ABEI Energy invertirá 17 millones de euros en el parque solar de Cerezal

La sociedad de capital español y extranjero Green Stone Renewable –ABEI Energy & Infraestructure– invertirá un total de 17.366.495,61 euros para ejecutar un ambicioso plan de producción de energía eléctrica en régimen especial en más de 120 hectáreas de terrenos públicos y privados del paraje de “Campo Piñera” de Cerezal de Aliste, junto la carretera Nacional 122 y a un paso de la central del Salto de Ricobayo”, a donde se evacuará toda la energía que produzca.

El parque solar será el más importante tanto en lo que se refiere tanto a cuantía de la inversión como a producción de toda la Raya de España y Portugal. A parte de los terrenos privados, una minoría, solo de terrenos públicos ocupará un total de 834.427 metros cuadrados. La concesión se ha hecho por un período inicial de 30 años –de 2022 a 2052–, a lo que salvo renuncia se extendería un segundo plazo de diez años hasta el 15 de mayo de 2062. El período previo de 2020 a 2022 es la denominada “condición suspensiva” de dos años.

La plataforma fotovoltaica denominada “Muelas” estará compuesta por módulos fotovoltaicos de 350 W de potencia pico, con un número de 142.830 módulos, montados sobre estructura fija anclada en el terreno. Todo ello hace que la instalación tenga una potencia pico total de 49,99 MW y una potencia nominal de 46 MW . La planta contará con 17 inversores, 8 centros de transformación de 5,5 MV y un centro de transformación de 2,75 MVA. Los centros de transformación irán conectados al centro de seccionamiento mediante unas líneas subterráneas de 30KV con secciones de 240mm2, 400 mm2 y 630 mm2 según el tramo.

Expertos en energía eólica consultados por este periódico afirman que la producción de energía solar en Cerezal de Aliste será “muy importante”, aproximadamente la misma que la hidráulica producida por una de las turbinas del histórico “Salto de Ricobayo” puesto en marcha en el año 1934.

Contará con una línea de 30kV de 50Hz de frecuencia, montaje de doble circuito, con una longitud en el primer tramo subterráneo de 27 metros, una longitud en el tramo aéreo de 5 kilómetros y 216 metros (con 44 apoyos metálicos) y un segundo tramo subterráneo de 95 metros. Esta línea unirá el centro de seccionamiento de la fotovoltaica “Muelas” con la “SET Renovable Muelas”.

Finalmente habrá una instalación de evacuación de categoría especial de 1.020 metros, de simple circuito, con origen en la Subestación Renovable Muelas y final en la Subestación Ricobayo 220kV. Su presupuesto es de 21.013 euros.

El proyecto está sujeto y deberá pasar la evaluación de impacto ambiental ordinaria. La declaración de utilidad pública llevará implícita la necesidad de la ocupación de los bienes y de adquisición de los derechos afectados que ya se han hecho públicos. El Servicio Territorial de Industria de la Junta de Castilla y León ha sacado a información pública la solicitud de autorización administrativa previa, autorización de construcción, evaluación de impacto medio ambiental y declaración de utilidad pública en concreto para la instalación de producción de energía eléctrica mediante tecnología solar fotovoltaica “Muelas”. La ejecución material del proyecto y la eficacia del arrendamiento está condicionada a la obtención de la licencia urbanística de parte del Ayuntamiento de Muelas del Pan, cuya Corporación Municipal preside Luis Alberto Miguel Alonso. Algo en principio para lo que no habrá problema si cumple la normativa.

La planta fotovoltaica se ubicará en su mayor parte en los terrenos públicos de Campo Piñera otorgados para construir el Circuito de Velocidad Permanente que nunca salio adelante. Por ello la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta, a petición del pueblo, no los incluyera en la concentración parcelaria local ya culminada.Tras el fiasco del circuito, un sueño malogrado y unos ingresos que nunca llegaron, Ayuntamiento y pueblo se han cubiertos las espaldas para evitar cualquier contratiempo: se encargó en 2019 una valoración oficial de suelo rústico para instalaciones fotovoltaicas a la arquitecto Mar Pan Barroso.

Desde hace varios años Cerezal de Aliste y Villaflor, ambas pertenecientes al municipio de Muelas del Pan, comparten el parque eólico de “Valdelanave” del operador “Bionor” con cinco turbinas eólicas Gamesa G90/2000 y una potencia nominal total de 10.000 kW.

Cerezal genera otros ingresos al contar con el alcornocal más grande de Zamora: en 2019 salióa concurso su corcho para una década (hasta 2029) en 220.668,43 euros. Los ingresos generados entre saca y saca (diez años) van destinados a servicios en utilidad de los vecinos cerezalinos. El alcornocal de Cerezal se asienta sobre 387,72 hectáreas, de ellas 286,67 de bienes patrimoniales y 98,05 de comunales.

Los vecinos de Cerezal se muestran encantados con la planta fotovoltaica y los beneficios que generará ya que incluso, aun estando arrendados los terrenos públicos, cobrar por ellos y pasar a ser un recinto completamente vallado perimetralmente, los ganaderos de ovino –el sector más importante de la localidad– podrán practicar el pastoreo extensivo dentro de los terrenos sin la preocupación de que las reses se pierdan.

Hoy vuelven la vista tras 96 años cuando allá por 1924 las 96 familias del pueblos es vieron obligadas a destinar 96.000 pesetas, lo que tenían y aun más, para recuperar la dehesa suya desde tiempo inmemorial y que el Estado había vendido al marqués de Valdecarzana y conde de las Amayuelas. Dinero que llevó un vecino cura escondido en una hogaza de pan casero hasta la casa del marqués en la calle Ríos Rosas de Madrid.