Suscríbete

El tesoro artesano de Zamora

Zamora tiene tanta historia como tradición artesana. La artesanía ha sido importante desde hace muchos siglos en la provincia y se mantiene viva gracias al trabajo de artesanos que continúan elaborando sus productos siguiendo los métodos tradicionales y adaptándolos a los nuevos tiempos.

 

 

Zamora está unida a su artesanía y aunque los productos hechos a mano y de forma tradicional han ido desapareciendo en muchas partes del país, la provincia sigue conservando esta tradición gracias a profesionales artesanos de diferentes zonas de la provincia. De Moveros a Pereruela y de Zamora a Benavente. Estas son algunas de las localidades en las que trabajan artesanos de la alfarería, de la forja o de la tapicería, unas labores que han ido pasando de generación en generación y a la que dedican su empeño y horas de trabajo, además de su imaginación y saber hacer para adaptarse a las necesidades de los nuevos tiempos.

Encontramos alfareros en Moveros, en la comarca de Aliste, muy cerca de la frontera con Portugal, y en Pereruela, en tierras de Sayago, con productos como hornos de barro refractario y sus accesorios, cada uno con sus propias particularidades y características; así como cazuelas, asadores, pucheros u objetos de decoración.

La forja es otro de los oficios artesanales que podemos encontrar en Benavente, con la realización de todo tipo de trabajos en hierro, desde mobiliario a balaustradas y restauraciones.

En la capital no falta tampoco el trabajo hecho a mano, como ocurre con la tapicería artesanal de todo tipo de muebles.

Compartir el artículo