Vides junto a la fuente Puente la Granja, dentro de la ruta por Sanzoles.

El Tejar, una de las fuentes que forman parte de la ruta de once kilómetros por Sanzoles. | Fotos A. P.

Sanzoles es un pueblo rico en agua y las fuentes y bebederos son parte de su cultura y de la vida agrícola y ganadera. Emblema de su cultura y de su identidad es, por supuesto, el Zangarrón, la mascarada de invierno que se celebra el 26 de diciembre y a la que el pueblo ha dedicado un museo, el Centro de Interpretación del Zangarrón.

Estos dos aspectos, las fuentes y la historia de la mascarada, pueden conocerse a través de la ruta El Museo del Zangarrón y las Fuentes del Tío Melitón, que ofrece un agradable recorrido por ocho fuentes y el Centro de Interpretación.

Se trata de un itinerario de once kilómetros que puede hacerse a pie o en bicicleta y que permite descubrir lugares y paisajes tanto del casco urbano como de la zona rústica del municipio de Tierra del Vino.

La ruta, que está marcada por estacas, puede iniciarse en cualquier punto, por ejemplo con la visita a las cuatro fuentes del casco urbano y continuar por las cuatro rústicas a través ya de caminos.

En el casco urbano se encuentran Fuente la Mora, El Colón, El Caño y la fuente de la Plaza Mayor, todas ellas rehabilitadas, al igual que las que se encuentran en el campo. La mayoría mantienen los antiguos pilones que se utilizaban como bebederos para el ganado.

Las cuatro fuentes rústicas reflejan diferentes sistemas de extracción de agua. Cuentan con mobiliario y distintos árboles y arbustos. Así, en El Tejar hay una noria y vegetación variada, además de merenderos y un castro de piedra en el suelo que recuerda a la infancia.

El Sapo funciona con un mecanismo de bomba manual y está rodeado de olivos, mientras que en Puente la Granja puede verse un sistema de polea con caldero y frutales variados, desde vides a un manzano, un peral o un melocotonero. La cuarta de las fuentes rústicas es Las Fuenticas, con un pilón, una acequia y plantas aromáticas.

Con esta ruta, el Ayuntamiento del municipio pretende fomentar el turismo y ofrecer una alternativa de ocio familiar, sin aglomeraciones y al aire libre, lo que la hace muy atractiva e ideal en estos tiempos de pandemia.

La novena estaca del itinerario se ubica junto al Museo. De ahí el nombre de ruta El Museo del Zangarrón y las Fuentes del Tío Melitón, que hace honor también a Melitón Fernández, que estuvo muy vinculado a la función del Zangarrón y donó uno de los trajes que se ha utilizado en la fiesta hasta hace unos años.

El Centro de Interpretación del Zangarrón, inaugurado en 2018 al igual que la ruta, es la memoria viva del pueblo de Sanzoles, una memoria que además es sentimental.

Pueden verse enseres, trajes y caretas que se han utilizado en los últimos 50 años en la celebración del 26 de diciembre, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional; fotografías desde los años 30, libros sobre esta tradición y una relación, con nombres y apellidos, de todos aquellos que han dado vida a este personaje desde 1920.

La visita al Museo y a las fuentes ofrece una amplia visión no solo de la cultura y el sentimiento del pueblo, sino también de la vida agraria, de las mascaradas, de vestigios militares e influencias de la religión católica, y de historias, en definitiva, que emocionan.