Sucesos en Zamora

La prisión provisional del zamorano acusado de violar a niñas, a dos meses de concluir

La Audiencia fija una vista para escuchar a la Fiscalía, las acusaciones y la defensa del imputado antes de decidir si le mantiene en Topas

Manifestación contra la violencia machista en la capital zamorana. | Jose Luis Fernández

Manifestación contra la violencia machista en la capital zamorana. | Jose Luis Fernández / Susana Arizaga

A dos meses de que la medida de prisión provisional para el empresario de Villaralbo acusado de violar y abusar sexualmente de seis niñas de entre 12 y 16 años llegue a su fin, salvo que la Audiencia de Zamora acuerde su prórroga hasta la celebración del juicio, parece poco probable que el procesado, de iniciales P.R.F., de 52 años, logre salir de Topas si se tiene en cuenta la postura del Tribunal provincial hasta ahora. Y es que las magistradas y el magistrado de este órgano judicial han denegado en tres ocasiones la libertad provisional al industrial zamorano imputado por 8 delitos sexuales contra las menores, que eran amigas de sus hijas, algunas de ellas hijas, a su vez, de amigos de P.R.F., quien ingresó en la cárcel el 19 de febrero de 2022, tras su arresto el día anterior.

La cuestión volverá a dirimirse por la Audiencia el 25 de enero de 2024 en una vista oral fijada ante el cumplimiento del plazo máximo de dos años de reclusión del acusado sin haberse celebrado el juicio. El Tribunal provincial debe tomar una decisión antes del 19 de febrero de 2024, pues, tras escuchar los argumentos de la Fiscalía de Zamora y de las acusaciones particulares que volverán a solicitar que no se le conceda la libertad provisional.

Indicios suficientes de los delitos, según la jueza

El Ministerio Público y los abogados de las seis familias de las niñas piden que se mantenga en Topas al industrial hasta la celebración del juicio y su posible condena, dada la gravedad de los delitos contra la indemnidad sexual de las menores que se le imputan a P.R.F., al estimar la titular del Juzgado número 4 de Zamora que existen indicios suficientes de que los cometió.

Estos han sido argumentos que la Audiencia ha tenido en cuenta para denegar la libertad al industrial con raíces en Zamora capital, junto a la posibilidad de que pueda influir en las niñas para que modifiquen sus testimonios en el juicio. El auto del Tribunal provincial apuntaba textualmente a mantener la actuación cautelar para preservar "la seguridad y tranquilidad" de las menores.

Los términos de imputación se mantienen inalterables, agregó la Audiencia, próximo ya el procedimiento a la fase de calificación de los hechos y de establecimientos de penas de prisión por la Fiscalía antes de que lo hagan las acusaciones particulares y la defensa del encausado para cumplir el mismo trámite previo al juicio.

El abogado del industrial volverá a pedir en la vista oral del 25 de enero de 2024 que se permita a su cliente salir de la cárcel, dado que la prisión provisional es una medida cautelar excepcional recogida en el Código Penal para impedir que el procesado pueda fugarse de la acción de la justicia, destruir pruebas. Reiterará la falta de indicios para imputarle los delitos denunciados, a pesar del criterio que guía a la Audiencia.

El procesado sostiene se ha confabulado contra él para obtener beneficios económicos, un hipótesis que la jueza instructora ha rechazado porque estima que no existen motivos espurios detrás de las denuncias de las seis familias que han visto cómo sus hijas sufrían graves consecuencias psicológicas por las experiencias que relatan y que se consideran ciertas, una vez evaluadas por expertos multidisciplinares de la Policía Nacional de Madrid que tomaron declaración a las seis menores en su día; por la Unidad Familia y Mujer (UFAM) de Zamora; y por los forenses y equipo multidisciplinar de los juzgados. La primera negativa de la Audiencia a poner en libertad al imputado fue en septiembre de 2022.

Los magistrados también han rechazado la petición del abogado del conocido industrial de que se sometiera a las menores a una nueva prueba pericial psicológica, puesto que ya fueron valoradas por los médicos forenses de los juzgados y por especialistas en la materia. "Sería someterlas a una revictimización", según jurisprudencia del Tribunal Supremo. De modo que, "cuando las denunciantes son personas que no han adquirido una determinada madurez no es pertinente ni necesario ese tipo de diligencias y que someterlas a ellas podría dar lugar a una victimización secundaria. Por tanto, no ha lugar a hacerlo".

[object Object]

El industrial de Villaralbo fue procesado pordos violaciones a otras tantas adolescentes, delitos cuyas penas de cárcel oscilan entre los 8 y los 12 años de cárcel; y por seis abusos sexuales a menores de 16 años, cada uno penado con hasta 5 años de cárcel. Los magistrados corroboran la decisión de la jueza instructora del caso de procesar al encasuado, lo que implica que el conocido empresario, al que confirmó la prisión provisional hasta que tenga lugar el juicio, la misma línea que ha llevado la Audiencia de Zamora para mantener al acusado en la cárcel hasta el juicio.

De hecho, la presidenta de la Audiencia, Esther González, indicó en su día que se recordó al abogado del empresario, ante la tercera petición de libertad provisional, "que ya resolvimos en otras dos ocasiones de forma negativa" la petición de libertad provisional porque "se mantienen exactamente los mismos indicios" de comisión de las infracciones penales que condujeron a tomar esa medida cautelar. Llegó, incluso, a puntualizar que, "en estos momentos, con mayor peso", debía denegarse la libertad porque "el auto de procesamiento es firme y le imputa los delitos sexuales" por los que se le juzgará.