Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Infraestructuras

Arranca el plan de despliegue de fibra óptica en Benavente que afectará a 8.000 inmuebles

El Gobierno impulsa este proyecto que desarrollarán dos empresas hasta finales de 2023 y que prevé llevar el servicio a toda la ciudad

Operarios de Telefónica instalando fibra óptica en la fachada de un edificio en 2015. J. A. G.

Adamo y Gestioniza, las dos empresas contratadas por el Gobierno de España en el marco del Programa de Universalización de Infraestructuras Digitales para la Cohesión-Banda Ancha, presentaron en enero la solicitud de licencia por declaración responsable garantizando, entre otros cumplimientos de la normativa, que las obras y la actividad que van a ser desarrolladas no tienen impacto en el patrimonio histórico-artístico.

Benavente sucede en el programa a Zamora, donde el despliegue se había previsto en 2020 y está actualmente en marcha. En la ciudad, el plan se incluía en la programación de 2021 y está previsto que se cumpa íntegramente a lo largo de este año y hasta finales de 2023.

Gestioniza Infraestructuras tiene previsto dotar de cobertura con esta red de acceso de nueva generación a aproximadamente a 7.867 unidades inmobiliarias de Benavente, dando cobertura al 100% de la ciudad.

Canalización de fibra óptica para el Ayuntamiento de l plaza del Grano ejecutada en 2010. | J. A. G.

Previamente al inicio del despliegue se ha realizado un anteproyecto del diseño de la red de alimentación y una asignación de zonas a cubrir por cada uno de los árboles de alimentación que parten de la cabecera central.

El objeto y alcance de este proyecto es definir el tendido y empalmes de fibra óptica necesarios para crear una red óptica de alimentación FTTH que, distribuirá servicios de acceso a Internet, Televisión, Telefonía y comunicaciones en general a toda la población. La topología de esta red será ‘estrella’ sin redundancia.

Mapa con las ramales por los que se extenderá el despliegue de la fibra óptica en Benavente. J. A. G.

La red se diseñará con un objetivo estratégico de poder ser ampliada en un futuro e, inicialmente, se descarta la interconexión de la red con la de cualquier otro operador de igual o diferente rango, pero se reserva para la fase de ejecución la posibilidad de interconexión con la red o redes de proveedores mayoristas de servicio.

El proyecto define también las especificaciones técnicas de los materiales y equipos, así como las pruebas a realizar para el tendido de la fibra óptica. El despliegue se irá realizando de forma paulatina y deberá estar finalizado a finales de 2023.

Instalación fibra óptica por Movistar en 2015. L. O. Z.

Para llevar a cabo el diseño del trazado, se ha tenido en cuenta la reducción del tiempo de ejecución, el cumplimiento de las normativas generales, regionales y locales para la ejecución de las obras y el sobredimensionamiento de la red para hacer posible su crecimiento.

Según la actuación, se trata de un tramo urbano que permite el tendido la fibra óptica sobre fachada o aéreo, si bien en determinados puntos, será necesario la ejecución de pequeña obra civil para la instalación de arquetas de registro.

Se utilizará una tecnología estándar que básicamente consiste en la unión entre las dependencias del operador y las de los abonados a través y únicamente de cables de fibra óptica y divisores ópticos.

El proyecto contempla una previsión máxima de 64 usuarios por interfaz. El caudal máximo garantizado será de aproximadamente de 40 megas de descarga y 20 megas de subida, si bien, se puede permitir el acceso a un caudal máximo no garantizado superior a 100 megas.

Correos será la cabecera de la red que partirá de Las Eras con cuatro ramales

El centro físico en que, al menos en un principio, en un principio se alojará la cabecera óptica de la red será la oficina de Correos de la ciudad en la calle Santa Cruz donde se alojará la interconexión de la fibra óptica.

En este punto, tendrán origen todos los ramales ópticos de la red de alimentación y por lo tanto se considerará como punto origen de la red. El tránsito del cable de fibra óptica se realizará “en la medida de lo posible por canalización existente”, llevándolo por fachada o aéreo siempre y cuando no exista tal canalización.

La cabecera de la red de fibra óptica está ubicada inicialmente en Correos. J. A. G.

En los tramos de paso subterráneo, la salida a fachada se llevará a cabo desde arquetas existentes, en las que ya existe elemento vertical de protección anti vandálica, como es el caso del barrio Las Eras.

Está previsto el despliegue inicial cuatro ramales para la red de alimentación, compuestos de 48 fibras cada uno y la arqueta 0 se situará en la Calle de las Eras desde donde partirán los demás ramales del despliegue.

Polémica política en 2015

En 2010, dentro del Plan E, se llevó a cabo el soterramiento de la red de fibra óptica solo para la Casa Consistorial de la Plaza del Grano. En el primer trimestre 2015, Movistar presentó un plan de despliegue que obtuvo la aprobación por silencio administrativo. Hubo entonces un cambio de Gobierno municipal que luego generó una polémica política notable.

Desde el mes de febrero de 2015 se produjeron peticiones y denuncias policiales, requerimientos y paralizaciones bajo el mandato del entonces equipo de Gobierno del PP. De hecho, Movistar presentó el 21 de mayo de aquel año la declaración responsable y el plan de despliegue que tenía que resolverse expresamente en dos meses.

Hasta junio gobernó el Partido Popular. Desde entonces el Gobierno de coalición PSOE-IU. El plazo se consumió repartido al alimón entre ambos equipos, pero el expediente no se resolvió facilitando así la aprobación del plan, que salió adelante en julio.

En octubre, el PP, en la oposición, denunció que se estaba ejecutando la obra sin licencia ni proyecto. Movistar estaba vulnerando el PGOU al llevar la fibra por las fachadas de edificios ubicados en entornos protegidos del centro, lo que los técnicos no habían detectado. Urbanismo paralizó las obra y Movistar paró el despliegue.

Compartir el artículo

stats