Los campaneros de Zamora, salvados por la cantera

La Asociación Zamorana de Campaneros necesita 8.000 euros para crear una escuela provincial que garantice la continuidad de este arte

12.07.2015 | 09:50
Un campanero durante un concierto en Villarrín en 2012.

La Asociación Zamorana de Campaneros persigue desde hace varios años un sueño, crear una escuela de campaneros en la provincia para garantizar la supervivencia de esta tradición y la rica variedad de toques que hace no tantos años eran conocidos en cada pueblo. Ese proyecto ya está más cerca de hacerse realidad, sin embargo, la agrupación de campaneros todavía necesita reunir los recursos para adquirir un campanario móvil, que consta de dos campanas de 60 y 54 kilogramos de peso respectivamente, una estructura metálica para suspenderlas y un equipo de megafonía. Necesitan 8.000 euros para podérselo encargar a la fundición Campanas Rivera, de Montehermoso, Cáceres.

La idea de la asociación es disponer de dicho campanario móvil para que la escuela pueda ser itinerante, el instrumento se trasladaría durante varias semanas a cualquier localidad donde haya algún joven interesado en aprender este oficio, para después partir a la siguiente, pero conseguir la financiación necesaria no es fácil, según Antonio Ballesteros: "los ayuntamientos que quieren disfrutar de los conciertos de los campaneros de la asociación pueden colaborar en la preservación del oficio ayudándonos a comprar el campanario móvil", y asegura que de momento ya han obtenido el compromiso de 23 municipios de toda la provincia, entre otras entidades. También están abiertos a la colaboración de patrocinadores privados.

Cabe mencionar que la asociación "Carpe Diem" de Villarrín de Campos, presidida por Fernando Miñambres, también se ha sumado a esta iniciativa de los campaneros.

Ambas entidades están editando un libro en el que explican la historia del oficio de campanero y los toques más tradicionales de la provincia de Zamora, del que esperan distribuir unas mil copias.

La iniciativa surgió hace unos años, cuando el colectivo de campaneros comenzó a llevar a cabo conciertos de toques de campanas en diferentes celebraciones religiosas en los pueblos de Zamora, "nos escuchan ese día y quedan encantados, pero se acaba la fiesta, nos vamos de allí y durante el resto del año no hay nadie en ese pueblo que conozca los repiques y pueda tocar las campanas", lamenta Antonio Ballesteros, quien pronto se puso a trabajar junto a sus compañeros en busca de una solución, que materializarán en esta escuela provincial de campaneros.

La escuela, antes siquiera de haber entrado en marcha, cuenta ya con 13 alumnos apuntados, la mayoría con edades comprendidas entre los 15 y los 30 años, aunque también hay personas de mediana edad que quieren aprender a tañer las campanas como los profesionales. Entre ellos hay una chica, Lucía Ferrero, de Santa Eufemia del Barco, que ya es capaz de hacer algunos toques que le ha enseñado el propio Antonio Ballesteros. Su hermano de 9 años, Héctor, también desea tocar las campanas cuando crezca.

"Afortunadamente hay potencial para trabajar una cantera de campaneros que preserve este fenómeno" -afirma esperanzado Ballesteros- "por ejemplo, he enseñado a dos chicos de 15 años de Piedrahita de Castro que ya repican muy bien, y si ofrecemos la posibilidad de aprender en esta escuela de campaneros seguro que se interesarán más chavales y chavalas". Su sueño es llegar al punto en el que "en cada pueblo con un campanario existan una o dos personas capaces de reproducir los 13 repiques que hace pocos años eran más populares".

El campanario móvil también servirá para dar a conocer esos 13 repiques más importantes entre el público general, en aquellos pueblos que deseen acoger conciertos que gracias a ese instrumental podrán realizar a pie de calle para explicar la historia de cada uno de los toques, según cuenta Fernando Miñambres, de "Carpe Diem". "La gente joven cree que siempre ha habido bomberos, pero hasta hace no tanto cuando había un incendio te enterabas por las campanas e ibas a ayudar", recuerda. Por eso piden la colaboración de los ayuntamientos que disfrutarán de esos conciertos.

Aunque la escuela será itinerante, la Asociación Zamorana de Campaneros pronto contará con una sede fija en Pajares de la Lampreana, donde el Ayuntamiento les ha cedido un local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine