16 de abril de 2019
16.04.2019

Vivir como un cura ya no es lo que era... y menos en Semana Santa

Fernando Lorenzo, con 28 pueblos, y Teo Nieto, con 15, pasan toda esta semana conduciendo de parroquia en parroquia, con una jornada de 17 horas el Viernes Santo

16.04.2019 | 00:09

El Arciprestazgo de Aliste y Alba integra un amplio territorio fronterizo sobre el que se ciernen la despoblación y el olvido. Atrás quedaron los tiempos donde cada pueblo tenía cura propio, con casa parroquial y criada. Las cosas han cambiado, y mucho: "Vivir como un cura", que rezaba el dicho popular para describir a quien más cómodamente vivía, ya no es lo que era. La escasez de sacerdotes lleva a que en periodos como la Semana Santa algunos curas vivan en la carretera.

Antaño un cura visitaba el pueblo vecino, un recorrido a lo sumo de 5 a 10 kilómetros. Ahora, un día como Viernes Santo algunos recorrerán más de 100 kilómetros. El coche de Teo Nieto marca ya 273.753 kilómetros para ir a decir misa, procesiones y también entierros.

El Arciprestazgo suma 84 parroquias en otros tantos pueblos, con solamente siete sacerdotes ya en activo y alrededor de 9.743 habitantes. Ello supone que cada cura atiende una media de 1.391 feligreses.

Echando la vista atrás, allá por 1791 las Vicarías de Aliste (57 pueblos) y Alba (24) tenia 58 curas, –51 mas que ahora–, de los cuales a 46 estudió y juzgó el visitador Manuel Cid y Monroy en su visita hace 228 años. Recorrió Aliste con 48 años acompañado del notario Felipe Matías Calvo en mayo (el día 14 llegó a Mahíde), junio y julio (el día 12 finalizo en Losilla de Alba).

Fernando Lorenzo Martín, actual arcipreste de Aliste y Alba, es uno de los curas con más parroquias de España: 28, repartidas en cuatro Unidades de Acción Pastoral: Valer, Sarracín, Alcañices y Nuez. Además es el responsable de Cáritas Aliste, del campamento "Como Enanos" y de peregrinaciones. Contará estos días con el apoyo de otros curas: Pedro García González, Pedro Faúndez, la religiosa del Amor de Dios Isabel y varios seminaristas.

Teo Nieto Vicente atiende 15 parroquias de las Unidades de Acción pastoral de San Juan del Rebollar y Rabanales, además de ser profesor de religión en el Instituto Aliste de Alcañices. Allí donde no pueda llegar le ayudara una religiosa: Evelina.

El Domingo de Ramos Fernando Lorenzo Martín inició su primera misa a las 10 de la mañana en Valer, para continuar luego con Bercianos (11), Sarracín (12) y Alcañices (13). Teo Vicente ofició en Lober, Grisuela, Rabanales, Sejas y Matellanes.

Viernes Santo será uno de los días de más tarea. Fernando Lorenzo comenzará a las 7 de la madrugada con el Vía Crucis de Alcañices y continuará con Bercianos (12), Alcañices (16.30), Nuez (21) y Trabazos (22). Teo Nieto se recorrerá él sólo media comarca alistana en el Viernes Santo para que al menos 8 de su pueblos tengan Pasión y Muerte de Cristo con cura: Rabanales (9.30), San Vitero (11.30), Ufones (13.30), Tolilla (17), Rábano (18), Ribas (19.30), Tola (20.30) y Matellanes (22).

La cosa se complica y mucho con vistas al Sábado Santo con la Vigilia Pascual. Es materialmente imposible que se pueda celebrar en todos los pueblos como se hacía antaño. La solución estará en reagrupar los pueblos de cada unidad de acción pastoral a una misma hora y en una misma iglesia parroquial a donde todos los mayordomos y feligreses que lo deseen acudirán con la cruz de plata y el cirio pascual.

Teo Nieto celebrará las Vigilias Pascuales de la Unidad de Acción Pastoral de Rabanales en Matellanes (9.30 horas) y de la de San Juan en Tola (11.30).

Fernando Lorenzo tendrá las vigilias de las Unidades de Acción Pastoral de Valer y Sarracín en San Vicente a las 20 horas con 14 pueblos y en Alcañices (Santuario de la Virgen de la Salud) las de Nuez y de la villa a las 23.30 (14 parroquias).

Allí se encenderán las hogueras con ramos de laurel y romero de las que saldrá la ceniza para Miércoles de Ceniza de 2020 y el agua bendita que cada mayordomo llevara a sus iglesias para que puedan recogerla los feligreses el Domingo de Resurrección. Se mantiene la costumbre en Aliste de llevar y tener el agua bendita en casa para las ocasiones.

Para Teo Nieto la Semana Santa "son días de mucho jaleo por las celebraciones, pero son, sobre todo, días positivamente intensos. El pueblo alistano es un pueblo que vive la Semana Santa con una sobriedad y profundidad que a mi me toca el corazón. Por eso, a pesar del cansancio, el jaleo, los kilómetros que suponen estos días, yo lo vivo con mucho gozo y lo disfruto mucho. Y además cuento con el apoyo de un buen grupo de celebrantes, la mayoría mujeres, siempre disponibles para ir construyendo esta Iglesia con un nuevo rostro: un rostro más laical".

Celebrantes de la palabra se encargarán de celebrar actos religiosos donde los curas no pueden llegar. Francisco, feligrés nonagenario sentencia: "A todos nos gusta tener misa y procesión, más aun en Semana Santa, pero hay que ser realistas, son siete curas y 84 pueblos, no pueden llegar a todos los sitios, pasan la vida en la carretera y algún día van a tener una desgracia". La novedad de esta Semana Santa estará en Lober donde Teo Nieto oficiará un bautizo el domingo. En tiempos de paro, los curas alistanos, de trabajo, van muy, pero que muy sobrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook