El "niño lobo" visita Sanabria

El andaluz ha estado en el Campamento Diocesano para contarle su experiencia a los 200 niños que pasan estos días en el lago

08.07.2015 | 13:23
El "niño lobo" visita Sanabria

Marcos Rodríguez Pantoja, más conocido como "el niño lobo", se ha desplazado a Sanabria para visitar el campamento de verano perteneciente a la Diócesis de Zamora y pasar unos días de convivencia intensiva junto a los niños acampados.

Este andaluz de 69 años fue criado por los lobos durante más de doce años. Fruto de maltratos y abusos por parte de su familia, Marcos tuvo una infancia complicada. A los seis años fue vendido a un cabrero que habitaba en Sierra Morena. Éste se convirtió en su única familia y gracias a él aprendió a sobrevivir y aprovechar todos los recursos que el sistema montañoso le ofrecía.

Por esta razón, cuando su padre adoptivo falleció el niño ya había adquirido las destrezas necesarias para desenvolverse en el lugar. Se adaptó a vivir entre los animales de la montaña desconociendo totalmente la existencia de otros seres humanos en regiones próximas, hecho que le llevó a convertirse en un "lobo" más. Finalmente fue encontrado y arrestado por la Guardia Civil y sometido a un proceso de integración y adaptación a la vida convencional.

A finales de los años 70 G. Janer Manila, catedrático y antropólogo de la Universidad de las Islas Baleares, realizó un estudio de su caso convirtiendo la historia de Marcos en su tesis doctoral. Posteriormente el director español Gerardo Olivares realizó una adaptación cinematográfica sobre su vida recogida con el título de Entrelobos en la que participaron actores como Juan José Ballesta, Sancho Gracia o Carlos Bardem. Fue estrenada en 2010 después de un largo y difícil rodaje del que Marcos formó parte, ya que él era el único capaz de dirigir la interpretación de los actores que daban vida a su personaje y tanto de niño como de joven. En la secuencia final es el propio Marcos quien aparece, aullando y abrazando a una loba, cerrando así el filme.

De Sierra Morena a Sanabria

Bajo la atenta e inquietante mirada de más de 190 niños, Marcos ha pasado cuatro días de convivencia integrándose con ellos y con el resto del personal del campamento. De esta manera y después de que los acampados visualizasen algunas de las secuencias de la película sobre su vida, "el niño lobo" explicó parte de sus experiencias más impactantes, algunas de las cuales no fueron incluidas en el largometraje Entrelobos debido a su extrema complejidad.

Además los acampados han aprovechado cualquier rato libre para sentarse junto a Marcos, escuchar sus historias y plantear todas las cuestiones que se les pasaban por la cabeza. En todo momento el andaluz respaldaba la idea de que en más de una ocasión ha deseado regresar a aquella vida entre animales agrestes, llegándose a incluir él mismo dentro de este grupo.

Durante sus años en Sierra Morena, Marcos aprendió a emitir el sonido de algunos animales, incluido el de lobos, ya que era su manera de comunicación con ellos. Pero no sólo contó esto, sino que lo demostró, hecho que causó aún más expectación entre todo el personal.

A pesar de su origen andaluz, en la actualidad Marcos reside en la pequeña localidad orensana de Rante y a menudo se desplaza a diferentes lugares para contar su experiencia, de la cual hay mucho que aprender. Son muchos las peticiones que le llegan para contar su historia, especialmente desde que su vida fuera llevada a la gran pantalla y personajes como Cayetana Guillén Cuervo o Iker Jiménez se hicieran eco en sus respectivos programas de televisión.

Despedidas con corazón

Marcos, el hombre criado entre lobos, ha sido pues una perfecta oportunidad para conmemorar el décimo aniversario del Campamento Diocesano que pondrá su punto final el próximo 12 de julio. A lo largo de estos últimos años han sido varios miles de alumnos de religión los que han pasado por las instalaciones que Cáritas de Zamora ofrece para el desarrollo de esta actividad. La Delegación Diocesana de Enseñanza ha consolidado esta iniciativa convirtiéndola en una de las más atractivas y demandadas del verano provincial.
Los chavales del Campamento Diocesano se llevarán un recuerdo imborrable de este hombre bueno, amante de la naturaleza y que ha sabido ganarse el corazón de todos con sus extraordinarias anécdotas. Prueba de ello fue la impresionante despedida que le brindaron acampados y monitores haciendo lo que a él más le gusta: el aullido del lobo, logrando emocionar al propio Marcos.

La comarca sanabresa se estremeció ante más de doscientas gargantas elevando al unísono lo que durante siglos atemorizó a propios y extraños, pero en esta ocasión sirvió para unir un poquito más a esta gran familia en la que Marcos Rodríguez Pantoja, el "niño lobo" de Sierra Morena ya tiene un lugar de privilegio. Por su parte, este dio algunos consejos de gran utilidad a todos los acampados, recalcó especialmente "que aprovechasen los estudios y la educación que estaban recibiendo y que fueran respetuosos y obedientes con sus familias", pues cada uno debe saber aprovechar y agradecer todo lo que la vida le ha dado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine