Kiosko

La Opinión de Zamora

Zamora se ve afectada por el clima más seco en 1.200 años, según un estudio

La investigación desvela una disminución de lluvias de hasta un 20% que harán de la agricultura ibérica “una de las más vulnerables” de la UE

Una tierra afectada por la sequía en las inmediaciones de Zamora. | Emilio Fraile

Zamora se está viendo afectada por el clima más seco de los últimos 1.200 años, según las conclusiones de un estudio publicado en la revista científica internacional Nature Geoscience.

Según el estudio, disponible para su consulta, la provincia de Zamora es una de las zonas que ya se está viendo afectada por cambios en la climatología, que encuentran en la sequía la última consecuencia: estos cambios previstos hacen que la agricultura de la península ibérica sea una de las más vulnerables de Europa debido a inviernos cada vez con menos precipitaciones.

En Zamora, los primeros resultados de este año de sequía ya son cuantificables: las cosechas en Castilla y León sufren una merma de entre el 30% y el 35% respecto al año pasado, según informó el consejero de Agricultura Gerardo Dueñas sobre el estado del sector.

Condiciones que son especialmente duras con el sector agrícola del secano, dependiente totalmente de las precipitaciones, y que en Zamora ya han dado sus primeros resultados negativos, como en la cosecha de cebada, donde al inicio de la recolección de este cultivo estrella en la provincia algunos agricultores estimaron un recorte de producción por encima del 50% debido a las bajas precipitaciones de la temporada.

Gráfico del hidroclima durante los inviernos con aumento del anticiclón las Azores. | Nature Geoscience

Conclusiones del estudio

Las lluvias cada vez serán más escasas de aquí en adelante, sobre todo en invierno, momento de especial importancia en la recarga de las despensas hídricas. Esta es la conclusión de este estudio que ha utilizado las mediciones del clima de Azores para calcular las precipitaciones de los últimos 1.200 años en la península ibérica, dos territorios cuya meteorología está interconectada.

Y es que el estudio detalla el crecimiento del sistema de altas presiones de las Azores, es decir, su anticiclón, que a su vez ha provocado que en la actualidad se sufran los inviernos más secos de la península en los últimos 1.200 años.

Para ello, el estudio ha analizado datos meteorológicos que se remontan a 1850 y ha construido modelos informáticos que reproducen el clima hasta el año 850.

Se descubrió que, antes de 1850 y del comienzo de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte del hombre, los máximos en las Azores se producían una vez cada 10 años de media, picos de calor en el archipiélago que conllevan bajada de lluvias en la península, sobre todo en el noroeste de esta, más dependiente del clima Atlántico.

Entre 1850 y 1980, la frecuencia era de una vez cada siete años, pero después de 1980 aumentó a una vez cada cuatro años.

Los datos mostraron que los máximos de presiones de las Azores reducen la precipitación media mensual en invierno en aproximadamente un tercio. Otros datos procedentes del análisis químico de las estalagmitas en cuevas portuguesas muestran que la escasez de precipitaciones está estrechamente relacionada con los grandes máximos de las Azores.

Estimaciones a futuro

Según el estudio, la región ibérica ha recibido una media 732 metros cúbicos anuales, de los que aproximadamente el 40% de ellos se producen durante los meses de invierno, meses especialmente afectados por la sequía.

Sin embargo, las investigaciones han detectado que la región sufrió a partir de la segunda mitad del siglo XX “una fuerte desecación anual de entre 5 y 10 metros cúbicos anuales por década”. Tendencia que se espera se acentúe en los próximos años, con reducciones de entre un 10 y un 20% más de las precipitaciones invernales para finales del siglo XXI, según los datos. El estudio dicta sentencia: “Estos cambios previstos hacen que la agricultura de la región ibérica sea una de las más vulnerables de Europa”, destaca sobre una realidad de la que las Opas llevan hablando desde hace tiempo.

El regadío, el objetivo

Una mayor gestión del agua se presenta como la única solución ante la sequía, han reivindicado en múltiples ocasiones las principales organizaciones agrarias de Zamora sobre la lucha a futuro contra la sequía y el cambio climático.

Sin agua, la agricultura será la gran víctima de las sequías futuras, y el estudio arroja cifras sobre las consecuencias: Se prevé que las regiones vitícolas de toda la península ibérica disminuyan su superficie entre un 25% y un 99% para el año 2050 debido a los graves déficits de agua que hacen que las tierras no sean aptas para la viticultura.

Por su parte, la alianza UPA-COAG ha sido la última en pedir que se convoque la Mesa de la Sequía,la última baza de las Opas de Zamora para intentar tratar las consecuencias de la escasez de lluvias en el campo en la cosecha actual, pero también en las de los próximos años.

Compartir el artículo

stats