El tablero político tembló este domingo con el anuncio del próximo desembarco en la arena electoral de las plataformas de la España Vaciada. La idea del colectivo es concurrir a las próximas elecciones para lograr, desde las instituciones, lo que se les ha escapado desde el activismo social. Es decir, el desarrollo económico de los territorios a los que representan y la obtención de recursos para frenar la despoblación galopante que padecen.

Cuando se habla de esa pérdida demográfica, los focos apuntan directamente a Zamora, que acumula años de desplome sin reacción y que lidera los ránkings presentes y de futuro sobre el descenso de habitantes y el envejecimiento en España y en Europa. De ahí que varias plataformas de la provincia formen parte del colectivo de la España Vaciada y se encuentren ahora ante la disyuntiva de dar ese salto a la política, un paso que se decidirá próximamente en base a un debate interno y al sentir que perciban por parte de la gente.

Así lo explicó este mismo fin de semana el portavoz de la Coordinadora Rural, Chema Mezquita, que aseguró que todavía no se ha tomado una decisión al respecto en lo que compete a Zamora. Tampoco se ha definido la fórmula que utilizará la España Vaciada para concurrir a los procesos electorales previstos para 2023, pero la idea es crear una candidatura por cada circunscripción y que los electores de provincias como la zamorana cuenten con una alternativa similar a Teruel Existe, que obtuvo un diputado nacional y dos senadores en noviembre de 2019.

Estas son las bases de un proyecto cuyos detalles se irán perfilando en cada zona durante los próximos meses. Mientras, los partidos políticos miran de reojo hacia este movimiento con un cierto escepticismo, pero con el respeto obligado en democracia. Los representantes zamoranos de Partido Popular, PSOE y Ciudadanos reaccionaron este lunes con ese tono a un anuncio que tampoco parece haberles cogido por sorpresa.

Respeto con peros

Opinan los políticos.

Opinan los políticos.

Por un lado, el presidente del Partido Popular de Zamora, José María Barrios, dejó claro que, “en una democracia, se puede presentar quien quiera”, y citó en varias ocasiones la palabra “respeto” para referirse a la iniciativa de la España Vaciada. Eso sí, el dirigente del PP aseguró que, si las plataformas deciden finalmente concurrir en la provincia, “tendrán que tener un programa y las cosas claras”.

En cuanto al precedente de Teruel Existe, Barrios aseveró que la formación de Tomás Guitarte “ha ido constantemente de la mano del PSOE desde que entró en el Congreso de los Diputados” y puso en tela de juicio la labor llevada a cabo por esta formación hasta la fecha: “Iba a conseguir no sé cuántas cosas y de momento no hemos visto ninguna”, deslizó el dirigente del Partido Popular, que insistió en señalar que hay “libertad total” para quien crea que “lo puede hacer mejor” desde las instituciones que los líderes actuales.

El PSOE

Por su parte, el secretario provincial del PSOE, Antidio Fagúndez, aseguró que, ya “hace meses” que su partido tenía “la impresión de que había personas muy interesadas” en lanzar un proyecto político vinculado a la España Vaciada en Zamora: “Pretenden utilizar ese trampolín”, aclaro el responsable socialista sin citar nombres. Fagúndez sí apuntó que hay colectivos como Viriatos Zamora o Jóvenes de Castilla y León que “han dicho lo que hay” y pidió al resto que “sean claros y no engañen a nadie, si de verdad creen que son la mejor alternativa”.

En todo caso, el dirigente del PSOE apostó por centrarse en el trabajo propio y recordó que su marca “tiene un apoyo social bastante grande” en la provincia. Además, como miembro del socio mayoritario del Gobierno de España, Fagúndez insistió en que su trabajo como parlamentario nacional es “trabajar para traer inversiones” y confirmó que esa es la labor que les ocupa, ahora que los Presupuestos Generales del Estado aparecen ya en el horizonte.

Ciudadanos

Finalmente, el secretario de Acción Institucional de Ciudadanos y presidente de la Diputación, Francisco José Requejo, reconoció que “a los procesos electorales puede concurrir quien quiera”, pero citó también a Teruel Existe como un proyecto que, al final, “únicamente ha servido para que Bildu y los catalanes se beneficien del Estado español”. “Les deseo mucha suerte, pero yo entiendo que no es el momento de politizar la España Vaciada”, advirtió.

