Kiosko

La Opinión de Zamora

El cambio climático “castigará” a la capital de Zamora con episodios de inundaciones

La reforestación en la ciudad y el ahorro de agua son las principales medidas del Ayuntamiento para bajar la temperatura en 2 o 3 grados

Una de las últimas crecidas del río Duero que entró en Olivares, ocurrida en el año 2016. Emilio Fraile

Zamora se enfrentará a episodios de inundaciones por tormentas que descargarán entre 60 y 70 litros de agua en 30 minutos en próximos meses; y grandes sequías persistentes como la sufrida desde este 22 de junio, “según los expertos en la materia”. Predicciones a partir de las que el Ayuntamiento capitalino ha hecho un estudio de proyección hasta el año 2030 que confirma los “grandes riesgos” que deberán afrontar los zamoranos.

El documento, que profundiza en las consecuencias del cambio climático para el municipio, ha sido un primer paso para poner en marcha “medidas de renaturalización concretas y de reducción de consumo de agua; la ampliación de zonas verdes y la introducción de arbolado para poder conseguir reducir en 2 o 3 grados la temperatura en la ciudad”, ha indicado el concejal de IU de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Romualdo Fernández Gómez.

Las actuaciones se inscriben en el Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenibles (Paceas) de Zamora que contempla “proyectos completos de repoblaciones en la ciudad, como el iniciado con la reposición de árboles en otoño”. Además, desde la institución local se está ampliando la masa forestal en la margen derecha del río Duero, en concreto, en la zona de los Tres Árboles. En el bosque de Valorio, Medio Ambiente trabaja “en la introducción de olmos en colaboración con el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco)”, ha precisado el edil de IU.

A partir del 21 de septiembre, con la llegada del otoño, la Concejalía de Medio Ambiente intervendrá en el antiguo vertedero de la capital, que está ya sellado, para reforestarlo y convertirlo en un espacio verde. Una primera fase se realizó ya en la parte baja de esta extensión de terreno.

50.000 euros a La Hiniesta

La renaturalización llegará en breve al polígono industrial de La Hiniesta, en la actualidad sin un solo árbol que dé respiro a la zona. La elaboración del proyecto ya se está llevando a cabo, con una inyección de 50.000 euros gracias a la colaboración de la Junta de Castilla y León.

El Consistorio suplirá el hormigón de los aparcamientos por zahorra o losetas que permiten filtrar agua y que crezca vegetación, “lo que elimina escorrantías innecesarias cuando llueva, un método que evita las inundaciones”, ha explicado Romualdo Fernández.

Otro de los proyectos que se inscribe en este Plan es la conexión de los jardines urbanos, ahora aislados desde el punto de vista medioambiental, para propiciar que los ecosistemas que se desarrollan en cada uno de ellos mejoren, que las diferentes especies, desde insectos a reptiles o aves, puedan interrelacionarse. En definitiva, que la ciudad pueda recuperar el equilibrio del ecosistema en el que conviven humanos con otras especies.

Romualdo Fernández destaca la importancia estas “pequeñas acciones que mejoran la biodiversidad”, dañada gravemente por el cambio climático causado por la mano del hombre, “porque las especies están desapareciendo”, concluye el concejal.

La institución local se comprometió a reducir en un 40% las emisiones de CO2 y otros gases en la capital hasta el año 2030, así como de otros gases que deterioran la atmósfera y contribuyen al efecto invernadero, al calentamiento global, lo que degrada esa cadena que es esencial para la sostenibilidad del medioambiente en urbe zamorana.

Esa es la pretensión del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible suscrito por la institución para conseguir frenar el efecto invernadero hasta el año 2030, si bien el equipo de Gobierno municipal de IU tiene una hoja de ruta que se extiende hasta 2040 para paliar esos efectos perniciosos de tan temido cambio climático.

Compartir el artículo

stats