Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Cinco niños salvan del cierre al colegio de Fonfría un curso más

Los vecinos dan por hecho que la escuela dejará de funcionar en pocos años | Los alumnos actuales proceden de Pino, Castro y Cerezal, ninguno del pueblo anfitrión

Exterior del colegio de Fonfría, que volverá a abrir para este curso 2022-2023. | Chany Sebastián

El Colegio Rural Agrupado de Fonfría de Aliste reabrirá sus puertas para el nuevo curso escolar con solamente cinco alumnos, y ninguno de ellos será de la localidad donde se ubica. El curso 2022-2023 podría ser el último salvo un milagro.

Cerezal de Aliste, en el municipio de Muelas del Pan (1), Pino del Oro (2) y Castro de Alcañices (2), en el propio municipio de Fonfría, son los tres pueblos que salvan del cierre al que fuera uno de los colegios comarcales más importantes de la comarca alistana durante décadas, junto al “Virgen de la Salud” de Alcañices y el “Santa María Egipcíaca” de Mahíde. Los vecinos ya dan por hecho que su cierre será inminente: “es la crónica de una muerte anunciada”.

Fonfría es el municipio de la comarca natural de Aliste, Tábara y Alba con más núcleos de población, ocho en total. El mayor índice poblacional del municipio se alcanzó en 1950, con 1.980 vecinos. Actualmente el Ayuntamiento cuenta con 744 empadronados (392 hombres y 352 mujeres). De ellos solamente siete son menores de cinco años y sólo hay cuatro más desde esa edad hasta los diez años. No obstante, desde los inicios de los colegios comarcales los niños que viven en Moveros, Ceadea y Arcillera (municipio de Fonfría) van al colegio de Alcañices.

Los últimos niños en nacer en el municipio han sido Lía y Miguel, en Moveros, bisnietos del centenario Domingo Martín Belver nacido el 27 de julio de 1922. Al ser de la localidad de Moveros, los mellizos irán al colegio de Alcañices cuando tengan edad de empezar la Educación Infantil.

La pequeña Lia con su bisabuelo centenario, Domingo Martín.

41 años de historia

El colegio comarcal de Fonfría abría sus puertas allá por 1981 con alrededor de 250 alumnos de una veintena de pueblos como Gallegos del Río, Valer de Aliste, Flores, Tolilla, Lober, Puercas, Castillo de Alba, Vide, Videmala, Villanueva de los Corchos, Bermillo de Alba, Poblado de Castro, Fonfría, Pino del Oro, Samir de los Caños, Fornillos, Brandilanes y Castro de Alcañices.

Para su transporte había tres rutas de autobús con las empresas López Ratón, de Domez, y Vivas. Era tal el número de alumnos que se tenía que servir la comida en dos turnos, primero se servía a los más pequeños y luego a los mayores.

Su primer director fue José y los profesores: José (quinto de EGB), Lorenzo (matemáticas y naturales), Paco (historia y dibujo), Agustín el cura de Gallegos del Río (ingles, religión y lengua), Marta, (educación física), María (tercero de EGB), Mari (cuarto), Sara (segundo), María (primero) y Bárbara (párvulos).

En Aliste quedan abiertas las escuelas rurales de Sarracín, San Vitero, San Juan del Rebollar y Fonfría, además del colegio comarcal de Alcañices

decoration

Actualmente en la comarca de Aliste solamente quedan ya cinco pueblos con colegios abiertos. Sarracín con 12 alumnos es uno de los más estables, pues se van dos a estudiar Secundaria al IES Aliste de Alcañices, y entran otros dos en el aula de Infantil. En  San Vitero con 8 y San Juan del Rebollar con 6, dentro del mismo municipio, ya no hay menores de cuatro años. En estos tres casos con todos los alumnos de los propios pueblos.

El colegio de Fonfría es el que está en peor situación, con los cinco alumnos citados de Pino, Castro y Cerezal.

El Colegio comarcal de Educación Infantil y Primaria “Virgen de la Salud” de Alcañices acogerá este año alrededor de 100 alumnos procedentes, a parte de la villa, de diferentes pueblos de toda la comarca.

Todo apunta a que en no muchos años será el único colegio abierto, pues aparte de que los índices de la natalidad ya se sitúan bajo mínimos, en muchos pueblos ya no hay niños. Algunos padres y madres señalan que “si tienes escuela en el propio pueblo, mejor, pero si los niños tienen que desplazarse preferimos hacerlo al de Alcañices, pues queremos que nuestros hijos puedan relacionarse con más escolares de sus mismas edades”.

Ultiman los preparativos del museo de Ceadea

El Ayuntamiento de Fonfría ultima los preparativos del futuro Museo Antonio Álvarez –en la antigua casa del maestro– para su apertura en el mes de octubre. La iniciativa cuenta con el principal apoyo económico de la Diputación Provincial de Zamora y se ha unido también a la financiación la Fundación Fomento Hispania. El presupuesto de la iniciativa asciende a un total 99.891 euros.

Antonio Álvarez Pérez nació en Ceadea el 19 de agosto de 1921, cosa de la vida, en la vivienda familiar situada frente a la escuela y casa del maestro. Él fue el creador de la Enciclopedia Alvarez (intuitiva, sintética y práctica) de las cual se vendieron, junto a “El Parvulito” e “Iniciación Profesional”, más de 33 millones de ejemplares entre 1953 y 1966, año en que llegó la EGB (Educación General Básica). Falleció el 14 de agosto de 2003 en Alicante.

Una vez finalizadas las obras interiores, en estos días se está trabajando en la remodelación del espacio exterior, del cual una mitad se dedicará al acceso mediante escaleras y la otra mitad a zona ajardinada, separadas entre si por una fila de tradicionales “fincones” alistanos: grande piedras de pizarra que hincadas en el suelo antiguamente se utilizaban para separar prados y cortinas.

Exterior del Museo Antonio Álvarez de Ceadea. | Chany Sebastián

La idea es poder abrir el museo en el mes de octubre y siguen llegando donaciones de fondos. Entre las piezas clave están tres de las antiguas mesas (pupitres) que formaron parte de la escuela de Ceadea –que cerró sus puertas hace 43 años– .Virginia Flores Andrés ha sido la en cargada de restaurarlas.

Donación de ejemplares de la Enciclopedia Álvarez

La editorial EDAF, con sede en Madrid, ha donado dos colecciones completas de la “Enciclopedia Alvarez” al Ayuntamiento de Fonfría para el museo de Ceadea. Dicha entidad es la responsable de la edición facsímil de los distintos volúmenes y que se reeditó con el beneplácito de los hijos del pedagogo alistano.

A partir del año 1970 y hasta 1977 Antonio Álvarez adaptó sus materiales a la nueva Ley de Educación promovida por el ministro Villar Palasí, responsable de la puesta en marcha de la EGB. Estos libros escolares menos conocidos que su obra maestra también podrán verse en el futuro museo junto a la Enciclopedia Álvarez.

La reedición que ahora llega a Fonfría se destinó a un público nostálgico, aquellos que estudiaron en las enciclopedias de primer, segundo y tercer grado. También se reeditaron uno de los ejemplares de “El Parvulito”.

Compartir el artículo

stats