Fútbol | Tercera División Grupo VIII

Los goles maquillan el partido

El Zamora C. F. firma un empate ante el Cristo Atlético en un encuentro en el que se notó la falta de tensión de los rojiblancos

10.05.2016 | 00:43
Los goles maquillan el partido
Los goles maquillan el partido

Sin nada en juego, el Zamora C. F. rubricó ayer un nuevo empate, en esta ocasión ante el Cristo Atlético, en un encuentro que maquillaron los cuatro goles de la primera mitad, aunque en la segunda y a pesar de los cambios el espectáculo fue muy poco atractivo para el público. Era la despedida del Ruta en Liga regular, antes de que llegue el momento más esperado del curso, el play-off, y como se esperaba Balta introdujo cambios, alguno de los cuáles previsibles, como fue el debut de Cifuentes que volvió a defender la camiseta rojiblanca ante su afición trece años después, mientras que Miguel volvió a salir de inicio bajo los palos, y en el banquillo, por primera vez en todo el año, esperó su momento Rubén Moreno, al que el entrenador también quiso dosificar. Enfrente el Cristo Atlético sí tenía mucho en juego y es que llegaba al campo del campeón con el objetivo de dar la sorpresa y dar un paso definitivo hacia la permanencia.

El partido, exento de tensión por parte de los locales, tuvo un inicio previsible, con unos rojiblancos que trataban de mantener la posesión frente a un rival que lo intentaba sin éxito y es que lo más destacado en los primeros compases fue un disparo desviado de Aitor que no inquietó ni a defensa ni a portero, aunque la realidad es que el choque se iba a animar con el paso de los minutos y los goles no iban a faltar en la primera parte.

Los de Balta peloteaban sin demasiado peligro hasta que al cuarto de hora Nata supo aprovechar a la perfección la falta de entendimiento entre el portero y la defensa para adelantar al Zamora C. F.

Viendo sus necesidades los palentinos trataron de dar un paso al frente y Camilo tuvo una buena oportunidad pero su remate no fue certero y acabó en las manos de Miguel, pero minutos después quien no falló fue Viti que aprovechó una pérdida de balón en el centro del campo para, con un gran disparo desde fuera del área, poner las tablas. Estaba claro que los zamoranos jugaban con una marcha menos que su rival y de esto trataban de sacar petróleo los del Cristo Atlético aunque lo cierto es que los de Balta tampoco parecían muy dispuestos a dejar escapar algunas de sus opciones. Una de ellas llegó a la media hora de encuentro en una falta lateral que botó Edu Ruiz y el defensa envió al fondo de la red para volver a poner a los capitalinos por delante, y poco después fue Huertas quien pudo poner el tercero pero Marcel apareció a tiempo para salvar a los suyos. El encuentro se iba animando con el paso de los minutos y a este festival de goles se quiso unir Javi Bueno que, con un tiro cruzado, volvió a equilibrar el marcador. El partido estaba en un momento loco y Miguel salvó a los suyos en una gran acción de Camilo. Las llegadas se intercambiaban en ambas áreas ante la desesperación de ambos técnicos y la guinda a una primera parte que fue de menos a más la pudo poner Edu Ruiz con un intento de volea que despejó el meta.

El segundo acto se inició bajo el mismo guion, con un Zamora C. F. que pretendía templar el duelo y un Cristo Atlético que esperaba buenos contragolpes como el que rubricó Javi Bueno aunque su disparo se fue por línea de fondo. Fue lo más destacado de una reanudación en la que la intensidad se rebajó y los rojiblancos aparecían con destellos de calidad, aunque de forma bastante irregular. Los veinte primeros minutos pasaron sin que se viera prácticamente nada sobre el césped a pesar que durante varios minutos los de Balta tuvieron arrinconados a los palentinos pero sin disparos entre los tres palos. Viendo que el encuentro caía en un tedio casi irremediable (que en la primera mitad salvaron los goles), Balta realizó los tres cambios de golpe y Cifuentes, Peli y Nata abandonaron el campo para dar entrada a Coque, Moreira y Rubén Moreno, mientras que en las filas visitantes también empezaron a mover el banquillo, y aunque un empate no se antojaba del todo malo, Javi Bueno tuvo la victoria en un disparo a bocajarro que se fue alto. Al final, fue el Zamora C. F. el que estuvo más cerca de los tres puntos pero el portero del Cristo se puso el disfraz de héroe para salvar el punto en una gran ocasión de Moreno, mientras que el zamorano (y ayer visitante) Jarabo entró a falta de medio minuto aunque apenas le dio tiempo a participar.

Al Zamora C. F. le queda todavía un trámite antes del momento clave, y es que el equipo visitará el próximo domingo a las 18:00 horas a La Bañeza y continuarán las rotaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine