12 de febrero de 2017
12.02.2017

El alzhéimer llega al escenario

Sombras, títeres y vídeos conforman el nuevo montaje de Baychimo "El zorro que perdió la memoria", que la compañía estrena en la muestra europea Feten 2017

18.02.2017 | 04:25
Paloma Leal en uno de los ensayos del nuevo montaje.

Los integrantes de la compañía Baychimo Teatro recibieron el regalo de un ejemplar del libro "El zorro que perdió la memoria" por parte de la editorial Lóguez cuando estrenaron el espectáculo "Todos los patitos". "Nos dijeron que era una propuesta interesante y que la tuviéramos presente para un futuro montaje y desde entonces lo había tenido el cajón hasta que nos decidimos a ponerlo en escena", atestigua la actriz Paloma Leal quien, junto con sus compañeros Ramón Enríquez y Arturo Ledesma, estrena el jueves "El zorro que perdió la memoria" en la Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas de Gijón, Feten 2017.

El montaje se basa en el texto de Martin Baltscheit, pero los artistas zamoranos en vez de acercar la fábula de la pérdida de la memoria en tercera persona, tal y como lo hace el escritor, han optado por la primera. "Contamos lo que el protagonista siente a todos los niveles y describimos igual que hace el cuento, pero no somos literales", explica Ramón Enríquez.

En su séptima producción la compañía zamorana apuesta por sombras, títeres y, sobre todo, por el vídeo. Y es que el montaje presenta piezas hechas previamente y vídeos creados en directo. "Los muñecos sirven para colocar lo que él imagina y en una pantalla se proyecta lo que él ve y en otra, lo que él imagina", describe Enríquez quien ahonda que "nosotros somos los creadores de sus sentimientos que se representan en varias de las superficies de proyección". Además desde la compañía Baychimo subrayan que "narramos el cuento con la sobreposición y el conflicto de las imágenes" y "creemos que los espectáculos tienen que provocar la curiosidad en los niños, que se hagan preguntas".

La escenografía del montaje, pensado para niños a partir de cuatro años, la integran un árbol, un zorro de gran tamaño así como un tótem, que ejerce del cerebro del zorro que sirve de gran pantalla.

El montaje ha contado con numerosos problemas para llegar a buen puerto. Entre ellas figuran el retraso en el cobro de las facturas de 2016, pues la compañía en enero había percibido solo el 35% del trabajo hecho el pasado año, lo que ha condicionado la adquisición de los materiales, y la "frustrada" colaboración de otras personas en este proyecto. "En el último momento no fructificó pero tenemos grandes amigos, como Paco y Pintxo, que nos han ayudado con los vídeos y gracias a ellos hemos logrado llegar al estreno", agradecen.

Con días para la primera representación en la Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas de Gijón, los intérpretes explican que "estrenar en este foro, donde tenemos tres pases, y luego en el mes de abril en la Mostra d'Igualada-Feria de teatro infantil y juvenil resulta muy importante pues representan los espacios más importante de mercado para niños".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine