El Puente de Hierro sufre destrozos por su parte más débil, los cristales

Las tablas de la zona peatonal sobre el Duero resbalan con las lluvias y las heladas l Los miradores están oxidados y presentan pintadas

03.11.2015 | 22:42
El Puente de Hierro sufre destrozos por su parte más débil, los cristales

Cuarenta cristales rotos, pintadas en los miradores, clavos levantados y óxido en cada esquina. Ese es el estado actual de la pasarela del Puente de Hierro, una infraestructura que ve cómo pasan los años sin recibir un necesario lavado de cara. La llegada del otoño y las primeras lluvias ha vuelto a poner en alerta a los vecinos de Zamora que cada día cruzan sobre el Duero desde o hacia el barrio de Pinilla: las tablas resbalan. Un problema que surgió a los pocos meses de estrenar este paso hace más de quince años. Desde entonces, nada ha intentado resolver los problemas de esta cobertura hacia la zona sur de la capital.

La cifra es demoledora: uno de cada cuatro cristales del Puente de Hierro está roto o resquebrajado. La estructura diseñada en el año 1999, que cuenta con más de 130 paneles de vidrio, mantiene 40 de ellos en mal estado fruto del vandalismo. Se observan en la zona cómo la gran mayoría de estos cristales deteriorados aparecen a cada orilla del puente, lo que hace pensar que es más fruto de las pedradas que de los accidentes fortuitos.

Los cristales rotos, no obstante, no son el único síntoma de dejadez en la pasarela sobre el río Duero. Las pintadas se suceden en los diferentes tramos del Puente de Hierro hasta llegar a contarse por decenas. Un desagradable espectáculo visual que se alterna con el color del óxido que, con el paso de los años, más de quince, ha ido apareciendo en diferentes zonas de la infraestructura.

Aunque lo más peligroso, apuntan los vecinos, es el estado del firme. Ese entarimado de madera que nunca ha sido del agrado de los miles de vecinos que día tras día han de cruzar por este paseo sin estar del todo tranquilos. Y es que, en esta zona, el sonido del Duero en su camino hacia Portugal se mezcla con el de los tablones sueltos que chirrían a cada paso de los viandantes. Fruto, dicen desde el barrio de Pinilla, de que nunca estuvieron bien puestos desde el inicio. Una situación que se agrava en tiempos de lluvia y heladas. Una auténtica lotería para quien por allí transita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine