Humo saliendo de las naves incendiadas tres días después del siniestro. | Nico Rodríguez

La Junta de Castilla y León propondrá la declaración de “extraordinaria trascendencia y urgente actuación” para acelerar todos los trámites necesarios para la reconstrucción de las naves de almacenamiento afectadas por el incendio declarado en las instalaciones centrales de Cobadu en la noche del pasado domingo. Este es el primer paso que dará el Gobierno regional para ayudar a la cooperativa, según anunció ayer por la tarde el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, cuando visitaba las instalaciones de la empresa en Moraleja del_Vino para conocer de primera mano las consecuencias del incendio y para trasladar un mensaje de apoyo y tranquilidad a los miembros de la cooperativa agropecuaria.

Esta declaración se firmará en cuestión de días, abundó el consejero de Aspariegos, al tiempo que detallaba que ayer por la mañana había tratado personalmente el tema con el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. El objetivo del Ejecutivo regional es que “las naves siniestradas estén a pleno rendimiento lo antes posible”. Por este motivo, la Junta de Castilla y León tiene la intención de ir más allá de esta declaración en su apoyo a Cobadu: “Tenemos tiempo para valorar los siniestros producidos y ver cuál puede ser la colaboración de la Junta pero, de momento, que vaya esta declaración que tomará, a buen seguro, el Gobierno regional en próximas fechas y marcará el rango de actuaciones que llevaremos a cabo para ayudar a Cobadu en la reconstrucción de las instalaciones”, insistió Carnero.

El responsable de las políticas agrarias en la Comunidad alabó el papel de la cooperativa zamorana: “hablar de Cobadu no es hablar de una cooperativa, no es hablar de una industria, es hablar sobre todo de agricultores, de ganaderos y de industria de transformación, que es la esencia de lo que es Zamora, de lo que somos en Castilla y León” y definió a la empresa agropecuaria como “sinónimo de agricultura, de ganadería y de saber hacer bien las cosas”. Por eso, a Jesús Julio García Carnero, que accedió al cargo hace escasamente un año, contaba que le le habría gustado haber visitado las instalaciones de Cobadu para conocer el futuro área comercial cuya construcción avanza a buen ritmo al otro lado de la carretera de Moraleja del Vino, y no por una mala noticia como este incendio.

Por otro lado, el consejero traía consigo un mensaje del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, para los socios de Cobadu, los responsables de la cooperativa y todos sus trabajadores: “El apoyo, la solidaridad y el compromiso de la Junta de Castilla y León en estos duros momentos para proceder a la reconstrucción de las instalaciones y que la vida de la cooperativa esté marcada por la rutina y no por un siniestro fatídico” como el incendio del pasado domingo”. Mañueco también tiene intención de visitar las instalaciones de Cobadu, según adelantaba su consejero, “pero para ver su futuro, cuando el siniestro ya sea pasado”.

Para terminar, Jesús Julio Carnero alabó el “comportamiento extraordinario de los trabajadores de la cooperativa”, que desde la misma madrugada del lunes trabajaron codo con codo junto a los bomberos para extinguir las llamas.

El consejero autonómico estuvo acompañado en su visita a la zona afectada por el incendio por el director gerente de Cobadu, Rafael Sánchez Olea, y por la delegada territorial de la Junta en Zamora, Clara San Damián, el vicepresidente de la Diputación Provincial de Zamora, José María Barrios y el diputado provincial de Agricultura y Ganadería, Ángel Sánchez.

EL INCENDIO YA SE ENCUENTRA EN FASE DE EXTINCIóN, SIN PELIGRO DE QUE SE REAVIVE

Cuatro días después del incendio, Cobadu continúa “con normalidad” su actividad productiva, que en ningún momento se ha visto interrumpida gracias a que “el incendio, aunque ha sido muy fuerte, afectó solamente a zonas de almacenamiento, no a la zona fabril entendiendo como fábricas las zonas de pienso, los secaderos de maíz, las deshidratadoras y los centros de selección de semillas, todo esto se ha podido salvar y está funcionando sin ninguna merma”, reiteraba ayer durante la visita del consejero de Agricultura el director gerente de la cooperativa agropecuaria, Rafael Sánchez Olea. Un mensaje de tranquilidad para los 10.500 agricultores y ganaderos que son socios de esta cooperativa, que no dejarán de recibir ni materiales ni servicios en ningún momento ya que la empresa no se detiene.

El directivo de la compañía quiso aprovechar la atención mediática en ese momento para agradecer a la sociedad zamorana el apoyo demostrado a Cobadu a lo largo de los tres últimos días: “tanto por parte de ciudadanos, instituciones, administraciones, el cuerpo de bomberos, la Policía Nacional y la Guardia Civil”, un agradecimiento que Sánchez Olea extendió a todos los empleados de la cooperativa, que en la noche del domingo “de una forma espontánea y sin previo aviso se presentaron en un tiempo récord más de 100 trabajadores para sofocar el incendio, lo cual demuestra el compromiso que tienen los empleados de la cooperativa”.

Por último, el director se dirigió a los zamoranos para explicar que “aunque sigue saliendo humo, pueden estar tranquilo porque el incendio se encuentra ya en fase de extinción”.

De hecho, en la tarde de ayer no se notaba el mismo trasiego de camiones de bomberos que en los días anteriores, cuando aún quedaba algo de llama sobre la materia prima incendiada.

La empresa también emitía en la mañana de ayer un comunicado a través de las redes sociales agradeciendo el apoyo que también han recibido en la red, con miles de internautas que se han sumado al “hashtag”  TodosConCobadu y han dejado miles de mensajes de ánimo a los cooperativistas y a los trabajadores de la empresa.

Uno de los últimos mensajes de ánimo llegaba ayer desde el sindicato agrario UCCL Zamora, que se acordó de todos los agricultores y ganaderos que pertenecen a la familia de Cobadu, y deseaba que el incidente del pasado domingo “no repercuta negativamente en los socios de la cooperativa”.