Kiosko

La Opinión de Zamora

La alcaldesa de Riomanzanas, atacada con perros en el desarrollo de su función

Los vecinos denuncian problemas de salubridad causados por una vecina que vacía los contenedores y esparce la basura por las calles

Heridas producidas por los perros en las piernas de la alcaldesa de Riomanzanas. | F. A.

Rocío Barrigón Veigas, alcaldesa pedánea en la localidad fronteriza de Riomanzanas y concejal por el Partido Popular en el Ayuntamiento de Figueruela de Arriba, ha presentado oficialmente una denuncia ante la Guardia Civil del puesto de Villardeciervos por el presunto ataque de una manada de perros domésticos propiedad de una vecina del pueblo cuando ella desarrollaba su labor, altruista, como autoridad local para mejorar las infraestructuras y servicios públicos ante la llegada en estos días de numerosos niños y niñas que pasan en Riomanzanas sus vacaciones.

Los hechos se produjeron, según se refleja en la denuncia, hacia las 10 de la mañana, cuando la alcaldesa junto a otros vecinos y varios operarios municipales procedían a la instalación de unos columpios en el paraje periurbano de las eras, en la localidad de Riomanzanas.

Fue en ese momento cuando una vecina, de unos 72 años, siempre según la denuncia, “se acercó con los perros sueltos a la zona donde se estaba montando el parque infantil y los vecinos allí presentes le han recriminado que fuera con los perros por allí, ya que los mismos se tiran a morder a los menores. No hace caso a los reproches de los vecinos increpando a los mismos. Posteriormente se sube en uno de los columpios que están montando en el parque infantil, el cual no se encontraba anclado en el suelo, a lo que Rocío le recrimina dicha acción por si se cae”.

Marcas del ataque en la pierna de la alcaldesa.

Según manifestó la alcaldesa Rocío Barrigón Veigas a la Guardia Civil: “Cuando le recrimina esta acción (la señora) se altera recibiendo la mordida de uno de los perros. El perro que consumó el ataque y le mordió fue el de color negro, de nombre Late”.

Dada la gravedad de la situación, para evitar infecciones y males mayores, la alcaldesa hubo de ser trasladada con urgencia hasta el Centro de Salud de Aliste, en Alcañices donde fue atendida por los profesionales sanitarios de las lesiones sufridas: “Una mordida en la rodilla izquierda, con cuatro hendiduras y que no le ponen puntos ya que son heridas que se infectan”. Ahora tiene que acudir a diario a curarse al consultorio de Figueruela de Arriba, los días que ha consulta, y el resto al Centro de Salud de Aliste.

Los perros, sin la vacuna antirrábica, siguen sueltos por las calles

decoration

Tras recibirse la denuncia los efectivos de la Guardia Civil procedieron a la localización de los perros en Riomanzanas, que, según Rocío Barrigón Veigas, no tenían al día la vacuna antirrábica y siguen sueltos por las calles.

Tanto la Corporación Municipal como los vecinos han mostrado todo su apoyo a Rocío Barrigón Veigas: “Tenemos una alcaldesa que se mata a trabajar por el pueblo y así se le paga”, y aseveran que “hace ya mucho tiempo que venimos diciendo, que va a pasar algo y nadie nos hace caso ni toma medidas”.

Problema de salud pública

Vecinos de la localidad de Riomanzanas y el Ayuntamiento de Figueruela de Arriba, presidido por el alcalde Carlos Pérez de Domínguez, han pedido la actuación urgente de las autoridades compententes ante el peligro de que se produzca un grave problema de salud pública al aparecer cada día la basura de los contenedores esparcida por las calles, plazas y puertas de las casas. Hechos que, presuntamente, según autoridades y residentes, los origina una septuagenaria.

Basura en las calles de Riomanzanas. | F. A.

Es tal el miedo, más bien pánico, entre algunos vecinos, que optan incluso desplazarse varios kilómetros para llevar las bolsas de basura a los contenedores ubicados en la localidad de Villarino de Manzanas

Otros guardan las bolsas con la basura en su propia casa y salen a depositarla cuando sienten llegar el camión de recogida de la Mancomunidad de servicios Tierras de Aliste: “Estamos viviendo una situación incongruente y vergonzante, pues si llevas la basura al contenedor por la tarde o por la noche igual cuando te levantas tienes otra vez la bolsa de basura en la puerta de casa o colgada de la ventana, o lo que es peor, esparcida por la calle”. 

Riomanzanas ha sido un pueblo conocido a nivel popular como “El jardín de Aliste” por la belleza de sus parajes y paisajes a orillas del río Manzanas y a la vera de la Sierra de la Culebra en España y del Parque Natural de Montesinho en Portugal, además de contar con muchas edificaciones que mantienen viva la arquitectura tradicional alistana. Las idílicas estampas de otros tiempos chocan ahora frontalmente con una imágenes dantescas impropias de cualquier país y pueblo civilizado en pleno siglo XXI: “Un casco urbano que antaño invitaba al sosiego y al paseo ahora llama poco menos que a salir corriendo, pues hay calles convertidas en auténticos basureros al aire libre”.

Basura depositada en la ventana de una vivienda. | F. A.

Surrealista es darse un paseo por las calles y ver puertas de corrales carreteros con puertas abiertas que permite ver en su interior una amasijo de residuos que alguien sacó de los contenedores y han terminado amontonados en el interior de propiedades privadas y en vías públicas.

Carlos Pérez Domínguez, alcalde de Figueruela de Arriba se muestra contundente: “Nosotros hemos intentado por todos los medios posibles legales hacer entrar en razón a esta señora, pidiéndole que viva su vida y deje vivir a los demás, pero no hay manera, esto es un sinvivir para los vecinos y para el Ayuntamiento, es imposible mantener el pueblo limpio a no ser que pongamos una persona a vigilar en cada contenedor las 24 horas del día y los 365 días del año”.

Tras presentar varias denuncias ante la Subdelegación del Gobierno en Zamora, autoridades locales y vecinos exigen se tomen medidas antes de que se produzca alguna desgracia y se pueda recobrar la paz y tranquilidad en Riomanzanas.

Compartir el artículo

stats