La alternativa de Ikea para decir adiós al cubo de basura

El producto está arrasando por su utilidad y bajo precio

Adiós al cubo de basura.

Adiós al cubo de basura. / P. O.

P. O.

El cubo de basura está presente en cualquier hogar. Generar basura en el hogar es algo inevitable y más cuantas más personas convivan en la casa. Por eso, es importante coger un buen hábito para tirar la basura de manera frecuentemente y evitar que se acumulen los olores.

Una pregunta muy habitual que todos nos hacemos es dónde colocar el cubo de basura. Lo mejor será colocarlo debajo del fregadero en un espacio cerrado con el que los olores no se transmitan por toda la casa.

Todo el mundo quiere ahorrarse la tarea de tener que bajar la basura al volver de trabajar o cuando el hedor comienza a hacerse evidente. Además, su tamaño influirá de manera determinante a la hora de encontrarle un hueco en el orden de la cocina.

Una alternativa al cubo

Ikea ha incorporado otra vez novedades al catálogo para aumentar los productos que ofrece tanto en tiendas como página web. En este caso, este artículo viene a cumplir las funciones del cubo de basura, eso sí, sin ocupar todo el espacio que este puede ocupar. Skoläst es un cubo en miniatura pensado para ser colgado en la puerta junto al fregadero.

De esta manera, podrás tirar todas las cáscaras y los restos directamente desde la encimera sin necesidad de moverse. Si por el contrario no puedes engancharlo con la puerta del mueble del fregadero, puedes colocarlo en la encimera, ya que su espacio no supondrá un problema.

El precio de este pequeño cubo es de 4,99 euros. Su altura es de 26 centímetros y cuenta con una pinza en la parte trasera para que puedas engancharla a puertas de hasta 22 milímetros de grosor.

El reciclado en cualquier hogar

El acto de reciclar ocupa un lugar importante en la rutina diaria de muchas personas. Por lo general, en la mayoría de los hogares, se encuentran dos contenedores de basura separados: uno para los desechos comunes y otro para el plástico. Además, se separa el papel y el cartón para su reciclaje. Es crucial sacar la basura de manera regular como parte de la rutina familiar, ya que de lo contrario, los olores desagradables pueden llenar el espacio y atraer insectos no deseados, como moscas.

Cuando se trata de adquirir un cubo de basura, es importante elegir uno que tenga el tamaño adecuado para las necesidades de la familia en función de la cantidad de personas que viven en la casa. Un hogar con un solo residente no necesitará un cubo grande como lo haría una familia de tres o más personas. Además, al comprar bolsas de basura, es útil seleccionarlas según el tipo de material que se va a reciclar, como usar bolsas amarillas para el plástico, verdes para el vidrio, grises para los desechos comunes, azules para el papel, y así sucesivamente.

El cambio de las bolsas también se convierte en una tarea de lo más tediosa, sobre todo cuando el cubo está sucio y resulta desagradable tocarlo. Por eso es conveniente que cada cierto tiempo saques un rato para desinfectarlo y dejarlo como nuevo.

Una manera efectiva para poner las bolsas es abrir la bolsa por completo y hacer un churro con ella. Te darás cuenta de que conseguirás colocarla de una manera mucho más rápida.