24 de febrero de 2019
24.02.2019

Cinco imágenes inéditas que nos ha dejado el Via Crucis

El desfile extraordinario de Semana Santa permitió a los zamoranos vivir momentos que nunca se han vivido

24.02.2019 | 19:11
Cinco imágenes inéditas que nos ha dejado el Via Crucis

Hacía cierto calor primaveral, la ciudad estaba llena de gente y los pasos estaban en la calle. Era Semana Santa en febrero pero esta procesión extraordinaria no siguió los cánones habituales lo que permitió ver imágenes que nunca se habían visto.

La Virgen de La Soledad y Nuestra Madre, por primera vez juntas

Las dos vírgenes con más devoción de la ciudad, coincidieron en la Plaza Mayor tras la celebración del Vía Crucis durante su traslado a sus templos durante unos segundos que muchos zamoranos quisieron inmortalizar. Son muchos los habitantes de la ciudad que tienen devoción a ambas vírgenes y que son miembros de ambas cofradías.


Jesús Yacente, a plena luz del día

Jesús Yacente lució sobre unas parihuelas en plena Plaza Mayor de Zamora con la luz del sol sobre su rostro, una imagen nada habitual para un Yacente que desfila siempre en la noche zamorana del Jueves Santo, pasando sus últimas horas junto a su pueblo.

Tampoco es nada habitual que el campanil del Espíritu Santo se pueda ver durante el día.


Cofrades sin caperuz

Quienes se hayan acercado a Zamora estos días por primera vez podrán creer que los cargadores que van por fuera de los pasos en Zamora no llevan caperuz, una imagen complicada de volver a ver en la capital, donde tanto el campanil del Espíritu Santo como el inciensario del Silencio se cargan con el hábito completo.

Los reposteros en el Ayuntamiento en febrero

Zamora quiso vestirse de Semana Santa completa y muchos balcones por los que pasó el Via Crucis se engalanaron. El balcón más importante de la ciudad, el del Ayuntamiento, también lució sus mejores galas de Semana Santa y los reposteros brillaron en la Plaza Mayor.


Thalberg y Mater Mea sonaron en la entrada al Museo

Oír Thalberg y Mater Mea en la entrada al Museo de Semana Santa es algo bastante habitual en la Pasión zamorana. Lo que no es tan habitual es oír la Marcha de Thalberg antes de que Jesús Camino del Calvario levante en San Juan o que Jesús Resucitado entre en el Museo de Semana Santa con una marcha fúnebre como es Mater Mea.

Puedes ver todos los vídeos del desfile procesional aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook