Zamoreando

Mihura

El respeto que unos les falta a otros les sobra, como a los legionarios

15.10.2016 | 00:25
Mihura

Ya sé por qué Manuela Carmena, eximia alcaldesa de Madrid, se ausentó de España el Día de nuestra Fiesta Nacional, celebrando La Hispanidad por cualquier rito indígena al uso, en Colombia. No podía soportar que, después de muerto, como Mío Cid Campeador, José Millán-Astray le ganara la partida en la ciudad que ahora le disputa Antonio Miguel Carmona. Ahora. Y es que, como cada año, entre las Fuerzas Armadas españolas que desfilaron por el centro de la capital, destacaban por su bizarría los 200 legionarios del Tercio Alejandro Farnesio que desfilaba bajo la X bandera Millán Astray. ¿No te quieres cargar la calle del ilustre fundador de la Legión?, ¡pues toma a unos cuantos de sus "hijos" hollando las principales arterias de Madrid!

Fueron muchos los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas que aguantaron estoicamente bajo la pertinaz lluvia que charoleó el suelo madrileño. Nada ni nadie les hizo perder la hidalguía, la marcialidad, la gallardía y la apostura que, en vivo y en directo, unos siguieron desde las inmediaciones de los paseos del Prado y Recoletos y otros desde la comodidad del hogar a través de la retransmisión de TVE. A fuer de ser sincera debo decir que la aparición de la Legión Española despierta el fervor de los ciudadanos que, obviamente se sienten españoles, a según quienes les trae al pairo la Legión, el resto de Fuerzas Armadas, España, su bandera e incluso el resto de españoles por mucho que nos llamen y consideren "patria".

El momento más esperado es, sin duda, la marcha de la cabra de la Legión. Este año Mihura se ha llevado el aplauso generalizado de los asistentes. Con ese nombre se conoce al sustituto de Pepe, el anterior astado, muerto el pasado 8 de octubre. Mihura lo bordó, como si lo hubiera hecho toda la vida. El carnero que este año acompañaba a la Legión no podría tener nombre más acertado. ¡Como que imponía! Estoy viendo el vídeo mientras esto escribo y me maravillo. Y a los que no les guste, pues, nada, que se ceben y lo hagan en mi persona. Estoy curada de espantos a estas alturas de mi vida.

Lo cierto es que la calle de Madrid dedicada al fundador de la Legión, al parecer, tiene los días contados tras la decisión del Ayuntamiento de Carmena, conocido también como la Casa Consistorial del "guirigay". Pero antes, sumando una nueva victoria a su brillante hoja de servicios, la bandera de Millán Astray se ha paseado en loor de multitudes en un día tan significativo como el 12 de octubre. Y además, hizo su presentación oficial en sociedad, Miura -unos lo escriben con "h" y otros sin ella- arrancando lo que ni Manuela Carmena ni los suyos son capaces de concitar en torno a ellos, el calor de los más rendidos aplausos de patriotas que no solo entienden como patria a la bandera de España, a sus Fuerzas Armadas y a la propia España, también a los ciudadanos que son los que en verdad hacen patria, que son los que en verdad, sin que nadie venga a recordárselo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine