Kiosko

La Opinión de Zamora

El nuevo convenio de hostelería permite a 4.500 camareros zamoranos cobrar 1.200 euros

Las más de 600 empresas de la provincia dedicadas al sector siguen con problemas para encontrar personal a las puertas del verano

Una camarera atiende una terraza en la capital zamorana. Jose Luis Fernández

El nuevo convenio de hostelería permitirá a 4.500 camareros de la provincia de Zamora alcanzar un salario base de 1.212 euros. Una cifra, eso sí, que percibirán a partir del año 2026, cuando se haya consumado el incremento escalonado del 15% pactado en la mesa de negociación entre la patronal y los sindicatos. Hasta tal fecha, lo que dictan las tablas salariales para la categoría es una retribución mensual de 1.077 euros en este año 2022. Eso es, por lo tanto, el mínimo que se ofrecerá a los profesionales que busquen trabajo en el sector en la temporada estival. La situación no es buena, como así defienden fuentes del empresariado, que se las están viendo y deseando para encontrar personal que cubra la estación. En Zamora, existen en torno a 600 negocios que se encuentran en plena fase de contratación.

La Oficina Territorial de Trabajo ha dado por fin el visto bueno al nuevo convenio colectivo de la hostelería, cuyo texto íntegro ha sido publicado ya en el Boletín Oficial de la Provincia. Azehos, CEOE-Cepyme, UGT y CC OO son los firmantes de un documento que establece una subida anual del 3% para cada ejercicio entre 2022 y 2026, de manera que se alcanza un incremento global del 15%. El acuerdo afecta a todas las empresas que realicen actividades des de alojamiento en hoteles, hostales, residencias, apartamentos que presten algún servicio hostelero, balnearios, albergues, pensiones, moteles, alojamientos rurales, camping y todos aquellos establecimientos que presten servicios de hospedaje en general. Igualmente, están incluidas las empresas que presten servicios de productos listos para consumo tales como restaurantes, catering, comida rápida, pizzerías, hamburgueserías, bocadillerías, creperías, cafés, bares, cervecerías y heladerías.

El texto establece que la persona trabajadora tendrá derecho a un descanso semanal de día y medio continuado, que será fijado de mutuo acuerdo entre empresa y personas trabajadoras. Además, se ha acordado la “suspensión de las horas extraordinarias habituales, manteniendo el criterio de convenios anteriores”. No obstante, dentro del marco de las empresas afectadas por el convenio, se podrán llegar a fijar los criterios que fueran precisos en función de las necesidades específicas del centro de trabajo en concreto.

En este año 2022, por lo tanto, un camarero cobrará 1.077 euros al mes por su jornada de cuarenta horas. Es el mismo dinero que percibirá un recepcionista de hotel, un cocinero de restaurante, una camarera de pisos, el personal de mantenimiento o los socorristas. Para el año próximo, tras el ajuste al alza de un 3%, el salario base será de 1.109 euros, que irá incrementándose progresivamente año tras año hasta los 1.142 euros en 2024, 1.177 euros en 2025 y 1.212 euros en el año 2026. Esto permitirá a los trabajadores del sector marcar cierta distancia con el Salario Mínimo Interprofesional, que ya les estaba pisando los talones, siempre y cuando no vuelva a subir.

Pese al nuevo convenio, las empresas zamoranas siguen teniendo los mismos problemas para encontrar personal de cara al verano. La patronal defiende que no se puede pagar lo mismo aquí que en la costa y que se está intentando recurrir a la mano de obra extranjera, teniendo en cuenta que los locales no están interesados en este tipo de trabajos en la actualidad. Una situación que no deja de replicar la tendencia nacional, donde los problemas se suceden para encontrar personal que acceda a trabajar en la hostelería este próximo verano.

Los trabajadores solicitan mejores condiciones de trabajo, pero los empresarios creen firmemente que el problema no es económico, máxime teniendo en cuenta este nuevo convenio suscrito junto con los sindicatos y que ya se encuentra plenamente en vigor para todo el sector de la hostelería.

Compartir el artículo

stats