La columna del lector

Menos circo, cuando lo que no sobra es pan

15.04.2016 | 00:24

Había un tiempo en el que gran parte de los votantes acudían a las urnas con el sobre preparado desde casa, enamorados de ese candidato que les había hecho disfrutar de las mejores fiestas de toda la comarca. La crisis económica trajo muchísimas cosas negativas, pero también nos ayudo a ser más responsables a la hora de votar. Algunos políticos no se han enterado de ello y siguen usando torpemente esta estrategia de padre/madre divorciado/a que malcría a sus hijos con pequeños gestos materiales.

26 de agosto del año pasado: "El PP de Morales del Vino pide la dimisión del tripartito por su incapacidad de gestión". Les resumo: pocos meses después de perder las elecciones la oposición estaba molesta porque no se habían gestionado correctamente los preparativos del día de la bici y porque se había suprimido el festival de flamenco. Según los populares este asunto era tan vital que la decisión democráticamente decidida por los vecinos poco tiempo antes en las urnas debía anularse de manera urgente. Los "nuevos políticos" habían profanado lo mas sagrado de nuestro pueblo: cómo osaron estos "perroflautas" impedir que los vecinos disfrutasen del día de la bici o de su bien conocida afición al cante jondo; porque no olvide señor lector que hace décadas que Morales del Vino es un referente a nivel mundial y sus vecinos son grandes conocedores de este arte.

Cada vez que retorno a mi tierra a visitar a mis padres y amigos, recorro los bares del pueblo donde puedo disfrutar de una magnifica tapa al tiempo que enriquezco mis oídos con la música flamenca de los mas grandes. A veces algún moralino se anima y se pone a cantar si algún otro se ha traído la guitarra. Que grandes "noches flamenquitas" pasamos en Morales del Vino; en los pueblos de alrededor lo llaman Morales de Jerez. Todo el mundo conoce la cantera de cantaores y nuestras bailaoras mas internacionales triunfan en los tablaos del sur de España. Para el que no ha tenido la suerte de conocer mi pueblo, le explico que el ultimo párrafo es totalmente irónico y que yo que he nacido y me he criado en Morales solo conozco a una persona que ame el flamenco (y curiosamente es concejala de la oposición).

Días antes de las elecciones generales se dedicaron a bombardear los periódicos (15-12-15. Ana Mulas: "Siento auténtica vergüenza por el actual Gobierno local de Morales") defendiendo la construcción y gestión por parte del antiguo equipo de Gobierno de una piscina climatizada que seguirán pagando nuestros hijos, al tiempo que intentaba recordarnos de manera subliminal aquella época gloriosa de mi pueblo: "hay que remontarse a mayo de 2004, en el pabellón de Morales del Vino y antes de que David Civera saltase al escenario, cuando José María Barrios prometió hacer una piscina climatizada recibiendo una gran ovación por el público que allí estaba" relataba la misma concejala. Que grandes tiempos en los que artistas como Cómplices, Camela y David Civera actuaban en un pabellón de deportes que para lo que menos se usaba era para hacer deporte. Que grandes ovaciones señor Barrios: llegara el día en el que este injusto pueblo abra los ojos, reconozca su labor y se le ponga su nombre al de la piscina climatizada. Sabe usted que con el tiempo estos asuntos prescriben y caen en el olvido, pero con su nombre en la fachada de la piscina tenga por seguro que los hijos de los hijos de los moralinos no se olvidaran de quien les dejo aquella monstruosa deuda en el Ayuntamiento.

Y hace solos unos días en el mismo medio: "El entorno de la ermita no estará debidamente acondicionado para que los romeros puedan disfrutar de la pradera durante las fiestas del Cristo de Morales" anunciaba el concejal del municipio y también diputado del Congreso don José María Barrios.

Admiro su trabajo desde la oposición y les agradezco la labor que realizan para aumentar el nivel de bienestar de sus vecinos, que son los que les han elegido para que realicen esas tareas. No les tomen por menores de edad. Dejen de hacer pensar que solamente ustedes están capacitados y que los nuevos no saben gestionar. Sabíamos que los del tripartito eran "vírgenes" cuando se les voto y justamente eso les hizo triunfar. En todos los ayuntamientos y en las comunidades se ha visto que la gente esta cansada de políticos profesionales. En este momento se necesita honradez y no profesionalismo. Ya no somos los mismos que nos asombrábamos con David Civera o con las obras faraónicas. Siguen pensando que nos van a presionar con la carrera de la bici o con las fiestas del Cristo: ahora hay problemas mas importantes que en 2004. Deje de tomarnos por ignorantes dándonos "circo", cuando en los tiempos que corren lo que no sobra es "pan".

Señor José María Barrios lo felicito porque en su etapa como alcalde no se caracterizó por mancharse las botas de barro, a diferencia de su antecesor en el cargo, y me ha sorprendido gratamente el hecho de verle sacrificando sus zapatos y el blanco de sus pantalones por hacer que sus vecinos pasen unas buenas fiestas. Le recomiendo que no lleve el barro de nuestra pradera a Madrid, no vaya a ser que se manche la alfombra del Congreso. Por cierto, que gran premio le ofreció su colega Maíllo ofreciéndole ir a Madrid cuando usted no fue capaz de mantener la alcaldía en un pueblo tan humilde como el mío, que habrá hecho usted para recibir tan excelente recompensa.

Jorge Castaño Castillo,

moralino trabajando en el extranjero

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine