Robo en Zamora: Los ladrones vacían la quesería del Beato de Tábara

El robo en la emblemática empresa familiar acaba con la producción de dos meses  y arruina la campaña navideña

La explotación empezaba a remontar tras el incendio de Losacio

"Desde el verano ya estábamos normalizando la actividad y ahora viene otro golpe"

Estanterías vacías tras el robo de los quesos del «Beato de Tábara». | Cedida

Estanterías vacías tras el robo de los quesos del «Beato de Tábara». | Cedida / Irene Gómez

No han dejado ni rastro. Los ladrones han limpiado literalmente las cámaras de la fábrica de queso ecológico "Beato de Tábara", llevándose por delante todo el trabajo de dos meses y malogrando las ventas de este largo puente de La Inmaculada y la Constitución y, lo que es más grave, la siempre generosa campaña navideña.

Ocurrió la noche del lunes al martes en el pueblo de San Martín de Tábara, donde los hermanos Santiago e Israel León Vasallo están al frente de la pequeña empresa familiar, que cuenta con un rebaño de cabras que se alimenta mediante el pastoreo tradicional y cierra el ciclo con la elaboración de queso ecológico artesanal con la leche procedente de la propia cabaña.

Los ladrones entraron de madrugada a la fábrica por una ventana, desde un patio interior, y se llevaron todos los quesos ya preparados para la venta, aunque sin las etiquetas. Las estanterías repletas del producto quedaron limpias para desolación de los jóvenes ganaderos y productores, que descubrieron por la mañana el desaguisado. Antes de marcharse, los ladrones revolvieron cajones y papeles en el pequeño despacho que hay a la entrada de la fábrica.

Los quesos robados no están etiquetados, por lo que los ganaderos piden ayuda. "Hay mucha gente que conoce nuestro queso, si lo ven que sepan que ha sido robado y nos avisen" pide Santiago León, con la esperanza de que el producto pueda ser localizado. No obstante, la Guardia Civil ya investiga el caso.

Despacho de la entrada de la fábrica con todo revuelto

Despacho de la entrada de la fábrica con todo revuelto / Cedida

"Ha sido un palo muy gordo. Nos toca empezar otra vez" lamenta Santiago con el todavía cercano recuerdo del incendio de Losacio que devastó esta explotación familiar, obligando a los ganaderos a empezar de cero.

Por más que toda la familia batalló por salvar a los animales, al final ese negro verano de 2022 acabó con toda una vida de trabajo y obligó a esta familia a volver a empezar. Con más de un centenar de cabras muertas en el incendio, todos los esfuerzos no fueron suficientes para mantener al resto de la cabaña y hubo que sacrificarla para reponer por completo la explotación con nuevos animales.

Los jóvenes ganaderos tabareses se armaron de valor y fortaleza, y empezaron de nuevo. "Desde el verano ya estábamos normalizando la actividad y ahora viene otro golpe" expresa Santiago León.

Los jóvenes ganaderos tabareses se armaron de valor y fortaleza, y empezaron de nuevo. "Desde el verano ya estábamos normalizando la actividad y ahora viene otro golpe" expresa Santiago León.

Porque el robo de toda la producción de este fin de año obliga a empezar de nuevo. Los queseros se lamentan: "Volvemos a dejar colgados a nuestros clientes, una vez más". Los devastadores incendios de La Culebra acabaron con la producción de casi un año en esta icónica quesería de San Martín de Tábara, situada en las estribaciones de la Sierra de la Culebra. Aún así, los consumidores no dieron la espalda a los jóvenes ganaderos y las ventas remontaron, incluso por encima de lo esperado. Empezaban a ver la luz.

Superado el tremendo bache de los grandes incendios de la Sierra de la Culebra, los ganaderos de esta quesería artesanal que se ha ganado el prestigio a base de esfuerzo y profesionalidad, tenían toda la producción preparada para la campaña de Navidad. Regalos, cestas, clientes fieles... Todo se ha ido por la borda.

La quesería artesanal del "Beato de Tábara" se ha quedado una vez más en blanco, sin poder servir a las tiendas y anulando cantidad de pedidos.

No fueron las únicas víctimas de los delincuentes. Esa misma noche, fue asaltado al almacén de construcción en el mismo pueblo de San Martín de Tábara. La Guardia Civil mantiene abierta la investigación para esclarecer los robos y localizar a los autores.