Gallardo destaca el cooperativismo como "ariete contra el invierno demográfico"

Urcacyl reúne en Zamora a 400 personas vinculadas a un sector que el año pasado facturó más de 3.800 millones de euros en toda Castilla y León

Inauguración del VI Congreso de Cooperativas Agroalimentarias que se ha celebrado en Zamora de la mano de Urcacyl. | Jose Luis Fernández

Inauguración del VI Congreso de Cooperativas Agroalimentarias que se ha celebrado en Zamora de la mano de Urcacyl. | Jose Luis Fernández / Irene Barahona

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha participado en el VI Congreso de Cooperativas Agroalimentarias que se ha celebrado en Zamora de la mano de Urcacyl, bajo el lema "La fuerza del compromiso" y que ha reunido a 400 representantes del mundo de las cooperativas agroalimentarias de toda la región y donde ha destacado el papel del modelo cooperativista y su papel no solo sobre la economía, sino como "ariete para luchar contra el invierno demográfico" de Castilla y León.

Este sector estratégico para la economía zamorana será analizado en una segunda jornada que se alargará durante la mañana del viernes, cuando el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, también se reúna en Zamora para tratar los retos a futuro de un sector que en el pasado ejercicio facturó "más de 3.800 millones de euros en Castilla y León y que aglutina a más de 37.000 familias", según ha desvelado Fernando Antúnez García, presidente de Urcacyl, durante la presentación de las jornadas de un oficio "comprometido con el desarrollo rural, con la generación de riqueza en nuestros pueblos y con la atención a las necesidades alimenticias del conjunto de la sociedad", explicó en la inauguración, cuando le acompañaban en el escenario personalidades como Nicanor Santos, representante de las Cajas Rurales de Castilla y León, así como cargos institucionales, como el diputado de Agricultura y Ganadería de Zamora, José Ángel Ruiz, entre otros.

También durante la inauguración de las jornadas –en las que hay programadas una docena de ponencias y mesas redondas–, Juan García-Gallardo ha transmitido un mensaje de apoyo al sector y ha reivindicado "el valor y el orgullo de ser agricultor y ganadero", un oficio que "es tarea de todos prestigiarlo", debido a su importancia estructural, en especial en las provincias de Castilla y León.

Para ello, el vicepresidente ha destacado el papel que las cooperativas juegan en la economía local, y su confianza en que "se llegará mucho más lejos si se camina juntos", ha explicado sobre un modelo que concilia "la muy necesaria libertad de empresa con la cooperación económica", además de favorecer "el arraigo en el territorio al situar a los agricultores y ganaderos en el centro de las decisiones", ha destacado sobre un modelo con una vertiente social que "debe ser el ariete contra el invierno demográfico".

El modelo cooperativista además "tiene mayor capacidad de resistencia de coyunturas económicas de favorables como nos demuestran los tiempos recientes a los que nos hemos tenido que acostumbrar", ha explicado García-Gallardo en relación con unas últimas campañas agrícolas que han sido escasas y caras, como resultado de la sequía y el aumento de costes derivado de la guerra de Ucrania.

"Otra cuestión que debemos resaltar desde las instituciones públicas es que el cooperativismo pone en valor que las decisiones se tomen de una manera mucho más próxima al territorio", ha continuado el vicepresidente sobre cómo son los propios agentes y los socios cooperativistas quienes toman las decisiones "no es un directivo lejano a la tierra quien está tomando la decisión en su nombre, esto favorece el principio de realidad y de proximidad que son la base del cooperativismo".

Hoja de ruta a 2028

Sin entrar en grandes detalles, el vicepresidente ha anunciado la llegada del siguiente paso del sector en la comunidad: El Plan Estratégico del Cooperativismo Agroalimentario de Castilla y León 2024-2028 ya se vislumbra como la nueva hoja de ruta para las cooperativas de la comunidad para que las cooperativas crezcan en influencia y relevancia dentro de la cadena alimentaria de la comunidad. Para lograr la meta, el nuevo plan va a tener cinco prioridades estratégicas, según ha anunciado García Gallardo. El primero de ellos correspondería al fortalecimiento de la cultura cooperativa, y le seguirían la información y transformación digital; la relevancia socioeconómica y prestigiar la actividad cooperativa; la competitividad y generación de valor; y el fomento del talento cooperativo. "El modelo de cooperativas es una esperanza para el futuro de nuestra comunidad autónoma" ha resumido el representante.

El futuro de Castilla y León parece íntimamente ligado al desarrollo de sus cooperativas y Zamora se desvela como un ejemplo para las otras provincias. El gerente de Cobadu, Rafael Sánchez, la mayor cooperativa de España de primer grado con 11.000 socios directos, cuatro mil indirectos a través de cooperativas asociadas y unos 1.500 clientes en Portugal, ha resaltado la importancia que esa cooperativa tiene para la actividad económica de la provincia, ya que factura anualmente 520 millones de euros y genera más de 600 empleos entre directos e indirectos.

Este sería un ejemplo de como el modelo de cooperativa "estimula el reemplazo generacional, la empresa familiar y la fijación de la población rural", ha opinado García Gallardo a la vez que ha puesto sobre la mesa "el evidente problema de relevo generacional y de invierno demográfico muy especialmente en el sector primario y en el mundo de las cooperativas", ha recordado sobre el problema estructural de la despoblación que atraviesa Castilla y León. Por ello, ha celebrado la participación de jóvenes cooperativistas agricultores y ganaderos en una de las mesas redondas del foro "que podrán expresar cuáles son las necesidades propuestas del futuro para este mundo de las cooperativas".

"Si el campo no produce, la ciudad no come", ha continuado para destacar la importancia de la supervivencia del mundo rural, parte indispensable para toda la sociedad. "Las recientes crisis que hemos vivido en los últimos tiempos han demostrado la importancia fundamental e imprescindible el sector agroalimentario", y en opinión del vicepresidente puede que "no haya ninguno tan imprescindible como el sector primario".