Archivado el caso de fraude electoral en la Residencia de Moraleja de Sayago: "El PSOE ha jugado sucio"

El Juzgado impone al portavoz del PSOE, Samuel Mayor, el pago de las costas del proceso

El auto judicial exime de cualquier responsabilidad a las tres personas investigadas

Reacciones del alcalde, Ángel Villamor: "Lucharé para que se reponga lo antes posible el daño moral causado al pueblo".

"Me he visto atacado en otros procesos electorales anteriores pero éste último ha traspasado todos los límites"

"El PSOE ha jugado sucio y sin escrúpulos, ya que se ha demostrado que hacer daño en esta vida es muy fácil"

El alcalde de Moraleja, Ángel Villamor, conversa con un guardia civil el día de la investigación en la Residencia

El alcalde de Moraleja, Ángel Villamor, conversa con un guardia civil el día de la investigación en la Residencia / JOSÉ LUIS FERNÁNDEZ

El Juzgado número 4 de Zamora ha archivado las diligencias por un posible delito de fraude electoral en la Residencia de Moraleja de Sayago durante las elecciones municipales del pasado 28 de mayo.

El auto judicial acuerda el sobreseimiento de las actuaciones al considerar que los hechos "carecen de cualquier trascendencia penal" e impone las costas al candidato del PSOE y denunciante de los hechos, Samuel Mayor, porque "ha provocado un gasto de recursos materiales, tanto a la Administración de Justicia como investiagos, innecesario y carente de justificación alguna".

El alcalde de Moraleja de Sayago, Ángel Villamor Turrión, ha comunicado la resolución a los vecinos a través de un anuncio público donde aclara que "lucharé desde el Ayuntamiento y la Fundación La Paz (gestora de la Residencia como el alcalde como máximo responsable), para que se reponga lo antes posible el daño moral causado a los ancianos, trabajadores y a la imagen de un pueblo que no se ve representado por este tipo de actuaciones".

La denuncia del entonces candidato socialista, Samuel Mayor, provocó la intervención de la Guardia Civil en la Residencia de Moraleja de Sayago en busca de pruebas sobre la posible manipulación del voto con los ancianos. Un amplio despliegue de agentes actuaron en busca de pruebas en vísperas de la celebración de las elecciones municipales que darían la victoria al candidato cuestionado Ángel Villamor, que se presentó por Zamora Sí.

Los investigados en el caso fueron un trabajador de Correos, la directora y una trabajadora de la Residencia de Moraleja de Sayago que habían tramitado el voto por correo solicitado por algunos ancianos. En los tres casos el auto judicial descarta un delito electoral.

En cuanto al trabajador, el Juzgado establece que "se limitó a traer y llevar los votos por correo". Por su parte, las personas que ejercieron su voto por correo estaban "correctamente inscritas en las listas electorales". Para el Juzgado, "esto es suficiente para decretar el sobreseimiento libre de la causa". No obstante, tampoco encuentra actuación ilícita ni por parte de la directora ni la trabajadora de la Residencia. Concluye el auto del Juzgado número 4 que los hechos investigados "carecen de relevancia penal".

El alcalde de Moraleja de Sayago, Ángel Villamor, expresa que se siente satisfecho, "pero muy saturado y muy dolido por el ataque infundado que se hizo en los días previos a los comicios". Afirma también que en otros procesos electorales anteriores ya había sufrido ataques, pero "éste último ha traspasado todos los límites". El veterano alcalde de Moraleja de Sayago, que años atrás lo fue por las filas del PSOE para terminar saliéndose del partido por desavenencias, considera que este partido "ha jugado sucio y sin escrúpulos ya que se ha demostrado que hacer daño en esta vida es muy fácil".

El regidor de Moraleja de Sayago siente "tristeza por la presión a la que se sometió a los abuelos de la residencia en esos días y el daño moral sufrido por sus familiares, trabajadoras del centro e incluso personal del Servicio de Correos, que según dicta la sentencia actuaron con total profesionalidad".

Villamor Turrión afirma no guardar rencor, pero espera "que el PSOE pida disculpas y esté a la altura de una batalla política digna, ya que no pueden manipular así a cualquier persona del pueblo que se preste a hacerme daño de esta manera a cualquier precio. Y ahora es este portavoz del PSOE el que debe pagar las costas por los gastos innecesarios y trastornos que se han ocasionado a la Administración de Justicia y a determinadas trabajadoras de la residencia".

Lamenta también el alcalde el "espectáculo mediático" que provoco la denuncia con las cámaras de televisión de ámbito nacional haciéndose eco de la misma desde la propia residencia.