Desde que comenzara su andadura televisiva en la segunda edición de Gran Hermano, hace ya veinte años, Marta López se ha convertido en un rostro habitual en los programas y debates televisivos, actividad que compagina con su trabajo como empresaria e influencer. Cuando se encuentra con alguien de Zamora, asegura, se le ilumina la cara: “¡Anda yo también soy zamorana, de Benavente y buena gente!”. No en vano la nueva concursante de Supervivientes, que ya se encuentra en Honduras a pocos días de que se inicie el reality, afirma que los miles de kilómetros que ahora la separan de su tierra no pueden hacer que se aleje “de mis raíces, de mi familia, de mi realidad y de mi ciudad, Benavente”.

De Zamora a Honduras, por Supervivientes

Siempre que puede acude a visitar a sus padres en su municipio natal, del que guarda innumerables recuerdos... “el colegio de las monjas, los juegos con mis primas, los viajes a La Bañeza... He sido muy feliz allí y estoy muy orgullosa de ser de Zamora y de Benavente”.

Su viaje al caribe Hondureño para participar en el reality de Telecinco es, reflexiona, “un reto personal y una experiencia, porque no tengo nada que demostrar a nadie sino a mí misma”. Poco amiga de los gimnasios, “no los piso”, inicia la aventura con el objetivo de “intentarlo y hacer todo lo que pueda”. Uno de sus fuertes puede ser la convivencia, “porque tengo ocho hermanos y me adapto bien a las situaciones.

La benaventana en otra imagen de sus redes sociales

La benaventana en otra imagen de sus redes sociales

Madre de tres hijos, Marta López reconoce que como tantos otros españoles vive preocupada la evolución de la pandemia, “pendiente de mi provincia, de mi familia...”. Una de sus últimas relaciones sentimentales, con Alfonso Merlos, acabó en escándalo. La amante de su entonces pareja, Alexia Rivas, será una de sus compañeras de isla, de barco o de palapa.... porque aún quedan muchas cosas por saber sobre el inicio del reality. De momento ya se han abierto votaciones para que los telespectadores decidan qué concursantes quieren que vayan a la isla del Pirata Morgan y quiénes se queden en un barco encallado. Y Marta lo tiene claro... “De Zamora espero apoyo para que no se nos vaya la paisana del concurso”.