20 de febrero de 2020
20.02.2020
Aliste

Un cazador abate un jabalí de 154 kilos en Mellanes y en Latedo cae una jabalina de 107

Gallegos del Campo lidera las capturas mientras que en el coto de caza 'El Castro' un macho hiere a ocho perros

19.02.2020 | 20:44
Un cazador abate un jabalí de 154 kilos en Mellanes y en Latedo cae una jabalina de 107

La comarca forestal de Aliste, –con 63 terrenos cinegéticos en un área de 114.402 hectáreas de espacios públicos y privados, con 83 Montes de Utilidad Pública–, vive la última semana de caza mayor con monterías, batidas y ganchos. Los jabalíes son la pieza más preciada de la actividad cinegética desarrollado en las tierras alistanas convertidas en el paraíso para el nacimiento y cría del manjar de Asteris y Obelix. El día 23, –último domingo de febrero–, se pondrá punto y final a una temporada iniciada el pasado mes de septiembre.

La llegada y presencia de foráneos, cazadores, batidores y rehaleros, se ha dejado notar estos últimos días por pueblos y restaurantes, pues a parte de disfrutar de su afición, la caza mayor, la mayoría han aprovechado para disfrutar de la gastronomía en una tierra de manjares como la "Ternera de Aliste" con Indicación Geográfica Protegida.

El jabalí es una especie que allá por 1963 apenas si existía en muchos pueblos alistanos, e incluso los niños que allí crecimos los conocíamos solo a través de los dibujos en la escuela, –la televisión y los teleclub aún no había llegado– y de los cuentos y las leyendas contados por padres y abuelos. Hoy los jabalíes son en muchos pueblos y cotos la especie más abundante de caza mayor. Las frondosas montañas y valles entre Gallegos del Campo (municipio de Figueruela de Arriba), El Poyo (Ayuntamiento de San Vitero) y Vega de Nuez (Viñas) son, aseguran los expertos, el mejor lugar para la cría de jabalíes, mas concretamente en el paraje "Ordillongo", "una solana con mucho monte en medio de la nada y lejos de los núcleos urbanos".

Muestra de ello fue la montería celebrada por en el coto de "El Castro", de Gallegos del Campo, donde 73 cazadores llegados de Madrid, Zamora, Andavías y Aliste, con 19 batidores y 150 perros de rehalas de Tolilla, Castro de Alcañices, Rábano y Sayago, abatieron 14 jabalíes en los parajes de "Las Llombas" y "La Mazada". La comida tenía lugar en las escuelas. La nota curiosa la puso el peculiar "Perriles" (José Pedro González Ramajo, natural de Tola, que se estrenaba este a como montero, y lo hizo matando a cuchillo a un jabalí que "iba dado" en un agarre con los perros.

Otra montería peculiar tenía lugar en el coto de caza "El Castro" de Mellanes de Aliste, donde 29 cazadores de Madrid, León, Domez de Alba, Flores, Mellanes y Zamora, con 6 batidores y tres realas y 60 perros, mataban 4 ejemplares. Allí se abatió uno de los jabalíes alistanos más grandes de la campaña con un peso de 154 kilos. Lo hizo el joven cazador de Flores José Martín Teso, más conocido como "Libri". A decir de los expertos se trata de un "magnifico ejemplar pues el peso medio de los machos suele llegar hasta los 90 kilos y en las hembras hasta los 70 kilos, aunque en tierras alistanas suele haber bastantes por encima de los cien kilos de peso".

En el transcurso de la montería de Mellanes un jabalí, al que le dispararon hasta tres cazadores distintos, se enzarzó en una lucha a vida o muerte con las rehalas e hirió a ocho perros que hubieron de ser atendidos muy graves en una clínica veterinaria.

En Latedo (municipio de Trabazos), coto de "Santiago Apóstol", 16 cazadores de León, Zamora y del pueblo, con 6 batidores y 22 perros, cazaron un macho y una hembra en el pago "La Manchona", preparándoles la comida casera (local social), la cocinera Aurora de Legendary Hunters. La jabalina pesaba más de 107 kilos. La romana alistana con la que la intentaron pesar no daba para más.

Al otro lado de la Raya, en tierras de Portugal, tenía lugar la montería más exitosa con hasta 25 jabalíes abatidos en la aldea de Sao Martinho de Angueira, fronteriza con Alcañices, en el concelho de Miranda do Douro. En Villaflor 29 cazadores (18 de Madrid) cazaron dos jabalíes. Es curioso el tema de monterías en pueblos colindantes con muy dispar resultado: Sao Martinho en Tras Os Montes con 25 y Vivinera en Aliste con uno. La explicación está en que en tierras trasmontanas suele ayudarse en la alimentación a los jabalíes.

También hubo monterías, ganchos y batidas en otros pueblos con diferentes resultados aunque no muchas capturas: Santa Ana, San Juan del Rebollar, Brandilanes, Bermillo de Alba, Trabazos, Grisuela, Vivinera, Domez, Gallegos del Río, Fonfría, Valer y Villanueva de los Corchos.

Con vistas el próximo fin de semana están programadas monterías, batidas o ganchos. El sábado en Villarino Tras la Sierra, Tola, San Mamed, Vivinera, Gallegos del Ríos y Villanueva de los Corchos; y para el domingo en Videmala de alba, San Juan del Rebollar, Grisuela, San Mamed y Villafor.

Los jabalíes han pasado a formar parte del ecosistema alistano y la abundancia de ejemplares suele traer consigo que se les relacione habitualmente con accidentes de tráfico y con grandes destrozos en las huertas. Aunque se trata de animales sedentarios durante el día, quienes conocen a fondo su forma de vida aseguran que "al trote ligero o a paso cruzado pueden llegar a realizar importantes recorridos nocturnos de hasta quince kilómetros". En problema está en que suelen ir juntos varios de ellos y en periodos cortos, al huir, asustados o perseguidos, pueden galopar con lo cual si cruzan una vía de comunicación en choque casi nunca es contra un solo ejemplar sino contra varios y los daños n los vehículos a veces suele llegar hasta el siniestro total.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags