Benavente se suma a la campaña "Recicla vidrio por ellas", que impulsan Ecovidrio y la Fundación Sandra Ibarra

El contenedor de Ecovidrio que se ha instalado por unos días en la Plaza Virgen de la Vega. / E. P.

El contenedor de Ecovidrio que se ha instalado por unos días en la Plaza Virgen de la Vega. / E. P.

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, pone en marcha por octavo año consecutivo la campaña “Recicla vidrio por ellas”.

La iniciativa que es el segundo año que se lleva a cabo en Benavente, con la colaboración del Ayuntamiento, tiene por objetivo movilizar a la ciudadanía a reciclar envases de vidrio para cuidar del medioambiente y contribuir así con una causa solidaria: la prevención del cáncer de mama. "Hay que agradecer a Ecovidrio y a los benaventanos que colaboran con esta labor social y solidaria", señaló el edil de Medio Ambiente, Manuel Burón.

Desde ayer y durante las próximas dos semanas, dos iglúes rosas están ubicados en Plaza Santa María y Plaza Virgen de la Vega con este fin solidario. “La idea es que los envases de vidrio depositados en estos contenedores se transformarán en una donación a la Fundación Sandra Ibarra”, explicó Agustino, de Ecovidrio.

En la presentación estuvo también el concejal de Medio Ambiente, Manuel Burón, quien puso en valor la labor del reciclaje de la ciudadanía. Reconoció que en los últimos dos años la cantidad de vidrio reciclado se ha reducido, probablemente por un descenso del consumo. "Se ha pasado de 15 kilos por habitante en 12,7 de 2020 al 2021", explicó.

En esta misma campaña el pasado año se recuperaron 800 kilos de vidrio lo que "significa que los ciudadanos vinieron a los contenedores y la campaña está funcionando".

En esta ocasión, la campaña se ha extendido por más de 170 ciudades de todo el territorio nacional como Sevilla, Valladolid, Zaragoza, Murcia o Logroño. Así pues, Ecovidrio ha instalado 400 contenedores rosas por todo el país.

Además de contar con Sandra Ibarra, presidenta de la Fundación, como embajadora del proyecto, Sara Herranz se ha unido a la iniciativa y ha elaborado un manifiesto titulado “Prometo cuidarme”, para concienciar a la ciudadanía de la importancia del cuidado del medioambiente y la autoexploración para la prevención de este tipo de cáncer.

Por su parte, como símbolo de la concienciación y solidaridad con el cáncer de mama, Agatha Ruiz de la Prada ha diseñado un miniglú especial para la ocasión, en el que se destaca el lema de la Fundación Sandra Ibarra: “Llenas de vida”. El miniglú se podrá adquirir a través de la web miniglú.es, y los beneficios se destinarán a la Fundación Sandra Ibarra para contribuir a la prevención e investigación del cáncer.