25 de julio de 2010
25.07.2010

De un juego de niños a una novela

Dos jóvenes zamoranos se lanzan a la publicación de una trilogía «Los Guardianes de la Luz», que narra aventuras épicas mezcladas con magia

25.07.2010 | 03:08
Los dos jóvenes observan una de las páginas del libro.

«Los Guardianes de la Luz» es la trilogía escrita por los jóvenes zamoranos Alejandro Manso y Manuel Garrote lo que empezó un simple juego en la piscina, cinco años después se ha convertido en un libro de más de 500 páginas que pondrá a la venta en las librerías de Zamora el próximo mes de octubre. Algún día esperan poder llamar la atención de un editor que les publique la obra en una editorial pero mientras llega ese momento ellos son los que se hacen cargo de los gastos de la imprenta y pondrán a la venta un total de 200 ejemplares por las librerías de la ciudad. Escribir una novela a su edad no les ha supuesto renunciar al ocio como cualquier joven de su edad, simplemente han invertido sus ratos de ocio en lo que más les gusta escribir.

«Los mayores héroes de la historia, se darán cita este otoño en Zamora». Con esta frase Alejandro Manso y Manuel Garrote, los dos cuentan con 19 años, están promocionando la primera parte de la trilogía «Guardianes de la Luz»; que llevará el subtitulo de «Los Descendientes»


Los inicios del proyecto surgieron cuando ambos contaban con tan sólo 14 años y pasaban las tardes de verano en la piscina y para hacerlas más amenas jugaban con unos dibujos que realizaron ellos mismos. Con el paso del tiempo les empezó a rondar por la cabeza la idea de plasmar las aventuras con las que se divertían en las calurosas tardes estivales, puesto que consideraban que tenían una bonita historia que contar al mundo.


Los comienzos no fueron fáciles para los dos amigos, y el primer intento de poder escribir un libro fue un rotundo fracaso, así lo recuerda Manuel Garrote «nos salió una infantilada de 25 páginas escritas en un cuaderno de cuadrícula». Pero lejos de tirar la toalla cambiaron la metodología de trabajo consistía en hacerse un guión general en donde se repartían cada uno su parte y durante los fines de semana quedaban para comprobar los avances que hacían a lo largo de la semana.


Guardianes de la Luz ha salido adelante tras más de cinco años de trabajo, pero eso no les ha impedido divertirse como cualquier joven de su edad. «No nos consideramos unos marginados socialmente, ha sido una vía de escape, porque no nos gusta el fútbol como a la mayoría de los jóvenes de nuestra edad», es lo que responde Alejandro Manso al preguntarle si el escribir una novela han tenido que sacar horas de su ocio y tiempo con sus amigos.


Confiesan que sí hacen sacrificios para poder sacar adelante la obra y en vez de irse con sus amigos a la playa, ellos se encuentran trabajando los tres meses para poder costearse los gastos de imprenta y los carteles promocionales, que han puesto por toda la ciudad. Deben de ahorrar más de 1.500 euros que es lo que les cuesta que una imprenta les pueda poner en el mercado alrededor de 200 ejemplares, que en principio tienen previsto vender en las librerías zamoranas el próximo mes de octubre, aunque ya no depende de ellos sino de la corrección del libro y lo que tarde en salir de la imprenta.


«Buscamos que la gente nos pueda leer, les gustemos y no tenemos grandes ambiciones» responde Manuel Garrote. No se están quedando de brazos cruzados, y están llamando a todas las puertas con el objetivo de llamar la atención de un agente editorial, para poder hacerse un hueco dentro del mercado literario nacional.


De momento, para promocionar la primera parte de su trilogía, se apoyan en las facilidades de las redes sociales, vídeos por internet y carteles. Y van a promocionar la obra en el festival «Rastrojo» que se celebrará en las próximas fechas en la localidad de Coreses.


El apoyo les ha venido principalmente de los familiares, aunque admiten que más de una vez les han tenido que separar del teclado del ordenador, sobre todo en época de exámenes sin embargo los amigos eran más reticentes y no se lo han llegado a creer el proyecto hasta que lo han visto terminado.


Se declaran unos apasionado por literatura y el género que más les atrae es la novela histórica y especialmente el escritor Arturo Pérez Reverte, reconocen que se se divertían con las novelas de Harry Potter, «aunque no nos ha influido en nuestra obra», indica Alejandro Manso.


En la actualidad se encuentran inmersos en la segunda parte de «Los Guardianes de la Luz», que ya tienen muy avanzada, como demuestra el hecho de que se extienda a lo largo de 200 páginas.


Lo que iniciaron Alejandro Manso y Manuel Garrote hace cinco años, una calurosa tarde de verano, jugando en la piscina, está próximo a materializarse, en las librerías de la ciudad, con la venta de su primera novela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.