Kiosko

La Opinión de Zamora

La sequía lleva a agricultores de Benavente y Los Valles a seguir sin riego por las restricciones

La reducción de dotacciones de agua obliga a los regantes a reducir los tiempos uso de agua para aguantar bien hasta final de la campaña

Acequias de riego en la comarca del Tera. | E. P.

La sequía prolongada durante los meses de otoño e invierno pasa ahora factura al campo y marcará la campaña de riego que oficialmente comienza hoy, aunque atendiendo a las lluvias de estos días se podría retrasar el inicio del riego efectivo en los cultivos, en algunos casos, hasta el próximo mes.

Los regantes de Benavente y la comarca de Los Valles tendrán que asumir restricciones en las dotaciones de agua para el riego, que son inferiores a las campañas anteriores, y tendrán la vista puesta también en mantener unos volúmenes mínimos de agua a 30 de septiembre de 2022 en las distintas reservas existentes. Los representantes de estos regantes en varias comunidades aseguran que se plantea una campaña “complicada” en la que tendrán que regar menos tiempo para poder aguantar toda la campaña.

Para poder terminar bien la campaña, nos vemos obligados a comenzar lo más tarde posible

decoration

Algunos sistemas de riego están más afectados por las restricciones. Es el caso de los regantes de la zona del Órbigo. Los del Canal de Manganeses aseguran que “se va a tratar de esperar todo lo que se pueda. Si es posible hasta finales de abril. Si continúan las lluvias a ver si somos capaces de aguantar el mes, si no hace falta para los trigos”, explicó José Aurelio Cobreros, presidente de la comunidad de regantes del Canal de Manganeses. “Hay escasez de agua. Estamos hablando que otros años la dotación era de 6.000 metros cúbicos y este año nos van a soltar 4.800. Para poder terminar bien la campaña, nos vemos obligados a empezar lo más tarde posible”.

El maíz y el trigo son en las hectáreas regadas por esta comunidad los cultivos más abundantes. Explica el presidente que “la infraestructura de riego está ya muy envejecida y nos vemos incapaces de mantenerla en condiciones, hacemos reparaciones de acequias pero es un canal muy antiguo y se hace imprescindible acometer la modernización”, señala.

En esta comunidad se integran los regantes de Villabrázaro, Manganeses, Santa Cristina, Benavente, Santa Colomba, Arcos y Milles. Unas 3.600 hectáreas integradas en ella de las que 2.790 son superficie regada.

“Hasta que se pueda” van a aguantar los regantes de la margen izquierda del Tera. Son agricultores de Quiruelas, Colinas, Vecilla, Villanázar y Mózar y que disponen de unas 1.700 hectáreas de cultivo. Las lluvias caídas estos días están favoreciendo el retraso en el inicio de la campaña.

“De momento no sé de nadie que haya pedido agua para el riego, quizás haya algún frutal por el tema de las heladas pero para el resto no hace falta aún por lo que vamos a aguantar lo máximo posible para iniciar el riego en esta zona”, explica Oscar Fernández, presidente de esta comunidad de regantes. Explica también que esta comunidad está integrada por muchos propietarios y fincas pequeñas, “hay gente que tiene una hectárea”, señala.

Trigo, cebada, maíz, y alfalfa son los principales cultivos de esta zona que ya está lista para iniciar la campaña, tras realizar reparaciones de acequias y mejoras de mantenimiento. “Nosotros todos los años hacemos actuaciones, que la mayor parte son reparaciones. Después pintamos un tramo de acequias con una pintura especial. Ya hemos cambiado unas 80 para esta campaña”.

Similar situación es la de los regantes de la margen derecha del Tera. “Este año está complicado porque nos ha bajado el caudal. Vamos a intentar mantener el cierre lo máximo posible. Primero porque no hace falta y después porque hay que hacer un uso racional del agua”, señaló el presidente, Lázaro Zarza. “A ver cómo viene la climatología y en función de lo que me pidan los regantes así vamos a hacer”.

Para esta zona se sueltan 6.000 metros cúbicos por hectárea en esta campaña frente los 7.000 de ediciones anteriores. “Ha llovido entre 40 y 45 litros por metro cuadrado y parece que es suficiente para no regar”, añade.

La Comunidad del Esla comienza a regar el próximo lunes

La sequía ha afectado de modo desigual a las zonas embalsadas y en Castilla y León, el embalse leonés del Porma que afecta al riego de parte de los pueblos del Esla, es uno de los mejor situados en esta campaña con niveles superiores a la media de los últimos diez años. El presidente de la Comunidad de Regantes del Esla, David González, explica que “respecto al año pasado el Porma estaba en torno al 87% de su capacidad y esta semana está al 83%. Mientras que la media venía siendo de en torno a un 75%. La realidad es que cuando nos dieron la dotación de agua no había llovido nada”.

Una acequia en la comarca de Benavente. | E. P.

Y aunque ahora está lloviendo, reconoce el presidente del Canal del Esla que los agricultores son conscientes de la necesidad de optimizar el agua. La campaña para esta zona comienza hoy con la suelta de agua, que será básicamente para la limpieza de canal y los turnos de riego como tal van a comenzar bajo pedido el día 4 y va a estar hasta el día 13. En Semana Santa estará cortado otros cuatro días y vuelve a arrancar del 18 al 28.

“Por ese tema de optimizar el agua tenemos una dotación de 5.900 metros cúbicos por hectárea, lo que supone que va a ser un año complicado porque vamos a tener menos agua por las acequias”. Los regantes tendrán por tanto que reducir los tiempos de riego. “El riego se va a hacer por orden de solicitud con el guarda de cada pueblo y se podrá repetir turnos catorce días más tarde. Vamos a ver cómo evoluciona la climatología porque estas son solo previsiones”. El riego será en principio para el trigo y algunos prados, como en el resto de comunidades.

En esta comunidad también se hacen actuaciones de reparación y mantenimiento de las acequias, pero lo cierto es que están pendientes de la modernización del canal. Algo que asegura “esta paralizado” ya que desde la Junta este año no se ha presupuestado dotación alguna para realizar las actuaciones precisas para esta modernización.

Compartir el artículo

stats