En cuanto a las motivaciones que llevan al colectivo a dar el paso hacia la política, Requejo se mostró más comprensivo: “Es cierto que, a los zamoranos, no nos han tratado todo lo bien que merecíamos”, opinó el representante de Ciudadanos, que deslizó que “cuando surgen estas cosas es porque se le ha fallado a la gente”.

Requejo no fue el único responsable del partido naranja que dio su punto de vista sobre la cuestión; también lo hizo el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, que compartió, a través de sus redes sociales, la noticia del salto a la política de las plataformas junto al siguiente mensaje: “Era evidente. Es la consecuencia lógica de las cesiones al nacionalismo. Si vale en Cataluña, en Castilla también. Tenemos un serio problema de gobernanza tanto en los partidos políticos como en el Congreso”, alertó.

En todo caso, con el escenario político actual, uno de los grandes perjudicados por la decisión de la España Vaciada podría ser Vox, que cuenta con varios escaños en estas provincias como tercera fuerza y que podría ver amenazada esa plaza si las plataformas logran impulsar una candidatura con un amplio respaldo social.

La posición de Jóvenes de Castilla y León

Jóvenes de Castilla y León defendió este lunes la “independencia del movimiento social” de la España Vaciada ante la decisión que sitúa al colectivo frente a un inminente desembarco en la política. La representante de la asociación que acudió a la asamblea celebrada en la localidad conquense de Priego, la zamorana Almudena Pérez, dejó claro ese mensaje y recalcó que su grupo va a continuar con las reivindicaciones “desde la sociedad civil” para atajar la despoblación y promover un desarrollo económico en la comunidad autónoma.

Así lo expresaron también en la propia asamblea: “Nosotros lo que dijimos es que los movimientos sociales son poesía y los partidos políticos son prosa. A nivel nacional, se ha autorizado la entrada en política, y nosotros lo respetamos, pero luego cada territorio decidirá”, insistió Almudena Pérez. En todo caso, la zamorana remarcó que la posición de Jóvenes de Castilla y León “está clara” y concluyó que resulta “fundamental” la pervivencia del movimiento de la sociedad civil.

Este colectivo no fue el único que reaccionó a la noticia sobre la entrada en la arena política de las plataformas contra la despoblación. El grupo Viriatos de Zamora también opinó sobre la cuestión a través de sus redes sociales: “Nosotros supimos ver y denunciar la deriva política de la España Vaciada desde su inicio, ya que fue creada como marca con la ayuda e ilusión de la buena gente que nos reunimos en Madrid en marzo de 2019”, aseguraron.

Viriatos señaló que así se lo explicaron a los colectivos zamoranos, “que pusieron el grito en el cielo diciendo que, si eso era cierto, se desvincularían de la España Vaciada”. “Parece ser que, lejos de esa idea inicial, ya empezaron su particular campaña por los pueblos de Zamora”, deslizaron. La asociación aclaró que no están en contra de que estos colectivos accedan a la política, pero opinó que “no es de recibo tapar sus cartas para conseguir el codiciado voto del señor Cayo”.

Estas opiniones se unen a la manifestada ya el domingo por Zamora 10, cuyo gerente, Francisco Prieto Toranzo, afirmó con rotundidad que no entrarán en política. Así lo confirmó tras conocer los detalles del comunicado emitido por el colectivo de la España Vaciada: “No queremos hacerlo, ni nacimos con esa vocación”, explicó el responsable zamorano en declaraciones a este medio. Prieto Toranzo aclaró que “cada plataforma tomará su decisión” a partir de ahora, pero aseguró que Zamora 10 “no se va a implicar de ningún modo” en un hipotético traslado de la lucha social contra la despoblación al terreno político.

En todo caso, el gerente de Zamora 10 sí reconoció que la actuación de las administraciones públicas en relación a las provincias más castigadas por la sangría demográfica “está abocando a tomar medidas de este tipo”. “Nosotros vemos lo que está ocurriendo y comprendemos la inquietud y el anhelo, pero no vamos a entrar”, repitió con claridad el gerente de la asociación para el desarrollo de la provincia.