La frustración de los agricultores zamoranos: "¡Hasta aquí hemos llegado!"

Cientos de tractores ocupan el centro de Zamora en una manifestación sin incidentes

El campo clama por una política agraria que haga "viables" las explotaciones

La gran pregunta: "¿Dónde está la Ley de la Cadena Alimentaria?"

El sector advierte a la sociedad: "Si no se nos deja producir, nos va a ir mal a todos"

VÍDEO | Así se vive la tractorada de Zamora desde dentro

Irene Gómez

A sus 40 años Diego Coco es aún joven en el sector. Padre de dos niños de 11 años y 10 meses, este prometedor agricultor de La Hiniesta no se arrepiente de la decisión que tomó hace diez años, cuando dejó su trabajo en Burgos y tomó las riendas de la labranza.

"Es un oficio que he vivido con mi abuelo y con mi padre y a mi me gusta" cuenta al volante del tractor mientras circula por el asfalto por la Avenida de Cardenal Cisneros. Diego forma parte de la legión de vehículos agrarios que hoy han tomado el centro de Zamora para visibilizar el complejo momento que vive la agricultura y la ganadería.

Tractorada en Zamora

Tractorada en Zamora / JOSÉ LUIS FERNÁNDEZ

"No nos lo están poniendo fácil; yo soy agricultor a título principal y con esto solo no llega". Diego compatibiliza las tierras con un trabajo en una empresa vinculada al sector. "Mi abuelo sacó adelante a seis hijos y ahora nos vemos mal con dos" cuenta el joven agricultor, convencido de que hay que salir a la calle. "Si no nos movemos nadie va a mirar por nosotros" argumenta mientras en la calle truenan las bocinas de los tractores.

El campo se ha plantado. Después de dos semanas de sonadas protestas organizadas a través de las redes sociales, entre un ambiente más que caldeado, hoy las principales organizaciones agrarias se enfrentaban al reto de exhibir músculo, demostrar que ellos son los interlocutores y que no han perdido fuerza. "Ha sido un éxito total, hemos conseguido concentrar más de un millar de tractores; estando unidos somos más fuertes y podemos afrontar este problema gordo que tenemos en toda Europa".

La Subdelegación del Gobierno en Zamora cifraba rebajaba la euforia con el dato de participación "en torno a 300 tractores en la provincia, con poca incidencia en Benavente, así como numerosas personas a pie". Guerra de cifras al margen, la movilización de COAG, Asaja y UPA en unidad de acción en Zamora ha dejado buenas sensaciones. "Unidos conseguiremos más" defendía el representante de Asaja, Ramón Romo, en ausencia del líder provincial, Antonio Medina, ausente por una baja médica. "Por lo menos en Bruselas empiezan a hablar de nosotros" apuntaba uno de los participantes llegados de Sayago.

Pero lo cierto es que la reforma de la PAC ha caído como una losa en el sector, que pide "una reforma integral, un giro de 180 grados para poder adaptarla a nuestras condiciones" reivindicaba el líder de COAG, Lorenzo Rivera. "Sacar adelante las explotaciones cada vez es más difícil y tampoco ayuda el clima como ocurrió el año pasado que sufrimos una gran sequía con una enorme merma de producción, lo que ha provocado la importación de más cereales y de más productos del exterior, por lo tanto, pérdidas económicas y pérdida de soberanía alimentaria". Advirtió Rivera que esta situación repercute en los consumidores que "tendrán que pagar más porque se encarece" el precio de los alimentos.

Por eso la interpelación de los agricultores y ganaderos a una sociedad en muchos casos alejada del sector. La manifestación de hoy era una buena prueba de los que estaban en el asfalto y los que contemplaban la escena desde las aceras. Algunas muestras de ánimo. "¡Valientes, que nos dais de comer!" se oyó decir a una señora, mientras otros viandantes contemplaban el paso lento y sin incidentes de tractores en la más absoluta indiferencia.

"Queremos una PAC que vuelva a sus orígenes, que compense a los agricultores por el bajo precio de los costes de los productos, para que toda la sociedad pueda consumir productos de excelente calidad y a precios razonables. Para eso se creó la PAC" explicaba Aurelio González, líder de UPA en ese intento de concienciar a la sociedad de que "si el campo no produce, nos va a ir mal a todos".

La opinión de los agricultores

La opinión de los agricultores / LOZ

A eso mismo se refería José Manuel Ballesteros desde Tábara. "La gente que proviene de los pueblos nos entiende porque sabe lo que tenemos que sufrir para producir, pero luego hay otra parte que no es consciente de nuestras dificultades y como nosotros caigamos, no se qué vamos a comer, de dónde vamos a traer los alimentos y con qué garantías. Esto puede ser mucho más gordo de lo que pensamos" advertía este agricultor y ganadero.

"A mi me queda un año, pero no se si aguantaré" se sinceraba Adolfo Calvo, de Manganeses de la Lampreana. ¿Por qué ha venido a manifestarse? "Mira como está el abono, los carburantes, el trigo cada vez vale menos. Este año no se si lo podremos vender. Dónde está la Ley de la Cadena, porque el agricultor no ha notado nada y los intermediarios se están llevando todo el momio".

Aurelio González advirtió tanto a la Junta como al Ministerio que la tan traída y llevada Ley de la Cadena Alimentaria "no está funcionando porque no les da la gana, porque no han creado todavía el Observatorio de los Costes de Producción. Una ley que nos obliga a hacer contratos sin poder poner lo que nos cuesta producir no funcionará".

Nadie como José Antonio Perlines, agricultor saucano y presidente de la IGP Garbanzo de Fuentesaúco, para razonar el "despropósito" que sufren los productos desde la tierra a la mesa. "No puede ser que el productor siembre el garbanzo, lo trate, lo coseche, lo seleccione y lo venda a 1,20 euros el kilo y luego vaya un lineal, que no tiene más que meterlo en el plástico, y cobre a 4 ó 5 euros. Que el beneficio se reparta. Puedo entender una PAC verde, que se cuide el medio ambiente, pero no puede ser es que paguemos siempre el pato los mismos. Que se repartan los costes".

VÍDEO | Manifestación de las organizaciones agrarias en Zamora

Irene Gómez

Para Ramón Romo, de Asaja, "el principal problema que tenemos en la agricultura no es ya que estemos regulados, es que estamos intervenidos. No nos dejan trabajar como se ha venido haciendo hasta ahora, cuando tenemos que cumplir unas condiciones que nos cuestan dinero y, además, nos reducen la compensación". La burocracia es otro de los quebraderos de cabeza de un sector que lo que sabe, por encima de todo, es "ir a trabajar al campo y cuidar el ganado, no estar eternamente contratando gestorías para hacer papeles que nos exigen las administraciones" se quejaba Aurelio González.

A cuatro meses de las elecciones europeas, el campo hace una llamada de atención a los partidos políticos "para que definan sus políticas agrarias y defiendan al sector. Vamos a estar muy atentos porque esta PAC de escaparate debe cambiarse" apuntó Lorenzo Rivera. "No vamos a parar hasta que no seamos escuchados y se atiendan nuestras reivindicaciones" se conjuraron los representantes de COAG, Asaja y UPA en una jornada para la historia de las movilizaciones agrarias en Zamora.