13 de febrero de 2020
13.02.2020

"Ha trabajado por muchas cofradías"

Las hermandades muestran su consternación por la repentina muerte de Nacho Gómez Jambrina, cofrade, cargador, ex secretario de Las Capas y directivo del Vía Crucis

12.02.2020 | 20:38
En el centro, Nacho Gómez Jambrina durante una asamblea de las Capas, en la etapa de Antonio María Pastor.

La Semana Santa de Zamora lamenta la muerte de José Ignacio (Nacho) Gómez Jambrina, un hombre muy conocido en círculos semanasanteros dado que procede de una familia muy vinculada a la Pasión y porque durante muchos años ocupó puestos directivos en la Cofradía del Jesús del Vía Crucis al lado de Pedro García Álvarez, fue secretario de la Hermandad de Penitencia durante los mandatos de Antonio María Pastor y de Antonio Martín Alén, cargador del Cristo del Amparo y cargador más de 25 años de la Virgen de La Soledad "a la que profesaba una gran devoción", tal y como indicaba las Capas y Jesús Nazareno en sus distintos perfiles en las redes sociales.

Gómez Jambrina tenía una estrecha vinculación con la Hermandad Penitencial del Cristo de la Buena Muerte, pero "su cofradía, sin duda, era la del Vía Crucis". Así de taxativo se mostraba ayer el presidente de las Capas, Antonio Martín Alén, quien recordaba que "Nacho fue durante doce años mi secretario y ocho con mi predecesor. Él me animó a presentarme a la presidencia de las Capas. Para mí ha sido una persona muy importante. Yo a su derecha, no él a la mía", comenta con tristeza sobre "mi amigo".

Las cofradías de Semana Santa tenían previsto anoche la celebración de un consejo rector pero decidieron suspenderlo en señal de luto por el fallecimiento de quien durante años formó parte de la asamblea general de la Junta pro Semana Santa y "ha trabajado por muchas cofradías", remarca Martín Alén.

Gómez, de 57 años, apareció sin vida en la mañana de ayer, sentado en un banco de la plaza del Maestro. El zamorano recorría la zona antes de las ocho de la mañana camino a su lugar de trabajo, en las oficinas de la Agencia Tributaria en la calle de Santa Clara. Según pudo saber este diario, comenzó a encontrarse mal y tomó asiento en la citada plaza, circunstancia repentina de la que no pudo recuperarse.


La Policía Local recibió aviso de la presencia de una persona sin aparentes signos de vida por un ciudadano que caminaba por la zona a primera hora de la mañana, un área transitada por la cercanía al colegio de La Milagrosa y a numerosos comercios y bares. Fue entonces cuando se activó el dispositivo dl servicio 112. Hasta la zona se desplazaron miembros de Emergencias del Sacyl, así como Policía Nacional y Municipal.

La capilla ardiente de Nacho Gómez Jambrina está instalada en el tanatorio de la Soledad y su funeral será hoy a las 17.00 horas en la parroquia de Lourdes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook