García-Gallardo reivindica "el valor y el orgullo de ser agricultor y ganadero" en su visita a Zamora

El vicepresidente de la Junta ha destacado un modelo de cooperativismo que concilia "la muy necesaria libertad de empresa con la cooperación económica"

Juan García-Gallardo en Zamora.

Juan García-Gallardo en Zamora. / J. L. F.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha participado en el VI congreso de Cooperativas Agroalimentarias que se ha celebrado en Zamora de la mano de Urcacyl, bajo el lema "La fuerza del compromiso".

El congreso ha agrupado a los representantes del mundo de las cooperativas agroalimentarias de toda la región, un sector que en el pasado ejercicio facturó "más de 3.800 millones de euros en Castilla y León y que aglutina a más de 37.000 familias", según ha desvelado Fernando Antúnez García, presidente de Urcacyl, durante la presentación de las jornadas de un sector "comprometido con el desarrollo rural, con la generación de riqueza en nuestros pueblos y con la atención a las necesidades alimenticias del conjunto de la sociedad".

Por su parte, Juan García-Gallardo ha transmitido un mensaje de apoyo al sector y ha reivindicado "el valor y el orgullo de ser agricultor y ganadero", un oficio que "es tarea de todos prestigiarlo", debido a su importancia estructural, en especial en las provincias de Castilla y León.

Para ello, el vicepresidente ha destacado el papel que las cooperativas juegan "se llegará mucho más lejos si se camina juntos", ha explicado sobre un modelo que concilia "la muy necesaria libertad de empresa con la cooperación económica", además de favorecer "el arraigo en el territorio al situar a los agricultores y ganaderos en el centro de las decisiones".

El modelo cooperativista además "tiene mayor capacidad de resistencia de coyunturas económicas de favorables como nos demuestran los tiempos recientes a los que nos hemos tenido que acostumbrar", ha explicado García-Gallardo en relación con unas últimas campañas agrícolas que han sido escasas y caras, como resultado de la sequía y el aumento de costes derivado de la guerra de Ucrania.

"Otra cuestión que debemos resaltar desde las instituciones públicas es que el cooperativismo pone en valor que las decisiones se tomen de una manera mucho más próxima al territorio", ha continuado el vicepresidente sobre cómo son los propios agentes y los socios cooperativistas quienes toman las decisiones "no es un directivo lejano a la tierra quien está tomando la decisión en su nombre, esto favorece el principio de realidad y de proximidad que son la base del cooperativismo".