El “banco de viviendas” creado en Sayago para facilitar el establecimiento de nuevos pobladores, contabiliza este año más de medio centenar de operaciones inmobiliarias. En concreto, 43 casas vendidas y 8 alquiladas desde enero a noviembre de un año marcado por la crisis sanitaria del COVID 19 que ha concedido un inesperado protagonismo a los pueblos.

Según los datos registrados por la asociación “Juntos por Sayago”, promotora del “banco de viviendas”, la venta de casas se concentra en 14 pueblos de Sayago, entre ellos los más grandes, aunque también ha habido movimiento en núcleos pequeños como Salce y Argañín, donde se ha vendido un inmueble en cada uno de ellos. A la cabeza se sitúa Bermillo, con 9 casas vendidas este año y una alquilada, seguido de Pereruela con 7 ventas o Almeida con 5, las mismas que Villar del Buey. En Mayalde, en la raya de Tierra del Vino, se cuentan tres casas vendidas y dos en cada uno de los pueblos de Fermoselle, Muga, Peñausende o Gamones. Cierran la lista Moral y Luelmo con una operación de venta de viviendas en cada pueblo.

Evolución de la venta de viviendas por meses Juntos por Sayago

De las 43 casas que ya tienen nuevo propietario, la mitad necesitan reforma y se han comprado a un precio medio de 28.860 euros; otras 13 se encuentran en buen estado, con un coste medio de 51.892 euros; la situación de otras 7 era excelente y el precio medio es de 80.500 euros y tan solo un inmueble estaba en construcción.

“Estos datos se basan en las viviendas que tenemos registradas; es decir que pueden ser más las operaciones realizadas, pero el balance nos sirve para confirmar que realmente hay una tendencia hacia el asentamiento de población en los núcleos rurales” expresa José Antonio de la Mano, promotor de la asociación “Junto por Sayago” con Domingo Martín Aparicio.

Después de unos años de preocupante inacción y sin apenas movimiento del mercado inmobiliario en el medio rural, el confinamiento impuesto por la pandemia y la búsqueda de espacios libres, sin aglomeraciones y respirables parece que hay un balón de oxígeno para los pueblos.

El proyecto, que busca aumentar el censo rural, ya tiene réplica en ayuntamientos y otras comarcas

El estudio por meses revela los efectos de la reclusión durante la primavera. No parece casual que junio rompiera la tendencia del año con un repunte de 6 viviendas vendidas. “Tanto junio, el mes después del confinamiento, como las 11 ventas de agosto nos hacen pensar que mucha gente aprovechó el verano para ver las casas y firmó la operación” argumenta José Antonio de la Mano. Octubre y noviembre, con la segunda oleada de la pandemia, también destaca con 14 operaciones inmobiliarias.

Venta de viviendas por pueblos

Venta de viviendas por pueblos JUntos por Sayago

Los promotores de este “banco de viviendas” se confiesan “sorprendidos” por la acogida tan favorable de esta idea que ya han hecho suya ayuntamientos como el de Fermoselle o asociaciones rurales en otras comarcas zamoranas.

Las redes sociales son una plataforma fundamental para la difusión de una iniciativa que ha llegado a todos los rincones del país. Un día como ayer Domingo Martín recibía varias llamadas de familias solicitando el listado de viviendas elaborado por “Juntos por Sayago” para conocer las ofertas de casas, precios, ubicación y estado.

“Tenemos bastantes peticiones de información; sin ir más lejos hoy (por ayer) nos ha llamado una familia de uruguayos, el matrimonio con cuatro hijos, asentada en Tenerife y con idea de salir de la isla hacia un zona como la nuestra. Y a esta hora también se está firmado un contrato de alquiler; otro matrimonio argentino con su hija ya se han recorrido la comarca para buscar dónde establecerse. No paramos de dar información” certifica Domingo Marín Aparicio.

Estado de las viviendas y precios medios

Estado de las viviendas y precios medios Juntos por Sayago

Ofertas hay. Hasta el momento existen 236 casas disponibles en la comarca de Sayago registradas por el “banco de viviendas”, tanto para venta como alquiler.

“Es muy importante conseguir que se establezcan en nuestros pueblos personas emprendedoras que generen riqueza y empleo. Tenemos puestas muchas esperanzas en sectores como la agroalimentación, la atención a personas mayores y el teletrabajo. Para esto último, obviamente se necesita que las Administraciones hagan una apuesta firme por invertir en el despliegue de la fibra óptica” defiende Domingo Martín. La artesanía, el sector turístico o la explotación de razas ganaderas autóctonas son otras alternativas para favorecer el asentamiento de nuevos pobladores, que es el objetivo fundamental de el “banco de viviendas” promovido por la asociación sayaguesa.

El cuidado de mayores, teletrabajo, turismo o impulso de razas autóctonas, oportunidades para el asentamiento de población en Sayago

Las miras de “Juntos por Sayago” van más allá de las casas, precisamente para abrir puertas a personas o familias que buscan un modo de vida. La asociación posee un registro de negocios como bares, panaderías, tiendas o casas de turismo rural. “Ahora, con la nueva oleada del COVID pegando fuerte, no es buena época para animarse a emprender, pero vemos el interés de muchas personas. Además los propietarios de casas deshabitadas, hasta ahora muy reacios a vender o si lo hacían a precios muy altos, empiezan a darse cuenta de que es una buena alternativa. Parece que por fin podemos empezar a cambiar la tendencia y a hablar en positivo de la llamada España vaciada” opina José Antonio de la Mano.