SOS: dos libros con llamadas sin respuesta

El desarrollo de la provincia de Zamora y el idioma español en Cataluña piden ayuda

06.09.2016 | 23:39
SOS: dos libros con llamadas sin respuesta

Dos libros con el título "SOS" han aparecido en el panorama de las publicaciones referentes a la realidad socioeconómica española. Cuarenta años han transcurrido desde que se editó el "SOS" de Zamora, redactado por el que escribe estas líneas, si bien el título fue idea de A. Redoli. En el año actual, 2016, se ha publicado el "¡SOS! Secuestrados por el Nacionalismo", cuya autora es la profesora Dolores Agenjo, que fue la única directora de colegio que no entregó las llaves de las escuelas que dirigía para impedir que se votara en el referéndum ilegal convocado en el año 2014 en Cataluña. Este libro es un grito de ayuda para una gran mayoría de catalanes que quieren recuperar la libertad de expresión. La autora nos cuenta el abandono en el que viven los catalanes que quieren ser españoles. Lo recomiendo a todos aquellos que se sienten españoles y sufren con todo lo que está sucediendo en esta parte de España.

El libro "SOS de la provincia de Zamora", pretendió hace 40 años ser una aportación razonada y viable a las inquietudes del desarrollo económico de la provincia. Con este libro se buscaba la aplicación de un programa de inversiones, sin concesión alguna a la fantasía, basadas en las posibilidades y potencialidades con que contábamos. El estudio quería ser un auténtico grito de angustia que promoviera de una manera efectista reflejar lo que la provincia es y lo que podía llegar a ser en un plazo no muy largo. Zamora, por sí sola no podía afrontar esta ingente tarea que tenía y tiene, por desgracia, por lo que forzosamente han de ser los poderes públicos los que acometan este plan de transformación de la provincia. Pero la realidad, tenemos que ser sinceros, es otra cosa. Se han logrado inversiones fuertes en carreteras, autovías, ferrocarriles y en algún otro sector económico, pero poco se ha hecho para sujetar a la población en las zonas rurales en estos 40 años. Poco se ha realizado en la transformación de secano a regadío en grandes áreas. ¿Qué ha sido de aquel plan de regadíos de tierra de campos? Un sueño de verano (como fueron lo fueron otros proyectos). Hay que intentar fijar a la población en las zonas rurales: regadíos, industrialización, subvenciones etc.

Por lo tanto ya tenemos un primer "SOS" sin respuestas positivas. Zamora se despuebla. Ahora no tanto por la emigración, sino más bien por el envejecimiento de nuestra pirámide demográfica, actualmente desequilibrada.

En cuanto al segundo "SOS", cuya pretensión es que desaparezca el español en Cataluña, creo y espero que lo tengan muy difícil, pues no podrán con los más de 500 millones de personas que hablan español, y les resultará casi imposible a pesar de todas las barbaridades que se están cometiendo en este sentido y que nos narra Dolores Agenjo.

En Cataluña se sigue inculcando por los poderes públicos lo de "España nos roba" y no piensan en los millones de españoles emigrados que tanto trabajan por el enriquecimiento y progreso de Cataluña y también por el fuerte proteccionismo que ha tenido su industria. En 1983 se aprobó en el Parlamento catalán, la ley de normalización lingüística que consagra la preeminencia del idioma catalán y la marginación del español.

Sigue habiendo represalias por no hablar catalán. Aislamiento y descalificación social, de todos aquellos que se permiten poner en tela de juicio que el catalán haya de ser la única lengua vehicular de la enseñanza. La norma en las escuelas es el desprestigio sistemático de España y la erradicación de cualquier sentimiento hacia lo español. El lema de los separatistas catalanes es "Una lengua, un país". El español debe desaparecer. En sus manifestaciones lo que suelen cantar es "Cataluña no es España", "puta España", "Mori Espanya" o "Visca Tierra Lliure". Los separatistas siguen pensando que la "lengua" es la esencia de la nación. Quien no esté de acuerdo con esto se convierte en un enemigo de su tierra y le aplicarán la marginación más absoluta y el insulto permanente. Nos cuenta la autora del libro, que a algunas madres se les parte el alma cuando comprueban que sus hijos no pueden estudiar en el colegio en su lengua materna, a pesar de ser esta la lengua oficial de España. El férreo propósito de la Generalidad es el de proscribir la enseñanza en español de las escuelas catalanas.

En 2009, la "Ley de Educación de Cataluña" estableció que todo, absolutamente todo, debe realizarse en catalán. Con la lengua se construye la nación. Porque la lengua es el "espíritu de la nación".

Esperamos que este segundo SOS tenga respuestas varias por los poderes públicos de la nación española, y sea más eficaz que el primer libro mencionado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine