Kiosko

La Opinión de Zamora

Tirar paredes para ser más productivo

Oficinas sostenibles de Diagrame

Lámparas que absorben el ruido, sensores de luz, aparcamientos para patinetes y la ausencia de papeleras e impresoras visten las nuevas oficinas sostenibles que empiezan a construirse. Una nueva arquitectura que, además de favorecer al medio ambiente, aumenta la productividad y creatividad de los trabajadores.

Barcelona, concretamente, tiene más de 1,5 millones de metros cuadrados de oficinas certificadas por su sostenibilidad -de un total de 6,1-, lo que supone el 27% del total del estoc, según datos de CBRE del primer semestre de 2021.

Fluidra invirtió 3,3 millones de euros en aplicar este concepto en su nueva ubicación de 4.480 metros cuadrados en Sant Cugat del Vallès (Barcelona). "El compromiso de los trabajadores a raíz de la instalación en las oficinas sostenibles ha subido hasta el 89%, por encima de los objetivos", explica Amalia Santallusia, directora global de recursos humanos de la empresa especializada en todo lo relacionado con las piscinas. "No tenemos papeleras, hemos pasado de 27 impresoras a 11 y se ha eliminado el gasto de 196.000 cápsulas de café anuales gracias a las cafeteras automáticas", añade.

En términos de movilidad, Fluidra financia el 50% del coste del transporte público de los trabajadores, dispone de siete cargadores eléctricos y se encuentra estratégicamente a dos minutos de una estación de ferrocarriles, lo que potencia la descarbonización.

Cada vez más empresas empiezan a aplicar tecnologías avanzadas para la gestión de los edificios, también llamados ‘smart buildings’, que influyen en aspectos como el consumo energético y la comunicación entre los trabajadores. "Las estancias conocen el número de personas que la ocupan mediante sensores, y pueden subir o bajar el aire acondicionado, apagar las luces o avisar de cuándo pueden entrar a limpiar", explica la directora de ‘Advisory&Leasing’ Oficinas de CBRE, Lindy Garber.

En estos inmuebles, los espacios abiertos son los grandes protagonistas, dado que mejoran el liderazgo y la comunicación entre los líderes y los empleados, según los expertos. Según añade Garber, el aumento del coste en los proyectos cuando se incorporan estas dinámicas se estima entre el 7% y el 8%, porcentaje que también "se debe sumar a la felicidad de los trabajadores".

Doctoralia decidió durante el confinamiento ampliar e innovar en sus oficinas, situadas en el hub tecnológico del 22@ de Barcelona, para adaptar el espacio a su crecimiento y a los tiempos actuales. Con una inversión de unos 400 euros por metro cuadrado, ha pasado de tener varias plantas a concentrar toda su actividad en una sola de 1.000 metros cuadrados en el mismo edificio, donde ya aloja a 330 trabajadores. "Casi todos los materiales son reciclados, como cartones o cimientos, aunque también hay zonas de madera natural", explica Carlos Villaverde, director de operaciones en España. Además, los proveedores de mobiliario, diseñadores y arquitectos se eligieron de kilómetro cero.

En estos espacios, los trabajadores deben acostumbrarse a dejar de tener un asiento asignado. "Cada trabajador elige sentarse donde quiera según el día", dentro de su departamento, y puede dejar las cosas en taquillas o estanterías para el día siguiente, según apuntan las fuentes consultadas. Esto se puede hacer gracias al teletrabajo, siempre presente en estos proyectos. En el caso de Doctoralia, entre el 60% y el 70% de la plantilla opera desde casa, mientras que en Fluidra los empleados pueden teletrabajar dos días a la semana.

Manel Fernández, profesor de la UOC en dirección y gestión de personas, señala que estas empresas también valoran, "además de que no existan riesgos físicos, que no haya riesgos psicosociales para los trabajadores"; y tener en cuenta la conexión emocional con la compañía repercute en una mayor productividad, confianza y compromiso. Este tipo de inmuebles se puntúan mediante diferentes certificados según el grado de integración de los criterios sostenibles, como la Breeam, la LEED, la WELL o la Zero Carbon Certification. Aunque, muchas de estas empresas todavía no han podido cuantificar las emisiones o la suma de productividad por su corto recorrido, que valorarán los próximos meses.

El mercado de las oficinas fue clave para la recuperación de la actividad en 2021, cuando Barcelona llegó a los 300.000 metros cuadrados contratados y concentró el 59% del total de la inversión en España. H&M, Vueling, Smilgate, Glovo o Webhelp también eligieron la capital catalana como base, con 65.000 metros cuadrados entre todas.

Compartir el artículo

stats