11 de octubre de 2019
11.10.2019
Montserrat Martín Ruiz | Supervisora de Oncología Médica y Radioterápica del Complejo Asistencial

Montserrat Martín Ruiz: "La enfermería está presente en todo el proceso del paciente oncológico"

"Nuestro objetivo es que durante el tiempo que dura el tratamiento, el enfermo esté cuidado, no tenga ninguna necesidad y se vaya a casa tranquilo y sin dudas"

10.10.2019 | 20:58
Montserrat Martín, supervisora de Oncología Médica y Radioterápica.

El salón de actos del Campus Universitario Viriato acogerá el 15 de octubre la jornada sobre el cáncer de mama de los Foros de Salud de LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA.

Montserrat Martín Ruiz, supervisora de Oncología Médica y Radioterápica del Complejo Asistencial de Zamora, participará en la mesa redonda junto a otros expertos en cáncer de mama y una mujer afectada que ha superado la enfermedad.

Titulada en Enfermería en la Escuela Universitaria de Zamora, Montserrat Martín ha trabajado como enfermera en los tres hospitales del Complejo Asistencial y desde 2004 ejerce su profesión en el Hospital Provincial. Desde el año 2006 es enfermera oncológica y desde 2017, supervisora de las unidades de Medicina Oncológica y Radioterápica.

En la jornada, que está patrocinada por el Ayuntamiento de la ciudad, la Fundación Caja Rural, el Hospital Recoletas y la Asociación Española Contra el Cáncer, destacará la importancia que tiene el trabajo de la enfermería con el paciente oncológico.

–¿En qué consiste su labor como supervisora de estas dos unidades?

–La labor de la supervisora se centra en la gestión de los recursos tanto del personal como de los recursos materiales de cada unidad. Las enfermeras realizan la tarea asistencial, que está más en contacto con el paciente, aunque a veces también realizo tarea asistencial porque además me gusta.

–¿Qué papel tiene la enfermería en el caso del paciente oncológico?

–La enfermería está presente a lo largo de todo el proceso del paciente oncológico. La enfermería de Atención Primaria en los centros de salud tiene un papel muy importante en la educación para la salud, en consejos dietéticos de alimentación, de ejercicio y de prevenir hábitos tóxicos, lo que está relacionado con la prevención del cáncer. La enfermería también tiene un papel muy importante en la detección precoz del cáncer de mama y en la autoexploración mamaria. Las enfermeras están presentes en quirófano y en plantas de hospitalización en los casos de pacientes que tienen que ser sometidos a una intervención quirúrgica por cáncer. En el caso de las enfermeras de urgencias, están cuando el paciente acude a urgencias por fiebre o por un efecto adverso relacionado con los tratamientos y por supuesto las enfermeras de Oncología Médica, Hospital de Día y Oncología Radioterápica estamos en contacto con el paciente durante el tiempo que recibe el tratamiento. La función principal de la enfermera en este caso es cuidar al paciente durante el tratamiento.

–La enfermería se basa en los cuidados al paciente, ¿en qué consisten los cuidados en un paciente con cáncer de mama?

–De una unidad a otra difiere la atención porque el tratamiento es diferente. En ambos servicios cuando el paciente va a consulta el primer día, la enfermera le recibe y hace una recogida de datos de filiación, de antecedentes médicos, alergias, tratamientos que en ese momento estén activos en el paciente y sobre todo hace una recogida de datos basada en las 14 necesidades de Virginia Henderson. Se recogen datos de alimentación, de movilidad, de relaciones con el entorno, de comunicación, problemas de sueño y sobre si tiene dolor. También se le toman constantes, la tensión arterial, temperatura, frecuencia cardiaca y saturación de oxígeno y si es necesario, se hace electrocardiograma y control nutricional. Cuando empieza el tratamiento, se le explica al paciente qué cuidados debe seguir por el hecho de estar en tratamiento con quimioterapia o radioterapia y se le dan por escrito los cuidados y un número de contacto por si necesita algo. Durante el tiempo que el paciente está en nuestros servicios, se intenta que esté cuidado, que no tenga ninguna necesidad y que se vaya a casa tranquilo y sin ninguna duda.

–¿Cuáles son esos cuidados que tienen que seguir los pacientes que reciben quimioterapia y radioterapia?

–El paciente puede hacer vida normal, pero tiene que tener en cuenta que puede encontrarse cansado porque es un efecto secundario de los tratamientos. Se le recomienda que descanse en casa el tiempo necesario, pero que intente hacer una vida lo más parecida a antes de la enfermedad para no tener la sensación de estar enfermo. En cuanto a alimentación, se aconseja que lleve una dieta completa, equilibrada y que intente beber dos litros de agua al día para estar bien hidratado, ya que es muy beneficioso para los tratamientos. También se le dan recomendaciones de higiene, consejos sobre cuidados de la piel, de prevención de nauseas y vómitos, sobre la caída del cabello y el uso de pelucas, gorros o pañuelos.

–Este asesoramiento será muy importante para la persona tras recibir un diagnóstico de cáncer...

–Es muy importante. Los pacientes lo agradecen mucho porque es la manera que tienen de cuidarse y es la parte que ellos tienen que poner en el proceso. Nosotros somos los encargados del tratamiento, pero ellos tienen que cuidarse en su casa para que haya menos efectos secundarios y menos toxicidad.

–Además de ese asesoramiento y consejos, ¿la enfermera oncológica también da apoyo emocional?

–Por supuesto. La enfermera es el personal sanitario con el que el paciente está más tiempo. Además, tenemos siempre la puerta abierta de la consulta de enfermería. En Radioterapia el paciente pasa semanalmente a consulta de enfermería para valorar la toxicidad, el estado de la piel o para hacer curas si es necesario, pero tienen siempre la puerta de enfermería abierta a demanda y estamos ahí para cualquier duda que tengan. El tema emocional es muy importante porque el paciente oncológico está en una situación límite de su vida y necesita ese apoyo. A lo mejor no puede esperar a una cita dentro de tres o cuatro días y para esos casos está la enfermera, eso sí, hasta donde llegamos. Cuando no podemos llegar a lo que necesitan, derivamos a otro especialista. Hay que destacar que las enfermeras y los médicos formamos parte de un equipo multidisciplinar y hay más compañeros que también se encargan del tratamiento del paciente. Todos juntos tenemos un objetivo común que es procurar ofrecer al paciente unos cuidados y una atención de calidad.

–Al estar tan próximas al enfermo, conocerán bien sus sentimientos y preocupaciones...

–Sí porque se sinceran mucho con nosotros tanto los pacientes como la familia. La familia siempre va unida al paciente.

–¿Es un trabajo duro?

–Es un trabajo duro, pero también muy agradecido. El paciente oncológico es sumamente agradecido. Cuando terminan los tratamientos vienen a despedirse y nos dan las gracias mil veces. Eso es gratificante y es la parte buena de todo esto.

–El cáncer de mama tiene altas tasas de curación, ¿qué mensaje quiere transmitir?

–Cada vez se diagnostican más casos de cáncer de mama porque la esperanza de vida cada vez es mayor y el cáncer se produce más en edades avanzadas y además se diagnostica más por los avances en diagnóstico precoz. Sin embargo, hay muchos avances en tratamiento y cada vez se curan más y con mejor calidad de vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.