06 de abril de 2014
06.04.2014
Sanabria-La Carballeda

Un trovador sanabrés con Alfonso X

El investigador Lauro Anta Lorenzo desentraña la figura del primer poeta medieval de la zona, llamado Fernán Gonçalves de Seabra

06.04.2014 | 00:00
El investigador Lauro Anta Lorenzo y, a la izquierda, cantiga atribuida al sanabrés Fernán Gonçalves de Seabra.

La Historia de Sanabria está huérfana de nombres propios. El investigador sanabrés Lauro Anta Lorenzo ha rescatado uno de esos nombres propios, «desempolvando pergaminos» y encontrando al primer "trovador" conocido del territorio de Sanabria, Fernán Gonçalves de Seabra.

Se trata de un personaje histórico cuya obra data entre los siglos XIII y XIV. «Quinze cantigas de amor e uma balleta de amigo» es el título de esta obra monográfica elaborada por Anta, en colaboración con la UNED, que publicará en breve. Es, desde luego, un documento de gran aportación histórica, filológica y literaria dentro de su colección Stvdia Zamorensia.

Con el descubrimiento de este «poeta medieval» cumple el autor sanabrés, una vez más, una de las máximas que presiden su quehacer investigador consistente «registrar cualquier referencia histórica que alumbre un pasado» que, en sucriterioi «hoy todavía sigue sin recibir atenciones mayores».

Anta vincula al personaje con alguna familia influyente de Puebla de Sanabria que contrajo matrimonio con una noble gallega llamada Mayor Fernández de Biedma, que al enviudar contrajo segundas nupcias con Juan Pérez de Novoa. Aporta a este segundo matrimonio una hija «que se hace llamar Elvira Fernández y decía ser hija de Juan García de Sanabria, posible alter ego de Fernán González».

Las primeras noticias sobre la figura de Fernán González de Sanabria, como trovador de renombre de lengua galaico portuguesa, se deben al Marqués de Santillana, Iñigo López de Mendoza. Anta señala que el trovador sanabrés colaboró con la corte castellana de Alfonso X, donde el lenguaje poético era el galaicoportugués, de ahí que las principales fuentes de su investigación sean lusitanas.

El Marqués de Santillana describió en su carta-prohemio al Condestable de Portugal, Don Pedro Conde de Barçelos, sus recuerdos de niño. Entre los libros de su abuela, Mencía de Cisneros, se encontraba «un gran volumen de cantigas, serranas y decires portugueses y gallegos». Esos cantares en su mayoría eran del rey Don Dionís de Portugal, bisabuelo del destinatario de esta carta. Cita a Joan Suares de Pavía y a Fernand Gonzales de Sanabria, además de otros trovadores, Vasco Peres de Camoes, Fernand Casquicio y Macías.

La figura del condestable Don Pedro, Conde de Barçelos, es una de las claves para haber encontrado a nuestro trovador sanabrés. A Don Pedro se le atribuye la compilación de las cantigas galaicoportuguesas recogidas en distintos cancioneros, y la autoría del «Livro dos Linaghens» que ha servido al profesor Anta para identificar y ubicar al primer trovador conocido sanabrés.

Los cancioneros galaicoportugueses conservados hasta la fecha son Cancionero de Ajuda, Cancionero Collocci-Brancutti (designado Cancionero de la Biblioteca Nacional de Lisboa) y Cancionero da Vaticana. En todos estos cancioneros hay recogidas cantigas, exclusivas en unos casos y copias de copias en otros. El Cancionero de Ajuda regala otro descubrimiento una ilustración dedicada al trovador «senabrés». Anta subraya la importancia del trabajo de la investigadora alemana, Carolina Michaëlis de Vasconcellos, sobre el Cancionero Ajuda, y «con la que hemos contraído una difícil deuda que saldar».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags