Excrementos y orín de perros en los alrededores de este colegio de Zamora

Piden al Ayuntamiento intensificar la limpieza diaria y la vigilancia en el entorno del centro público

El dueño de un perro recoge su caca en una zona verde de Zamora.

El dueño de un perro recoge su caca en una zona verde de Zamora. / J. L. F.

T. S.

Acceder al cole... previo paso por un reguero de cacas y orines de perros, como si se tratase de una carrera de obstáculos. Así van a sus clases cada día los niños del colegio Juan XXIII de Zamora, cuya Asociación de Madres y Padres de Alumnos han presentado una denuncia formal al Ayuntamiento de Zamora por "la insalubridad que padecen nuestros hijos".

Ante esta situación, el AMPA pide "intensificar la limpieza diaria de las aceras limítrofes al colegio y de las aceras de los edificios cercanos para controlar la situación" debido a los excrementos y micciones de algunos animales de compañía.

Anexo con imágenes entregado al Ayuntamiento de Zamora.

Anexo con imágenes entregado al Ayuntamiento de Zamora. / AMPA Juan XXIII

Además, el colectivo solicita un "aumento de la vigilancia" por parte de la Policía Municipal "antes de la jornada escolar" con el objetivo de "sancionar a los dueños infractores".

Igualdad de condiciones

Los padres y madres de este colegio público, ubicado en el barrio de San José Obrero, quieren "estar en igualdad de condiciones con los colegios más céntricos de Zamora, donde la limpieza es continua", reclaman. Si bien son conscientes de que el telón de fondo es "la concienciación ciudadana", matizan que "en los centros escolares del centro no se permite este nivel de deposiciones, basta con darse un paseo por los alrededores".

Multas

Los propietarios de perros deben tener en cuenta que no recoger los excrementos de los perros es una infracción establecida en la ordenanza municipale, al igual que su presencia en el interior de los parques infantiles y zonas ajardinadas. Las sanciones van desde los 30 a los 150 euros.