10 de agosto de 2018
10.08.2018

Medina se disculpa por el mensaje racista que divulgó en WhatsApp tras la agresión a su hijo

El presidente provincial de Asaja enmarca su reacción en un "calentón" y reconoce la labor que los inmigrantes realizan en las explotaciones agrarias

10.08.2018 | 00:06
Antonio Medina, presidente provincial de Asaja.

El presidente provincial de Asaja y agricultor toresano, Antonio Medina, ha atribuido a "un calentón" el mensaje de audio racista que divulgó a través de whatsapp, tras conocer que su hijo había sido atracado y agredido en Ibiza por un grupo de hombres de raza negra. Medina confesó ayer estar "arrepentido" por haber grabado y enviado el mensaje que, en principio remitió a algunos de sus contactos, quienes posteriormente lo compartieron con muchas más personas, lo que ha propiciado que "esté circulando por todos los lados".

"Me he equivocado, fue un calentón", reconoció ayer Medina, quien también atribuyó su reacción a la "impotencia" que siente un padre al conocer que su hijo ha sido agredido tras sufrir un robo y que se encuentra a muchos kilómetros de distancia de Toro. El presidente provincial de Asaja subrayó ayer que "no midió" las consecuencias de las afirmaciones racistas contenidas en mensaje, de las que ahora se arrepiente porque, como reiteró, "no soy racista, fue un calentón". En su mensaje, Medina mostraba su indignación por la agresión sufrida por su hijo quien, hace unos días cuando salió de trabajar de un hotel de Ibiza, fue abordado por un hombre de raza negra, al que posteriormente se sumaron otros dos y que, presuntamente, robaron al joven toresano la documentación y las tarjetas.

Poco tiempo después, al comprobar que había sido objeto de un robo, el hijo de Medina requirió a los presuntos ladrones que le devolvieran la documentación y las tarjetas. En ese momento, según el relato de Medina, "aparecieron" más hombres de raza negra que agredieron a su hijo, a quien lanzaron mesas y sillas, e incluso llegaron a provocarle un corte en un brazo con una navaja. Al margen de estos hechos, Medina también relataba en el mensaje que compartió con sus contactos su "indignación" por el trato que una patrulla de la Policía Local de Ibiza dispensó a su hijo cuando le relató lo sucedido, ya que los agentes se limitaron a comunicarle que debía dirigirse al Cuartel de la Guardia Civil a interponer la correspondiente denuncia. El joven, que tuvo que recibir asistencia en un centro hospitalario, ha interpuesto una denuncia por robo y agresión. La airada reacción de Medina tras conocer el incidente en el que se había visto involucrado su hijo y sobre el que emitió su opinión en un mensaje, que posteriormente compartió por whatsapp, ha derivado en una polémica por la que ayer tuvo que "pedir disculpas". "En nombre propio y de la organización agraria a la que representa", Medina se disculpó en un comunicado por las declaraciones contenidas en el mensaje de audio y que, como aclaró, fueron realizadas "en un momento de acaloramiento, en el que estaba muy nervioso por lo que le había ocurrido a mi hijo".

En el comunicado, también reconoce que "nunca debí hacer esas declaraciones, porque además no pienso así en modo alguno", afirmación que sustenta en que "mi trayectoria profesional así lo demuestra; he tenido inmigrantes sentados a mi mesa y les he buscado trabajo para que no los deportaran y soy socio de Médicos sin fronteras". Por último, subrayó que "siento profundamente el daño que estas declaraciones han hecho a la organización de la que soy presidente", Asaja Zamora, a la vez que matizó que "es evidente que, como agricultor y representante de agricultores, no puedo sino tener palabras de agradecimiento a la labor que los inmigrantes hacen en nuestras explotaciones, sin cuya ayuda nuestro trabajo sería mucho más complicado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook