Kiosko

La Opinión de Zamora

Las ambulancias de Zamora "se caen a trozos"

El comité de empresa advierte de problemas recurrentes que convierten en “raro el día que no entra algún automóvil en grúa”

Una ambulancia, en Zamora, y detalle del aspecto de una rueda. | L. O. Z. 

Las ambulancias que dan servicio a la provincia “se caen a trozos”. Ese aviso tan contundente procede de los propios trabajadores del servicio, que entienden que existe un peligro evidente para los usuarios y para sí mismos por culpa de “la falta de mantenimiento” de los vehículos. El responsable del comité de empresa, José Fraile (CGT), aludió particularmente al mal estado de las ruedas, a los problemas con el aire acondicionado y a los kilometrajes desproporcionados para dar forma a un diagnóstico demoledor.

Los trabajadores de las ambulancias alertan del mal estado de los vehículos

El representante sindical aseguró que resulta habitual que los servicios de urgencia se vean interrumpidos por los problemas mecánicos, y reiteró que los trabajadores están funcionando con vehículos de 600.000 o 700.000 kilómetros. Fraile señaló a la empresa Ambuibérica como responsable principal, aunque apuntó también a la Junta de Castilla y León por “mirar hacia otro lado”, a pesar de que se trate de un servicio financiado con dinero autonómico.

“Raro es el día que no entra una ambulancia en grúa”

decoration

Fraile deslizó que “raro es el día que no entra una ambulancia en grúa”, y aseguró que la empresa desvía la atención a los trabajadores por no avisar de este tipo de averías, una “excusa” que para el representante de los empleados tiene poco recorrido: “Se apunta en la hoja del servicio un día detrás de otro”, recalcó el representante de los empleados de las ambulancias.

Desde CGT, insistieron en que se dan situaciones como recurrir a un cambio de ruedas provisional para poder superar las revisiones de la ITV, y lamentaron que hay ambulancias que “se utilizan para los encierros” y al día siguiente sirven para trasladar a los enfermos.

“Ya no sabemos qué hacer, porque ellos nunca tienen la culpa”, lamentó el responsable del comité de empresa, que aseguró que los problemas no se limitan al parque móvil, sino que se extienden a las cuestiones de personal. José Fraile repasó las plazas vacantes y afirmó que, en estos momentos, se deben cubrir entre 45 y 60 huecos dentro de una plantilla de en torno a 200, un escenario que está provocando que Ambuibérica demande esfuerzos constantes a los trabajadores.

Problemas en el parque móvil

Fraile advirtió de los problemas que genera toda esta serie de circunstancias para la seguridad de un servicio que, al fin y al cabo, sirve para el traslado de pacientes enfermos, y puso el foco en la necesidad de contar con una solución que elimine los problemas en el parque móvil y que facilite que los trabajadores puedan prestar el servicio de una manera adecuada y ajustada al pliego de condiciones.

Precisamente, Fraile recordó que pronto se decidirá la gestión del nuevo contrato, y apuntó que el sindicato ya ha impugnado los pliegos: “No se atienen a las última sentencia”, justificó el responsable del comité de empresa, que recordó una resolución judicial favorable a los intereses de los trabajadores en materia de horarios.

Más allá de eso, las peticiones más acuciantes se centran ahora en resolver los problemas de seguridad que, a su juicio, ofrecen los vehículos del servicio.

Compartir el artículo

stats