08 de octubre de 2018
08.10.2018
Zamoreando

Alegorías deportivas

Hay que ayudar a nuestros equipos, - a todos, por el esfuerzo que realizan

08.10.2018 | 00:06
Alegorías deportivas

Comienzo por decir que siento una enorme simpatía hacia Manuel Alessander, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Zamora. Lo veo comprometido con algunos aspectos del deporte y alabo las mejoras que ha introducido en el pabellón Polideportivo Angel Nieto. Pero, dichosos peros, además de ese pabellón el Ayuntamiento también cuenta con el Camba que está echadito a perder, bastante dejado de la atención municipal. Me refiero en concreto al suelo que pisan los jugadores de distintas disciplinas y que debido a su mal estado puede provocar situaciones no deseadas, como caídas y lesiones.

Al concejal lo he visto por el Camba, no así a la oposición que a veces se debate en tonterías dejando lo verdaderamente importante en el tintero. Y eso va por igual para PP y Ciudadanos. Otro tanto habría que decirle al PSOE, pero como co-gobierna en la institución local es difícil situarlo en un punto de referencia o en el otro. Apelo a la sensibilidad de Alessander, para corregir los fallos que se sufren cada día en el Camba. Los equipos que tienen la desgracia de entrenar allí, han levantado acta mediante fotos que no dejan lugar a duda alguna.

Me parece de perlas que, a base de grafitis, se haya adecentado el pabellón por antonomasia de Zamora, el que lleva el nombre del 12+1 veces campeón del mundo. Me parece que su imagen en la fachada principal le hace merecida justicia. Zamora tiene que seguir reivindicando la figura del piloto zamorano. Todo me parece poco para quien, con las dificultades de antaño, consiguió hacer historia con proezas que están en la mente de todos. Porque si España se aficiono al motociclismo que ahora usufructúan Lorenzo, Márquez, Pedrosa, Espargaró y compañía, fue gracias a nuestro, con sentido de la propiedad, Angel Nieto. Ya digo, todo me parece poco para honrar su recuerdo.

Discrepo del mural interior donde algún deporte se repite y a otros los dejan reducidos a la nada pero, bueno, la idea era y es buena y estimo que el pabellón ha ganado. Pero a eso hay que añadir comodidades que no tiene. Exceso de calor en verano y algo de frío en invierno. Ignoro si todos los equipos son tratados de igual manera o la respuesta municipal depende de la categoría alcanzada. Ha hecho calor, semanas atrás y sin embargo, público y jugadores han debido soportar una auténtica sauna. Estas son las cosas que hay que valorar.

Como hay que valorar con largueza, con más generosidad, el asunto de las subvenciones. Hay que ayudar a nuestros equipos, a todos. Por el esfuerzo que realizan, por estar ahí, por afianzar las ilusiones de los aficionados, porque no resulta fácil mantenerse sólo con ilusión. Zamora no puede ser puntera en deporte alguno si sus instituciones no los respaldan. Y no hay mucha química entre el Ayuntamiento y el deporte. Lo digo más que nada a tenor de alguna respuesta dada a responsables deportivos por el primer edil.

Menos mal que Manuel Alessander si está concienciado. Llega de Salamanca, donde cursa estudios universitarios, y lo primero que hace es dirigirse al pabellón y atender sus compromisos. No puede ni debe dejar de hacerlo. Quince mil euros en grafitis no está nada mal. Pero hay que corresponder con la misma generosidad en las subvenciones. No se les pueden dar migajas, sino a todos, si a varios equipos que así lo han manifestado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook