trabaja en su centro de estética en San Cristóbal de Entreviñas, desarrollando todo tipo de tratamientos de belleza, faciales, de depilación, de maquillaje, manicura y pedicura. Dando un servicio cercano y de calidad.

De más reciente creación es el pequeño negocio emprendido por Nuria Pérez Mateos en abril de este año Calzadilla de Tera. Lo hizo ante la perspectiva del cierre del único comercio que quedaba en el pueblo. Decidió apostar por abrir un supermercado moderno y que pudiera cubrir las necesidades de los habitantes y visitantes de la localidad, al tiempo que la permitieran vivir y trabajar en su pueblo y conciliar su vida laboral y familiar. En su establecimiento pueden adquirirse todos los productos necesarios para el día a día a precios económicos sin tener que realizar traslados fuera del pueblo. Hace también entregas domiciliarios a los vecinos.

En Castrogonzalo también está la empresa familiar Frutas Mareli CB, dirigida por María Teresa Pérez que desde 2016 desarrolla su actividad dentro del sector frutícola, dedicándose a la producción de manzanas de alta calidad procedentes del Valle de Vidriales. La empresa ha crecido y progresa combinando innovación, tradición, experiencia, auto exigencia y una atención personalizada, con el único objetivo de satisfacer a cada uno de sus clientes. Las principales características que definen a la empresa son su constante innovación varietal, los productos de calidad y la tecnología de última generación aplicada en una producción propia.

Carmen González García comenzó su actividad en 2014 y desde su establecimiento farmacéutico ubicado en Burganes de Valverde y con otros dos botiquines emplazados en pueblos cercanos da servicio a más de 700 personas. Carmen procura proporcionar un servicio sanitario de cercanía basado en la empatía y la seguridad que permite, gracias a la confianza con los pacientes, aumentar su calidad de vida tanto a nivel sanitario como social y prestar un servicio que favorece la permanencia de las personas en el municipio.

Ana Belén Posada Domínguez también ha apostado por el mundo rural y en 2019 se hizo cargo del bar El Cruce, en Quiruelas de Vidriales. Fue en el momento en que cesó la actividad del anterior responsable para el cual había trabajado ocho años. Desde entonces acompaña a los vecinos del pueblo dando un servicio de hostelería que favorece la socialización de los mismo al tiempo que oferta pinchos y raciones.

Otro negocio regentado por una mujer es el servicio de comida a domicilio que desde el año 2012 ofrece Arancha Huerga Saludes en San Cristóbal de Entreviñas. Es un servicio vinculado al bar restaurante Santa Marina, un negocio familiar hostelero que lleva más de 30 años en funcionamiento en el polígono de San Cristóbal. El servicio que desarrolla Arancha está orientado a personas mayores de los pueblos cercanos que permite que sus clientes tengan una alimentación adecuada a través de dietas especializadas y personalizadas.

Mª Pilar Acedo Carracedo forma parte de la industria cárnica familiar Embutidos y Jamones Lema SL, dedicada a la elaboración de embutidos y curación de jamones desde hace más de dos décadas en Santibáñez de Vidriales, transformando la materia prima procedente del cerdo blanco, para elaborar embutidos y jamón curado. Desde el año 2003, esta industria está incluida en la Asociación para la Promoción del Chorizo Zamorano. Desde mediados de 2010 están autorizados como Artesanos Alimentarios de Castilla y León y sus productos están amparados bajo la Marca Tierra de Sabor.

En Santibáñez otra mujer emprendedora es Clotilde Seijas Martínez quien regenta el comercio minorista La Tienda, desde hace más de 20 años. En este negocio se puede encontrar una gran variedad de artículos imprescindibles en el día a día a un precio competitivo y cuenta con la amabilidad, simpatía y buenos consejos de su dueña como uno de los principales factores de su éxito.

También en Santibáñez de Vidriales Inés Ferreras Lorenzo comenzó hace ya años junto con Ana una actividad de estanco que complementa con variedad de artículos como prensa, libros, vinos, regalos, etc… Este negocio da un servicio fundamental a la población y visitantes.

Otra mujer emprendedora es Silvia María González Osorio que comenzó su actividad en 2019 en la farmacia de San Pedro de Ceque, al coger el traspaso de la anterior propietaria. Su establecimiento farmacéutico da servicio a cerca de 500 vecinos a quienes ofrece un servicio de cercanía que permite, aumentar su calidad de vida tanto a nivel sanitario como social. Sobresaliendo la empatía y capacidad de solucionar problemas comunes del ámbito socio sanitario.

En este pueblo otro ejemplo de negocio emprendido por una mujer es la pescadería ambulante de Yolanda Lorenzo Ramos. Desde 2015 Yolanda recorre los pueblos de la Carballeda, los Valles de Benavente y Sanabria vendiendo pescados y mariscos de manera ambulante. Pescados y mariscos La Bahía distribuye un producto fresco y de gran calidad obtenido directamente de la lonja de La Coruña. Presta el servicio de martes a sábado acercando hasta la misma puerta de sus clientes: bonito, salmón, congrio, trucha, langostinos, sepia, gambas y otros muchos pescados y mariscos. Favorece así el asentamiento de población en los pueblos.

En Camarzana de Tera otra mujer, Rosa Mª Martín Vega, es la directora del centro MV Geriatría. Rosa regresó a su pueblo para ofrecer un servicio de residencia cálido y acogedor. Un lugar único con enorme calidad y confort, con una carta de servicios orientada tanto a conseguir una estancia agradable a los mayores válidos, como a intentar conseguir un mejor y más llevadero día a día de aquellos mayores dependientes.

Es reseñable que cuenta con el primer edificio de atención a personas mayores certificado Passivhaus, se trata de una construcción con un consumo energético muy bajo y que ofrece durante todo el año una temperatura ambiente confortable sin la aplicación de la calefacción convencional.

Macovall anima a participar

La presidenta de Macovall, Atilana Martínez, en la sede del GAL. / E. P.

La presidenta de Macovall, Atilana Martínez Mayado, anima a todas las mujeres de la comarca de Benavente y Los Valles a hacer uso de este servicio ofrecido de manera gratuita por el Grupo de Acción Local y financiado por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León.

“Cualquier mujer que viva o busque trabajo, y que quiera mejorar o comenzar su proyecto empresarial en alguno de los municipios de la comarca de los Valles de Benavente, desde el Grupo de Acción Local Macovall 2000 queremos ayudarte, poniendo en valor y visibilizando el trabajo de las mujeres rurales, demostrando que es posible emprender y trabajar en nuestros pueblos”, explica la presidenta de Macovall. Las personas que estén interesadas en este programa de emprendimiento pueden tener más información en el 622 67 22 80 o en mujer-rural@macovall.net

Compartir el artículo

stats