Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Medio Ambiente

Castrogonzalo paga 33.000 euros menos de canon tras la salida de las lácteas

Los vecinos denuncian olores tras la puesta en marcha de la EDAR y el Ayuntamiento descubre vertidos directos al río y en una vieja toma

La EDAR de Castrogonzalo entró en funcionamiento este verano. | J. A. G.

Castrogonzalo se ahorrará 33.000 euros al año en el canon industrial de vertidos tras la desconexión de las industrias lácteas de la red de saneamiento municipal.

Hasta este verano, momento en que entró en funcionamiento la estación depuradora de aguas residuales sin soportar la carga contaminante generada por las lácteas, la localidad pagaba a la Confederación Hidrográfica del Duero 34.291 euros anuales de canon de vertido.

A partir de ahora la factura de vertidos depurados y por lo tanto asimilables será de 1.243 euros al año.

Toma de salida de la depuradora al río Esla. | J. A. G.

Castrogonzalo estaba asumiendo hasta ahora la carga industrial contaminante generada por las dos industrias y pagaba por ello. El vertido de naturaleza industrial superaba con creces el 30% del total.

Sin las industrias lácteas Castrogonzalo genera vertidos urbanos de 1.999 habitantes equivalentes. Con las lácteas eran 7.000 habitantes equivalentes más. Estos vertidos, además del canon, le ha generado multas de la CHD a la localidad de 20.000 euros.

Quejas e investigación por nuevos vertidos

La entrada en funcionamiento de la EDAR, pese a todo, parece no haber erradicado los vertidos contaminantes. El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) está investigando nuevos episodios tras las quejas vecinales por malos olores. El Ayuntamiento detectó manchas blancuzcas en el Esla y también malos olores.

También detectó vertidos a través de una vieja tubería municipal. Ha puesto estos hechos en conocimiento de todas las administraciones, a las que ha pedido ayuda “para que las dos industrias lácteas regularicen su situación por el bien del pueblo, de los trabajadores y del medio ambiente”.

Las dos lácteas están obligadas por la normativa a tener depuradoras y colectores propios y hay autorizaciones en tramitación.

Fuentes municipales explicaron que el Ayuntamiento ha realizado “un esfuerzo titánico” para revertir la situación con la nueva depuradora y “ha luchado y hecho todo lo que tenía que hacer para cumplir la normativa legal y exigible”.

Compartir el artículo

stats