24 de noviembre de 2018
24.11.2018

Zamora destetada

La marcha de Gaza obliga a replantearse la relación de la capital y los pueblos de alrededor

23.11.2018 | 20:33

Se desteta a los niños por dos razones: porque la madre pierde la leche o porque la madre no quiere seguir amamantándolo. Parece que lo de Gaza y su traslado a Coreses se está viviendo en Zamora como un destete. Siendo Vázquez alcalde, ya se quiso lo mismo. En aquella ocasión la cosa estaba en que Gaza quedase absorbida por una gran empresa y la zona pasase a edificable. La maquila le debió parecer insuficiente al alcalde y no hubo trato. Del trinquete que juegan los dos ayuntamientos y la empresa se oyen, desde fuera del frontón, bastantes "pelotazos" por encima de la chapa. Todos dicen cumplir con su obligación pero, si nada lo remedia, se va.

¿Y ahora qué? Pues ahora aprender que cualquier empresa se planta o se deslocaliza a su interés, por muchas alfombras que regalemos. Y como el nuevo hermano de leche no está muy lejos de Zamora, y predecimos que a este paso para el 2020 somos 50.000 o menos, lejos de empeñarse en batallas de consumo y boicoteo, casi lo mejor es pensar en hermanarnos como en un hospicio. Hacernos hermanos de olla de los pueblos de alrededor, pues en el hospicio nos ha dejado papá Estado y madrastra Economía. Me parece que no nos queda otra que tirar de resilencia: la capacidad que tiene una persona o un grupo de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro. Pues vamos al futuro.

Si las empresas nacidas en el territorio van ocupando la periferia (ya hay varias); si mantenemos sano el cinturón verde pensando en el consumo de cercanía; si, viendo los coches que entran desde esta periferia cada mañana, comprendemos que de alguna forma somos una comunidad aunque no la contemplen las estadísticas; si no nos sirve el modelo de mancomunidad, alfoz, consorcio, centro y periferia porque se generan desigualdades, que ya están apareciendo en el presente (echo cuentas y me sale que los jubilados de los Bloques pagan el agua de las piscinas de Morales y que no cuadra que la empresa de suministro y depuración de aguas tenga de intermediario al ayuntamiento de Zamora para cobrarle al de Roales); si debemos protegernos de pagar más ahorrando al menos IVA y beneficios empresariales, y para ello debemos perseguir la municipalización de los servicios básicos?Si todo esto lo tenemos claro, el futuro puede estar en que se nos permita crear un "ente superior" que nos sumase en igualdad de cargas y servicios.

Esto está en manos de la comunidad Autónoma. El modelo antinatural y fracasado de áreas, las UBOST, no puede impedir la propuesta de un nuevo planteamiento, este de comarcas surgido de la fusión voluntaria de ayuntamientos en función de la economía compartida, su similar tamaño y su proximidad. Después, y con todos, crear este ente superior con personalidad política y democrática: Hermanos de Olla, para que se entienda.

Entre hermanos de olla la Diputación no puede mangonear, no hay alcaldes estrellas, y se alteran las bases del poder: los ciudadanos pintan más, los caciques menos. La cosa necesita su estudio para ver qué servicios conviene que pasen a este ente superior con el objetivo de mejora y ahorro, pero parece una buena jugada ante tanto destete. Resilencia lo llaman. Pero podría llamarse Zamora Coraje.

(*) Secretario Municipal de Podemos Zamora

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook